cargando

En twitter:

Expediente 2023
Miércoles 08 marzo, 2023

Campeón mundial en obesidad

Gracias a las picadas, gordas, tacos, tortas, tlayudas, garnachas, tortillas, panes, panecillos, chocolatitos y refrescos, y claro, gracias a la vida sedentaria, México, el país, la república amorosa y humanística, “le pegó al gordo”.
Quinto lugar mundial en obesidad.

Luis Velázquez

Una tribu de Rotoplas.
Lo dijo Rius, el genial caricaturista del siglo pasado: “¡La panza es primero!”.
Antes, mucho antes, Chiapas, con tantos indígenas, el primer lugar mundial en el consumo de refrescos de cola; allí, en Tuxtla Gutiérrez, donde la actriz Isela Vega fue desnudada y únicamente dejada con las botas verdes que llevaba puestas en un festival de beneficencia para los damnificados del temblor cuando la raza, llena de voluptuosidad, se le fue encima.
En el mundo hay ochocientos millones de gordos.
Y en México, reveló la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición, alrededor de cincuenta millones.
Sobrepeso y obesidad.
El consumo extraordinario y mágico de comida chatarra con refrescos de cola.
Y, claro, claro, claro, la vida sedentaria.
Una señora dijo: “Mi hijo ama el deporte. Mira cada juego de fútbol tirado en la hamaca con una caja de cerveza a un lado. Para él solito”.
Una mujercita dijo: “Mi esposo no tiene panza, sino pancita”.
Las serenatas debajo del balcón y la ventana de la amada giran alrededor de una canción universal: “¡Gorda, gorda de mi vida, cuánto te quiero!”.
Lo peor: La Encuesta Nacional de Salud y Nutrición revela que la gordura sigue creciendo en el surco fértil.
Cada vez, más gordos.
Siete y medio personas de 20 años... son gordos.
Cuatro punto cuatro de cada diez adolescentes, gordos.
Cuatro de cada diez niños en edad escolar... gorditos.
Y aun cuando, dice la Encuesta, seis, casi siete, de cada diez mexicanos gorditos están preocupados por su salid (Notiver), le siguen metiendo “duro y tupido” a las picadas, gordas, tacos y tortas.
Incluso, pocos, excepcionales son quienes al pasar frente a un puesto de tacos callejeros resisten la tentación y siguen caminando.
La primera gran sorpresa de Hernán Cortés a su llegada a Yucatán y luego de desembarcar en las playas de Chalchihuecan fue descubrir tantos gorditos.
Por eso, quedó admirado con la belleza radiante de la Malinche.
Alta.
Delgada.
Bonita.
Guapa.
Atractiva.
De cara afilada.
Ojos grandes... y que, caray, su primer acto gastronómico para congraciarse con Cortés fue echarle tortillitas a mano con maíz blanco y en el comal encima del brasero y que tan sorpresas le parecieron.
La tortilla y los tacos y las picadas y las gordas fue la gran cultura de México a España.

MÉXICO EN LAS GRANDES LIGAS

Una.
Quinto lugar mundial en gordos.
Dos:
Chiapas, primer lugar mundial en consumo de refrescos de cola.
Tres:
Primer lugar nacional en el consumo de picadas, gordas, tacos y tortas.
Cuatro:
Con Joaquín Guzmán Loera, El Chapo, primer lugar mundial en narcos poderosos.
Cinco:
Gracias a las tribus políticas, primer lugar en el continente latinoamericano en corrupción política.
Seis:
En el campeonato mundial de la miseria, la pobreza, la jodidez, el desempleo, el subempleo, los miserables salarios de hambre y la migración.
Siete:
Uno de los primeros lugares continentales con tantos partidos políticos.
Ocho:
Las elites políticas, uno de los primeros lugares mundiales con discursos rolleros y choriceros.
Nueve:
Veracruz, el peor lugar nacional para el paso de migrantes de América Latina, ferozmente perseguidos por los polleros, los malos y los policías.
Diez:
La república, pródiga en recursos naturales habitada por gente jodida y con doscientas familias dueñas de más del sesenta por ciento de los recursos naturales.
Once:
El país, con Veracruz por delante, en los primeros lugares continentes con embarazos infantiles.
Doce:
México, campeón latinoamericano en el fuego cruzado entre malosos y policías.
Trece:
La nación, preferida por los migrantes de América Central y hasta de África, para tocar puertas y entrar a Estados Unidos.
Desde luego, las trece preseas anteriores honran, prestigian y enaltecen a la república que ni es amorosa ni es humanística, como dicen por ahí.
Pero el Gran Premio Nobel en Obesidad, compartido con otras cuatro naciones, está considerado por los nutriólogos, sociólogos y sicólogos, como el non plus ultra.
Lo máximo, como por ejemplo, el cacique gordo de Cempoala, a quien Octavio Paz y Lozano, Nobel de Literatura, cita en su poema, “El Cántaro Roto”.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.