cargando

En twitter:

Expediente 2023
Sábado 26 noviembre, 2022

Desencanto social

El señor Cuitláhuac García Jiménez (cuatro años en el mando que cumplirá el miércoles de la semana entrante) prometió “hacha, calabaza y miel” a los ciudadanos de a pie, seis millones de habitantes de Veracruz en la miseria, la pobreza y la jodidez de acuerdo con el INEGI.
Prometió acabar con la corrupción... en un Veracruz donde el secretario General de Gobierno y el director de Tránsito han sido acusados de corrupción y hasta por un par de diputados locales, Magdaleno Rosales Torres y Eusebia Cortés Pérez, ambos de MORENA.

Luis Velázquez

Prometió acabar, y en dos años, con la violencia... en un Veracruz en el ranking nacional del tiradero de cadáveres (caray, un cadáver flotando en los Lagos de Xalapa, la capital) y de feminicidios y secuestros y extorsiones.
Prometió “acabar con el estancamiento económico”... cuando la secretaría de Trabajo y Previsión Social federal y el Seguro Social a cada ratito lo exhiben con su incapacidad para recuperar los treinta mil empleos perdidos en los dos años del COVID, en tanto otros gobernadores se han aplicado en la tarea económica.
“Prometió reducir la pobreza y la desigualdad”... en un Veracruz donde la migración a Estados Unidos y Canadá y hasta en otras entidades federativas alcanza decibeles inusitados, huyendo todos de la jodidez en que viven “atrapados y sin salida” en la miseria.
Cuatro años después, la pobreza y la miseria han aumentado.
La economía está parada, estancada, frenada.
“Las masacres entre grupos criminales se han vuelto rutina” cuando el góber gusta de cacarear, y a cada rato, quizá para oírse él mismo, que “nunca permitirá los ajustes de cuentas” entre los carteles y cartelitos, porque por encima de todo está el “Amaos los unos a los otros”.
De hecho y derecho, y más allá, ajá, de los Pueblos Mágicos que siguen creciendo y los tianguis de higos y mangos y los festivales de picadas, gordas y garnachas y la competencia de globitos en varios pueblos, el sexenio de la 4T en Veracruz es, ya, ya, ya, “un sexenio sin crecimiento”. (Jorge Germán Castañeda, Nexos junio 2022)
La 4T con su cuota de sangre, desempleo, subempleo, salarios de hambre, tiradero de cadáveres, feminicidios y fosas clandestinas, entre otras linduras.
Y de ñapa, igual que en los tiempos priistas y panista, la venta burda, ramplona, barata, demagógica y populista de esperanzas.
Simplemente, no pudo.
El principio de Peter avasalló a las tribus guinda en el poder estatal.
Talento y experiencia, formación política y social, vivencias, imaginación, todo se estrelló en la realidad avasallante.
Una cosita es andar puebleando y despotricando contra los antecesores, y otra, mil, dos mil, tres años luz de distancia, ejercer el poder y gobernar para que la mayoría poblacional enaltezca y dignifique su calidad de vida.
Cada vez que un ciudadano es secuestrado en Veracruz...
Una mujer más asesinada...
Un negocio, un comercio, asaltado...
Un habitante migra a Estados Unidos soñando con un empleo digno y pagado con justicia laboral...
Y los días transcurren sin enseñar a leer y escribir a uno de los 550 (quinientos cincuenta) mil analfabetas...
Y cada vez que una persona desempleada se suicida en la desesperación e impotencia de encontrar un trabajo y un trabajo digno...
Etcétera...
Significa el total y absoluto fracaso de la 4T en Veracruz.
Digan lo que digan los secretarios del gabinete legal y ampliado en la comparecencia legislativa.

DESPERDICIAR EL TALENTO, LO PEOR DE LA VIDA

Lástima del góber y su generación política.
Todo, absolutamente todo, ha tenido para estar, ser y trascender.
Por ejemplo:
Uno. La confianza total y absoluta del presidente de la república.
Dos. El apoyo de los secretarios de Estado. Y del gabinete federal ampliado.
Tres. La mayoría de MORENA en el Congreso de la Unión y en el Congreso local.
Cuatro. La carta abierta para solicitar más y más créditos bancarios.
Cinco. El respaldo de las fuerzas armadas con la Guardia Nacional para construir la paz, ajá.
Seis. La química con la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, de quien ha sido creada y recreada la percepción de ser la favorita de AMLO para la sucesión.
Siete. La alianza de los gobernadores vecinos de Veracruz para proyectos comunes.
Ocho. El incienso, loas y alabanzas del presidente de la república expresadas desde “La mañanera”.
Nueve. El sometimiento de las tribus políticas de MORENA en Veracruz.
Diez. El buen fario como bailador de salsa, huapango y danzón.
Once. El subejercicio para congraciarse con el Poder Federal sin incendiar la pradera opositora en Veracruz de una manera sistemática, dura y ruda.
Doce. Con todo y el tiradero de cadáveres y feminicidios, secuestros, extorsiones y fosas clandestinas y las protestas de familiares y los Colectivos, integrados con hijos y parientes, secuestrados y desaparecidos, continúa adueñado de la silla embrujada del palacio de gobierno.
Y en contraparte, seis de los ocho millones de habitantes de Veracruz en la miseria, la pobreza y la jodidez.
Y lo peor, viviendo cada día en el rincón más arrinconado del infierno con tanta incertidumbre y zozobra.
Lo dice Robert De Niro en una película: “Lo peor de la vida es desperdiciar el talento y la inteligencia”.
En todo caso, nadie se equivocaría asegurando que a Cuitláhuac le vale el destino social y la grandeza de Veracruz.
Nunca ha estado en su ánimo, emoción social ni interés.
Con todo y que para estudiar, ajá, un posgrado en Alemania fue becado por el gobernador Fidel Herrera Beltrán según versiones.
El desencanto social.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.