cargando

En twitter:

Expediente 2022
Jueves 17 noviembre, 2022

Malos se recrudecen

Los malos se recrudecen en Veracruz. Cada vez multiplican el terror y el horror. El miedo a vivir en el Estado jarocho. Por ejemplo, el 14 de noviembre, asesinaron a un comensal en una taquería.
Apenas, apenitas, llegaron a la puerta de la taquería “El patrón”, en el poblado de Palmilla, municipio de Tlapacoyan, el lunes 14 de noviembre, y dispararon.

Luis Velázquez

A balazos lo ejecutaron. Luego, escaparon en una moto, la moto emblemática y simbólica que suelen utilizar desde hace ratito para escabullirse en medio de las calles y avenidas y los automóviles y brincarse el semáforo rojo.
Fue entre las 8:30 y las 9 de la noche.
El muchacho, de identidad desconocida, quedó tendido y sin vida entre las mesas.
Lo mataron delante de los otros comensales.
Y de los trabajadores de la taquería.
Y del dueño del establecimiento.
Un viento huracanado de terror y pánico sopla de norte a sur y de este a oeste de Veracruz.
Cadáveres colgados de puentes y árboles.
Cadáveres flotando en los ríos y lagunas aguas abajo y hasta en el Golfo de México.
Cadáveres con narcomensajes a orillas de carreteras y caminos.
Y en el fondo de pozos artesianos de agua dados de baja.
Cabezas decapitadas abandonadas en el centro de una discoteca y sobre las mesas de un bar, una cantina, una discoteca, un antro.
Niñas y chicas secuestradas incluso en el interior de la disco y desaparecidas y asesinadas.
Ancianas ejecutadas únicamente para robarles en su casa.
Antes, mucho antes, los ajustes de cuentas eran entre los sicarios y pistoleros de las narco/bandas.
Ahora, la población civil es la víctima.
Claro, una estrategia efectiva y eficiente para incrementar el terror en la población y en abierto desafío al llamado Estado de Derecho, aquel que en la Teoría del Estado garantiza la seguridad en la vida y en los bienes en el diario vivir, sea de día, sea de noche.
Los carteles y carteles ya midieron “el agua a los tamales” y saben que aquí, “en la noche tibia y callada” ellos marcan la agenda setting y las juntas de la Comisión de la Paz únicamente los siguen a ellos.
La policía suele llegar, pero ni modo, a destiempo, y luego, ajá, el boletín oficial cacarea que están investigando, que ya tienen pistas, huellas, rastros, que lograron el retrato hablado, que pronto serán detenidos, incluso, aprehendidos hasta los asesinos intelectuales y, claro, los físicos.
Puras balandronadas.
Balandronada máxima decir, por ejemplo, que el índice violento va hacia la baja y en caída libre.
Balandronada gritonear que como gobernador “no permitiré los ajustes de cuentas”.
Balandronada eludir la estadística de la muerte de la población civil.
Veracruz, bicampeón nacional en feminicidios.
Y campeón nacional en secuestros.
Y extorsiones.
Caray, un chico ejecutado en una taquería.
Y lo peor entre lo peor, delante de los comensales.
Los agresores se perdieron tan campantes en la noche salvaje de Tlapacoyan.

MALOSOS PONEN “SABOR AL CALDO”

Con todo, los malosos rompen la monotonía de los días y las noches.
Digamos, y como reza el dicho, “le ponen sabor al caldo”.
Así, una aventura mágica y fantástica irse a comer tacos a una taquería modesta y sencilla con la bilirrubina al máximo por si acaso, digamos, se diera un asalto.
De ñapa, claro, atragantarse con el taco al ver a uno que otro maloso con la pistola en la mano apuntando y encañonando.
Y levantar las manos y dejar que se lleven los celulares, las cadenas, los relojes, los anillos y la cartera.
Y con la adrenalina a mil por hora con la incertidumbre de si un tiro se les irá y matarán a un comensal.
Nada, entonces, como habituase a vivir en medio de asaltos, secuestros, desapariciones, asesinatos y fosas clandestinas.
Incluso, vivir en el día con día.
Si hoy se amanece vivo, un milagro.
Y si mañana también, súper milagro.
Y si pasado mañana de igual manera, ultra contra súper milagrazazazazazooo.
Y es que aun cuando Superman, acompañado de Batman y El Hombre-Araña, llegaran a Veracruz, “veinte y las malas” que los carteles y cartelitos los derrotarían.
Nadie cree, pero en el pueblo andan diciendo que los malosos asaltantes de la taquería “El Patrón” de Tlapacoyan pidieron varios órdenes de tacos para llevar.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.