cargando

En twitter:

Escenarios
Sábado 19 noviembre, 2022

Egresados universitarios

•$6 mil de sueldo mensual
•Sólo resta migrar a E.U.

UNO. Más carga laboral juvenil

En un semestre, una nueva generación de egresados de las universidades públicas y privadas habrá terminado la carrera.
Unos, pensarán en la posibilidad de cursar una maestría, pues está probado y comprobado que la licenciatura resulta insuficiente

Luis Velázquez

en un mundo tan ferozmente competitivo.
Otros buscarán alternar la maestría con un trabajo de tiempo completo o medio tiempo, para en todo caso cursarla los fines de semana.
Muchos más enfrentarán la disyuntiva iniciada veinte años anteriores cargando la mochila al hombro desde la escuela primaria, listos para el mundo laboral.
Y ahí se toparán con el peor de los mundos.

DOS. 6 mil pesos mensuales

Un egresado de una universidad privada fue invitado a una charla, conferencia, tertulia, en su facultad.
Habló maravillas de su trabajo en cada jornada laboral. Un ambiente aceptable con los compañeros. Una mejor relación empática.
De pronto, un chico levantó la mano para preguntar cuánto ganaba.
--Seis mil pesos, dijo el conferenciante.
--Seis mil… ¿a la semana?
--Seis mil… al mes.
Todos, claro, quedaron atónitos, pasmados, perplejos, asombrados.

TRES. Migrar a E.U.

Es el mal fario, la peor química, los astros acomodados en contra de la mayoría de los egresados de una licenciatura.
Los pichurrientos salarios de hambre.
Por eso, muchos egresados acarician la posibilidad de agarrar camino hacia otras latitudes geográficas del mundo, empezando por Estados Unidos confiando en un mundo mejor.
Más, si hablan y dominan el idioma inglés.
Y si tienen familiares en el país vecino, allí donde treinta millones de mexicanos andan como migrantes, un millón de los cuales son originarios de Veracruz.

CUATRO. Cambiar para seguir peor

Una cosita es la promesa del presidente de la república amorosa, AMLO, de cabildear con los empresarios para un reajuste salarial, y otra, mil, dos mil, tres mil años luz de distancia, buscar un cambio radical del sistema económico, social y político dominante.
Claro, desde el año 1929, cuando el partido político abuelito del PRI fue creado, el PNR, Partido Nacional Revolucionario, hasta el año dos mil, con la derrota tricolor por el panista Vicente Fox Quesada, el tricolor nunca se ocupó de un cambio en el sistema económico, y por eso mismo, de sexenio en sexenio, los salarios mínimos se convirtieron en los más jodidos del mundo.
La misma actitud se reprodujo con Vicente Fox y Felipe Calderón Hinojosa, y ni se diga con Enrique Peña Nieto, y en los cuatro años que van del obradorismo.
La ley de Lampedusa en su más alto decibel. Cambiar, ajá, para seguir peor.

CINCO. Salarios de hambre

Una parte de los universitarios recién egresados pueden encontrar empleo.
Cierto. Pero con salarios de hambre.
Además, sin las prestaciones económicas, médicas y sociales establecidas en la Ley Federal del Trabajo.
Y de ñapa, con la explotación inicua de la que tanto hablaron Carlos Marx y Federico Engels.

SEIS. La misma cantaleta

Primero, pobre naces, pobre vives y pobre mueres.
Segundo, mientras los trabajadores son hundidos en el peor de los mundos laborales, las ganancias para los ricos y magnates y millonarios, dueños del poder económico, se multiplican.
Tercero, y como dice un padre de familia, hay ricos “grosera y asquerosamente ricos”.
Durante los años priistas y panistas, todos ellos se enriquecieron mucho más porque el presidente de la república en turno les perdonaba hasta el pago de impuestos millonarios.
Ahora, con AMLO, muchos están cubriendo impuestos atrasados.
Pero con todo y obradorismo y “el socialismo con rostro humano”, la estructura del poder económico que tanto beneficia a los ricos sigue intocada.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.