cargando

En twitter:

Expediente 2023
Viernes 20 enero, 2023

Narcos en MORENA

Premisa uno:
Hace montón de semanas estalló la tercera guerra mundial en Sayula de Alemán.
La presidenta municipal, y de MORENA, en contra del síndico y los regidores, la mayor parte, de MORENA.
El partido de la purificación moral y la honestidad valiente.
Premisa dos:
El pleitito personal brincó al palenque público.

Luis Velázquez

Unos y otros, acusándose, denunciándose en la cancha política, social y mediática.
Un señalamiento era el vaso comunicante, el eje rector, el siguiente:
Las partes, revelando amistades peligrosas de todos con un cartel de la delincuencia organizada y/o común.
Y todos, caray, de MORENA.
Premisa tres:
Llegó el día cuando la alcaldesa aseguró que los malos tenían secuestrado a su hijo.
En contraparte, los otros decían que era una falacia, una mentira burda.
Premisa cuatro:
Llegó el momento cuando los ediles tomaron el palacio.
Entonces, llegó la Guardia Nacional que para poner orden.
Premisa cinco:
Tsunami político y social derivó en tsunami económico.
Por ejemplo, los burócratas tomaron el palacio inconformes, molestos, irritados con la quincena atrasada.
Y lo peor, sin que les cubrieran el aguinaldo, anexos y conexos.
Así, de pronto, un Grupo de Choque entró al quite y desalojó.
La alcaldesa pidió una palangana con agua limpia y jabón para “lavarse las manos”.
Yo no fui, gritoneó en la cancha.
Premisa seis:
Nunca, todo indica, la LXVI Legislatura, como autoridad máximo, pacificó.
Y si lo intentó, como luego precisara el diputado Juan Javier Gómez Cazarín (ajajá), simplemente, fracasaron.
Fracasaron como operadores políticos convocando a la concordia y la relación institucional.
Premisa siete:
Así, el góber habló de que en Sayula hay un narcomunicipio.
Pero… sin aportar pruebas.
Y más de un mes después de que el conflicto creció.
Mejor dicho, lo dejaran crecer ante el desdén, la indiferencia, el menosprecio y el desprecio (quizá fuego artificial y elemento distractor) del secretario General de Gobierno, encargado de la política—política.
Y del Congreso local.
Y de la Comisión de Vigilancia del Congreso.
Premisa ocho:
Tal cual, el secretario General de Gobierno “lanzó su espada en prenda” para insistir en la tesis del góber de un narcomunicipio.
Por ejemplo, aseguró que tanto la presidenta municipal como los ediles pactaron con narcos.
Y luego del pacto, rompieron los acuerdos.
Y los malos se irritaron.
Están irritados.
En nombre de la 4T, más de un mes después, Éric Cisneros “le hace al monje loco”, quizá porque le gusten las telenovelas.
Anunció y enunció, por ejemplo, que pronto, pronto, pronto, “antes de que el gallito bíblico cante tres ocasiones, dará a conocer los detalles del narcomunicipio en Sayula.
Caray, ¡vaya estilo de ejercer el poder y gobernar de la 4T!

DEJARON PASAR MUCHO TIEMPO...

De entrada, ninguna razón de peso y con peso existe para haber dejado tiempo y espacio y salir ahora “con que a Chuchita la bolsearon”.
Más cuando el aparato gubernamental tiene todos los instrumentos para investigar “rápido, veloz y raudo”.
Más cuando los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial tienen de su lado la fuerza omnímoda suficiente para proceder y apretar tuercas.
Más cuando desde tiempo inmemorial de la 4T el góber obradorista ha pasado gritoneando que en el sur de Veracruz hay varios narco municipios..., pero sin aportar pruebas concretas y específicas.
Puro güiri güiri, como si la palabra del señor gobernador fuera suficiente.
Desde luego, ninguna novedad “bajo el sol”.
Tiempo inmemorial hace la versión de que los carteles y cartelitos, sicarios y pistoleros, malosos y malandros, están adueñados de la vida política.
Bastaría referir el modelo político de Genaro García Luna, el súper policía de Vicente Fox Quesada y más de Felipe Calderón Hinojosa, y sus ligas con los malos.
La versión de que varios carteles operaron la elección presidencial del año 2018 a favor de MORENA.
Varias entidades federativas del país, desde Sinaloa hasta el centro de la república pasando por Tamaulipas, sometidas por los narcos.
En el caso de Sayula, pareciera, sin embargo, que la autoridad estatal “dejó pasar” mucho tiempo para que el secretario de Gobierno anunciara que, en efecto, hay, parece existir, un narco/municipio y apenas, apenitas, decidieron “entrar al toro por los cuernos”.
Con todo, Sayula como Ayuntamiento bajo sospecha en el resto del Estado jarocho con doscientas once demarcaciones más.
Y, bueno, si es cierto como suele afirmar y cacarear la 4T que más presidentes municipales tienen malas amistades es, sería, el momento estelar para sacudirse tales influencias.
Así sean, incluso, de MORENA como el caso de Sayula, pues ni modo que todas las tribus guinda sean ángeles de la pureza y modelos universales de la purificación moral y la honestidad valiente.
Judas, por ejemplo, fue apóstol de Jesús y lo traicionó por treinta monedas que así puso precio al Hijo de Dios.
La madre Eva y el padre Adán tuvieron cinco hijos, de los cuales, dos, Caín y Abel, entraron a la historia bíblica a partir de que Caín mató a Abel por tanta envidia y celos que le tenía.
Además, “frijolitos” siempre existen en el arroz.
Fue, es, sería, todavía más, cuando con tal de ganar en las urnas MORENA abrió las puertas “a tirios y troyanos” y “se colaron” políticos y militantes de dudosa procedencia.
En la viña del Señor (“Amaos los unos a los otros”) reza el dicho bíblico hay de todo.
En Sayula, alcaldes y ediles pactaron con los narcos y los traicionaron dice el secretario General de Gobierno.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.