cargando

En twitter:

Expediente 2023
Sábado 21 enero, 2023

“Se le fue la lengua”

El presidente del CDE del PRI Veracruz se está divirtiendo y pitorreando. Tuvo la ocurrencia de enlistar a sus aspirantes y suspirantes a la candidatura a gobernador para el sexenio 2024/2030. Y “se le fue la lengua”.
Por ejemplo, en el lado priista ensartó a las diputadas Anilú Ingram Vallines y Lorena Piñón, cuando, caray, algún día quizá, pero por ahora, ninguna posibilidad tienen.

Luis Velázquez

Tampoco ninguna posibilidad tiene el presidente municipal de Orizaba, el empresario tricolor, Juan Manuel Díez Franco, además de que él mismo ya se excluyó.
También encartó y en el lado panista a la senadora Indira Rosales San Román, cuando está igual que Ingram y Piñón, con todo y que la Senaduría suele tener fama como la antesala de la jefatura del Poder Ejecutivo, casos, entre otros, de Fidel Herrera Beltrán, Miguel Alemán Velasco, Rafael Murillo Vidal, Fernando López Arias y Manlio Fabio Altamirano, asesinado en el café Tacuba de la Ciudad de México delante de su esposa y cuando era gobernador electo.
Se ignora si el presidente del derrotado partido tricolor buscó las candilejas para hacerse presente.
Quizá un reality-show al mejor estilo marlonesco, sintiéndose protagónico y el descubridor “del agua tibia”.
Acaso para divertirse y romper con la monotonía de la 4T, como suelen, dice la leyenda, pitorrearse los enanos.
Por alguna razón (ignorada, por ahora) le faltó la listita de la caballada de MORENA.
Y también la caballada del Movimiento Ciudadano.
El reality-show del CDE del PRI bien puede considerarse una vacilada.
Quizá también la inteligencia incandescente del presidente quien estaría mirando lejos y sin brújula de cristal ni consultando a los chamanes de los Llanos de Sotavento y/o de Los Tuxtlas, intuyendo sorpresas para el 2024.
Y encartó a Ingram, Indira, Piñón y Díez Franco.
Acaso para endulzarles el oído.
Y glorificarlos.
Pero... dada la fuerza descomunal de MORENA y la 4T, dueños y jefes máximos del aparato gubernamental...
Y dada la mirada obradorista en Veracruz...
Incluso, con todo y los errores del góber salsero, huapanguero y danzonero (los feminicidios y la inseguridad y la impunidad, más todavía)...
La oposición necesita, primero, una gran figura política, social y moral como candidato...
Y segundo, un frente común sólido y fuerte, sin raspaduras, celos ni recelos, intrigas y puñaladas traidoras y traperas.
De lo contrario, la oposición hará de nuevo el ridículo en las urnas como en el año 2018 cuando el PRI, por ejemplo, perdiera todas las diputaciones locales y de las federales únicamente ganara una sola, en el distrito de Coatepec, con José Yunes Zorrilla como nominado.
Además, claro, de perder la gubernatura, y por segunda edición.
Por eso, la listita del CDE del tricolor es una vacilada redonda.
El presidente, intentando pasarse de listo y jugueteando.
Y, bueno, si desea quedar bien, digamos, con Anilú Ingram y Lorena Piñón, que las proyecte, ajá, para la candidatura al Senado, quizá el lugar y el espacio adecuado.
De hecho y derecho, incidió en la misma enfermedad política de MORENA donde candidatean al secretario General de Gobierno, Éric Cisneros Burgos, y de Educación, Zenyazen Escobar, para la gubernatura y lo que a todas luces significa otra “tomadura de pelo”.
Con todo y que a cada rato cuando es citado en palacio federal, Cuitláhuac García se lleve de dama de compañía a Cisneros Burgos, quizá, claro, para muestrearlo.
Todo, pues, a su tiempo, pues ni modo de atragantarse con la fruta verde.
Además, la vida es el arte de saber esperar y saber esperar como escribiera León Felipe, con estrategia y frialdad “para llegar todos juntos y a tiempo”.

SORPRESAS QUE DARÍA LA VIDA...

Faltan, faltarían, unos trece, catorce meses, para el destape formal de los candidatos a gobernador.
Y desatada la pasión sucesoria, igual, igualito, que la sucesión presidencial, la mitad de los políticos y casi la otra mitad juegan a la adivinanza.
Lo decía Javier Duarte: La especulación es el deporte favorito de Veracruz y de cara al Golfo de México, considerando que el mar suele volver muy chismocita a la gente.
Entonces, el CDE del PRI lanzó sus quinielas apostando al mayor número, digamos, y por las dudas.
Todo mundo creyó que con la bendición del gobernador Rafael Murillo Vidal y del presidente Luis Echeverría Álvarez, nadie tumbaría a Manuel Carbonell de la Hoz, subsecretario de Gobierno, de la silla del palacio principal de Xalapa, y lo tumbó Jesús Reyes Heroles como presidente del CEN del PRI.
Todo mundo creía, estaba seguro, que Juan Maldonado Pereda, secretario de Educación, se convertiría en el sucesor de Miguel Alemán Velasco y lo tumbó Fidel Herrera Beltrán.
Ninguna existía que Ranulfo Márquez sucedería en la silla a Fidel Herrera, su hermano putativo, y lo destronó Javier Duarte.
Jorge Carvallo Delfín, con Marlon Ramírez, estaban ciertísimos de que Duarte inclinaría la balanza por Carvallo pero Héctor Yunes Landa fue el ganón para la candidatura.
Entonces, y como aplicara el CDE del PRI, nada más recomendable que extender el abanico y esperar programas.
¡Vaya a ser, por ejemplo, que el senador Miguel Ángel Osorio Chong se imponga y allane el camino a la diputada Anilú Ingram para quedarse con la sucesión!
Y en una de esas, los escenarios se compliquen en el PAN y la senadora Indira Rosales San Román sea elegida.
El CDE del PRI, moviendo las fichas de acuerdo con su entender, vivencias, experiencias e intereses.

POLÍTICAS EXHIBIDAS

Claro, el CDE del PRI quizá mira, advierte, siente y presiente lo que para el común de los mortales parece, es, resulta invadvertido.
Pero al mismo tiempo, exhibe al cuarteto de políticos en su listita, a saber, Indira, Anilú, Piñón y Diez Franco.
Y el cuarteto habría de exclamar “¡No me defiendas, compadrito!”.
Se insiste: algún día, quizá, “con el tiempo y un ganchito”, el trío de mujeres políticas crecerían más y podrían dar el ancho y competir con dignidad.
Elizabeth Morales soñó y no pudo.
Carolina Gudiño Corro intentó y tampoco pudo.
Antes, en el siglo pasado, Lilia Berthely, Irma Cué y Gloria Sánchez fallaron en la cometida.
Rosa Luz Alegría, poderosa secretaría de Turismo, pudo en el sexenio de José López Portillo pero aclaró paradas en tiempo y forma cuando revelara que, en efecto, había nacido en Xalapa, pero por un accidente de la vida, pero era defeña de corazón.
Y dada la competitividad tan fuerte y poderosa que por ahora proyecta a la secretaria de Energía, Rocío Norma Nahle, como posible abanderada de MORENA y más de AMLO, el trío se expondría a una derrota inminente.
Es la hora, entonces, caray, de la serenidad, la prudencia, la cordura y las neuronas y el corazón frío.
Más, mucho más importante que un destape “acelerado” de tal magnitud pulir y volver a pulir la estrategia con un candidato de primera que con la sola finta como los caballos de carrera en el Hipódromo de Las Américas se perciba y olfatee su fuerza telúrica política, social y electoral.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.