cargando

En twitter:

Diario de un reportero
Sábado 12 octubre, 2019

El poder es efímero

Javier Duarte, preso
•Fidel, en silla de ruedas
•Yunes, tentando al diablo


DOMINGO
El poder político es efímero



El poder político es efímero. Si acaso, dura 6 años como gobernador y presidente de la república, y 4 años como presidentes municipales. 3 como diputados. Y con frecuencia, el desenlace es terrible.
Por ejemplo, luego de casi doce años encaramado en el poder, SEFIPLAN, Congreso federal y jefe del Poder Ejecutivo, Javier Duarte terminó preso en el Reclusorio Norte de la Ciudad de México.Fidel Herrera Beltrán, desde Luis Echeverría Alvarez en el trono imperial y faraónico, está en silla de ruedas con problemas neurálgicos.
Miguel Alemán Velasco, dice el politólogo Carlos Ronzón Verónica, está quebrado con Interjet. Le faltó capacidad económica para comprar las estaciones de radio de Televisa pues los bancos le negaron el crédito.
Patricio Chirinos Calero vive en la justa medianía y quizá el que más disfruta del poder, retirado de la política.

Luis Velázquez

Y Miguel Ángel Yunes Linares, tentando al diablo, paseándose en short deportivo en el bulevar Ávila Camacho, provocando al góber de MORENA.
Dante Delgado sería el ex gobernador con mejor karma, pues luego de su estancia penitenciaria formó su partido político, ha sido dos veces senador de la república y con el Movimiento Ciudadano ya ganó una gubernatura, en Jalisco.

LUNES
Mirarse en el espejo ajeno

Todos ellos tuvieron poder y lo ejercieron al máximo.
Dinero público a su servicio. Policías, a su servicio. Poderes Legislativo y Judicial, a su servicio. Cárceles, a su servicio. Medios, a su servicio. Y hasta elites eclesiásticas y empresariales, a su servicio.
Y en el viaje sexenal se hicieron ricos. En el camino coleccionaron cuentas bancarias, casas, mansiones, edificios, terrenos, ranchos, ganado, automóviles, aviones, yates, joyas, pinturas, viajes por el mundo, y barbies, las mieles del poder en su más fina y exquisita sensación.
En algunos casos, igual que Pedro Páramo en su hacienda rulfiana, ejercieron el llamado “derecho de pernada”, y tuvieron aventuras con solteras, casadas, esposas de funcionarios, divorciadas y viudas.
Un mundo inusitado de poder y con poder pero que se resume “en la flor de un día”.
El poder público llegó a su fin su tiempo constitucional y varios de ellos quedaron y están en la desgracia.
Un espejo donde los Morenistas instalados en el palacio principal de Xalapa han de mirarse dice el profe Ronzón, ahora cuando están encaramados en el poder total y absoluto.

MARTES
En lo más alto del poder y cayó…

Bastaría referir el caso de Leslie Garibo, renunciada a la Contraloría, donde luego luego, inmoló su nombre, prestigio y crédito por el gobierno de Veracruz, sacó la guillotina y festinó las denuncias penales en contra de la yunicidad por más de 5 mil millones de pesos y que todavía, oh paradoja, “duermen, o parecen dormir, el sueño de los justos”.
Unos cuantos meses estuvo la Garibo en lo más alto del poder. Y cayó. Y de igual manera como nunca Javier Duarte informó de los 85 funcionarios que despidió y removió y enrocó, tampoco el góber de MORENA rindió cuentas sobre el cambio de Leslie.
Y de pronto, como para justificarse, que le darían un cargo federal. Que sería candidata a un cargo estatal.
Por lo pronto, en la opacidad. En el retiro involuntario.
Entonces, de nada le sirvió el poder efímero. “Flor de un día”. Sabrá el chamán si en el fondo habría un ajuste de cuentas entre las elites políticas. Y acaso ella cometió un agravio contra el jefe máximo y/o uno de los apóstoles del jefe.
Se fue o la fueron y nadie ya se acuerda de ella…

MIÉRCOLES
Saben robar, no saben trabajar

Los políticos de cada dinastía y generación disfrutan el poder y pronto, antes de que el gallito cante 3 veces, aprenden a robar y aprenden a mentir y en algunos casos aprenden a matar.
Y roban y roban y roban, sin que nadie aseste un manotazo, pues, y por lo regular, los jefes máximos tienen embarradas las manos y la conciencia y la razón.
Pero…, pero, bueno saben robar, pero no saben trabajar, digamos, en la iniciativa privada, en una chamba donde todos los días, igual que los millones de trabajadores, chequen el reloj de entrada y salida y cumplan una jornada laboral de 8 horas.
Y es que trepados “en los cuernos de la luna” nunca han trabajado. Y las cosas les han sido fáciles.
Bastaría mirar alrededor para ver como los llamados “Siervos de la Nación” entran al café con la chamarrita y la leyenda de MORENA en la espalda mirando a los demás como perdona-vidas, de arriba para abajo, los mesiánicos.
Así, su destino está fuera de duda. Pronto caerán en la desgracia económica y social.

JUEVES
Cacería política

Muchos políticos de Veracruz, igual que el resto del país, tienen sus mansiones en fraccionamientos de lujo y sus ranchos y sus caballos y rara, extraordinaria ocasión, los disfrutan.
En su tiempo sexenal acumularon tanto poder que ni siquiera, vaya, lo cuantificaron, y si terminaron presos en el Reclusorio Norte, entonces, satanizados, solo les queda “lavarse las manos” y purificarse y gritonear que la esposa y los hijos viven al día.
Otros políticos ahorraron y ahora desempleados utilizaron sus fondos, pero tarde o temprano el dinerito se acaba, y entonces, si bien le va, a vender propiedades porque las puertas oficiales están cerradas.
Y lo peor, en muchos casos, quedaron satanizados, enlodados, bajo sospecha, y son mal vistos.
Por eso, la enseñanza bíblica jamás ha de olvidarse. El poder es efímero. Y en el viaje sexenal solo queda, primero, una vida lo más impecable posible, y segundo, ahorrar para el futuro, futuro que a veces es presente, y tercero, hacer amigos, y amigos “a prueba de bomba”.
La cacería política la describe un priista con la siguiente frase: En política “eres amigo… hasta que pides un favor”.

VIERNES
La vida da muchas vueltas…

Ningún político, como tampoco ningún ser humana, “escarmienta en cabeza ajena, más que en cabeza propia”.
Desde Porfirio Díaz, con tanta corrupción durante 33 años, tiempo de su dictadura que lo llevara al destierro y el exilio, miles de libros están publicados sobre “la ordeña de la vaca” pública, y sin embargo, y desde entonces, todas las elites políticas “han metido la mano al cajón”.
Y seguirán.
Pocos, excepcionales políticos han aprendido la lección de la historia de que el poder pronto se acaba y si los sucesores son trogloditas y ajustan cuentas, entonces, sobrevendrá inevitable cacería humana.
Así con Miguel Ángel Yunes con los duartistas. Y Patricio Chirinos Calero con Dante Delgado, Porfirio Serrano y Gerardo Poo Ulibarri. Y Agustín Acosta Lagunes con José Luis Lobato Campos, Q.E.P.D.
Y tal cual se repite ahora con la cúpula de MORENA trepada en el poder sexenal en Veracruz.
El resplandor del poder dura un tiempecito breve en la vida de un ser humano, pero el descrédito y el desprestigio suelen durar el resto de la vida, y más considerando que el tiempo de la vejez es muy largo y extenuante y lleno de espinas y cardos.


1 comentario(s)

Eleazar Guerrero Pérez 13 Oct, 2019 - 17:49
Por quien lo dices...en Morena somos trasparentes.

Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.