cargando

En twitter:

Escenarios
Miércoles 16 noviembre, 2022

La vida patas arriba…

•Todos contra todos
•Emboscadas humanas

UNO. La utopía fracasó

Muchos años después, y más allá de la filosofía social y religiosa de “Amaos los unos a los otros” y “el socialismo con rostro humano”...
Y más allá del sueño utópico de la sociedad fraterna, la sociedad humana, la sociedad decente, la sociedad solidaria

Luis Velázquez

Y más, mucho más allá, de la Comuna, el ideal socialista para alcanzar la igualdad total y absoluta…
La realidad es una sola, avasallante:
El mundo está poblado por mujeres y hombres que “no son hermanos, sino enemigos” (Roger Bartra, Mutaciones, autobiografía intelectual”).

DOS. Profetas… del desastre

Allá cada quien con sus ismos, desde cristianismo hasta socialismo, anexos, conexos y derivados.
Pero en los cinco continentes predomina la verdad histórica, la verdad universal, de que “el hombre es el lobo del hombre”.
Se mira y aprecia y percibe y valora, por ejemplo, desde el púlpito nacional de “La mañanera”.
Y se extiende y perpetúa en la relación humana.
El gran fracaso del catolicismo. Y el cristianismo. Y los evangélicos.
Pero también de los sueños locos de tantos profetas del nuevo mundo que en el camino dejaron millones y millones de muertos.

TRES. Emboscadas humanas

La discordia, por encima de la concordia, tanto en la relación política como en la relación personal.
La feroz lucha por quedarse con el cargo público del compañero de trabajo.
Calumnias, intrigas, difamaciones, díceres y chismes conspirando contra los demás ante el jefe y los jefes superiores.
Las emboscadas que suelen hacer quienes un día anterior juraron respeto y lealtad ciega a la amistad, el único patrimonio de los seres humanos.
Las traiciones y las zancadillas para quedarse con la pelota y lograr desde una parcela de poder hasta un aumento salarial, prebendas y canonjías.

CUATRO. El mundo patas arriba…

No hay sociedad justa. Menos, mucho menos, sociedad fraterna.
Incluso, tan de “patas arriba” está la sociedad y la vida que hasta los hermanos terminan asesinándose disputando la herencia.
Ni se diga cuando de por medio en la relación se atraviesa el acceso al poder político y que suele llevar al poder económico y social.
Por eso, todos quienes predican el “Amaos los unos a los otros” son, además de unos mesiánicos, unos farsantes.
Grandes estafadores. Y que por lo regular buscan seguir escalando en el poder con sentido patrimonialista para beneficiarse ellos.

CINCO. La vida es así…

El escritor Ricardo Garay, uno de los mejores cronistas periodísticos del siglo pasado, confesaba que siempre “se había agarrado a madrazo limpio con la vida”.
Y, claro, más que con la vida, con las tribus de políticos encumbrados y con las tribus académicas y amicales para estar, ser y trascender.
Y, bueno, cada quien sus experiencias, la vida es así, tal cual.
Ricardo Garibay la resumió en nueve palabras sabias y profundas.
Un segundo después de nacer, la lucha por la vida inicia y suele terminar un segundo antes de morir.

SEIS. La familia por encima de todo

Entonces, nada mejor que seguir empujando la carreta, aunque esté destartalada, pensando en la familia, así únicamente esté integrada, como aseguraba Agustín Silvestre Acosta Lagunes, por su esposa e hijos.
Claro, sin agraviar, vejar, atropellar, lastimar, ofender, avasallar con los derechos de los demás.
Y más, porque tarde o temprano la carga negativa se revierte.
Unas veces, en contra de uno mismo. Y otras, en contra de la esposa y los hijos.
Incluso, el mal fario, la mala vibra, suele alcanzar hasta a los nietos.
Siempre, desde luego, defendiendo a la familia como perro rabioso, el único patrimonio de las mujeres y los hombres.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.