cargando

En twitter:

Expediente 2022
Miércoles 21 septiembre, 2022

Ahued y Diez Francos

Hay par de presidentes municipales en Veracruz para “medir el agua a los tamales” dice el politólogo Carlos Ernesto Ronzón Verónica.
Uno, el expriista Ricardo Ahued Bardahuil, de Xalapa.
Y dos, el priista Juan Manuel Diez Francos, de Orizaba.
1) El par, con obra pública indicativa y significativa. Diez, obsesionado de manera obsesiva con transfigurar a Orizaba en el Pueblo Mágico del Estado de Veracruz.

Luis Velázquez

Incluso, la versión de que como los parquímetros dependen del Ayuntamiento, entonces, el ingreso para construir más obra de infraestructura. En tanto, Ahued, con Xalapa, la capital, la sede de los tres poderes, la sede de la Universidad Veracruzana, prestadora de servicios turísticos, convertida en un hoyanco, cráter lunar. Imposible, difícil, el infierno, circular. Boquetes por todos lados.

2) Desde hace ratito, Xalapa, centro de los carteles y cartelitos, malosos y malandros, pistoleros y sicarios. Secuestros con frecuencia. Crímenes. Y aun cuando los malos han operado en Orizaba, nada como la semana anterior cuando fue convertida en el centro del infierno. Rafagueo, fuego cruzado, y durante un par de horas. En las redes sociales proclamaron la conveniencia de un Estado de Sitio.

3) Los dos, en la recta final que estuvieron o están para la candidatura de sus partidos políticos a gobernador en el año 2024. Diecisiete meses que todavía faltan. Pero, bueno, los mencionan en el imaginario colectivo y político y social.

4) El par, empresarios. La iniciativa privada adueñándose del poder. Mejor dicho, los camaleones de la política: políticos metidos a empresarios. Y viceversa. Mejor dicho, caminos paralelos que suelen ensortijarse y empalmarse. Y con frecuencia, en uno y otro caso, el descrédito en que terminan.

5) Diez, exalcalde. Presidente municipal por segunda ocasión y por el mismo partido. Ahued, dos veces edil. La primera, por el PRI. La segunda, por Morena. El día cuando a Ahued negaron el siguiente cargo público, agarró sus cubetas de plástico y se fue al partido guinda y marrón. Y luego enseguida lo ungieron senador de la república y efímero director de Aduanas. AMLO da y AMLO quita. Le devolvió la alcaldía cuando en Morena y la 4T advirtieron que era el único con posibilidad de derrocar a la oposición.

EL PALENQUE PÚBLICO

6) En Morena, por encima de Ahued, la secretaria de Energía, Rocío Norma Nahle García, y a quien le han creado la percepción de ser favorita de AMLO para la candidatura. En el PRI, por encima de Diez, el diputado federal, José Yunes Zorrilla. Ambos, por cierto, amigos. Pero si el tricolor va en alianza con el PAN, el partido azul es mano para elegir al candidato porque significa la primera fuerza electoral opositora en el Estado. Claro, mucho dependerá de los acuerdos cupulares para repartirse las nominaciones en la república amorosa.

7) Diez, ni tampoco Ahued, necesitan “meter la mano al cajón”. Son ricos. Millonarios. Súper poderosos. Pero, bueno, el sociólogo del barrio dice que los ricos “entre más tienen… más quieren”. En el caso de Morena, se atraviesan “la honestidad valiente y la purificación moral”. Y en el PRI, el tiempo de Alito, Alejandro Morena, el líder nacional exhibido por la gobernadora Layda Sansores, de Campeche, de usufructuar una mansión de trescientos millones de pesos.

8) El mundo de Ahued, Xalapa. Y párese de contar. El mundo de Diez, Orizaba. Quizá la región centro. Entonces, mucho, demasiado, han de crecer para soñar con la gubernatura. Y si así fuera, entonces, y desde ahora, tiempo suficiente en los próximos diecisiete meses. Digamos.

9) En la vida pública hay los llamados “Políticos Automáticos”. Aquellos que cuando apenas toman posesión de un cargo público están soñando en el siguiente. Se ignora si será el caso de Diez y Ahued. Y/o en todo caso, les gusta el cántico de las sirenas y el incienso y las mieles del poder. Y estar en el palenque público. Y cuando la frívola vanidad se atraviesa, hasta Marilyn Monroe descarrilaba.

ORIZABA, MEJOR POSICIONADO QUE XALAPA

10) Orizaba, con Diez, está mejor posicionado que Xalapa, con Ahued, en materia de obra pública. Incluso, en el rubro de la seguridad. Con todo y en la región centro tan llena de fosas clandestinas.

11) Ahued se mueve más en la cancha preelectoral que Diez. Es decir, continúa soñando con la silla embrujada del palacio de enfrente. Pero razones poderosas habría tenido el presidente de la república amorosa, AMLO, para quitarlo de la dirección de Aduanas. Y ni modo, dice la canción, “la puerta se cerró detrás de ti”. Morena, la 4T, AMLO, en todo caso, ya pagaron la cuota a Ahued. Pero mientras haya vida, el alcalde de la capital se moverá. “La víbora del poder” le picó. Y el veneno es mortal. Únicamente desaparece con la muerte.

12) En Xalapa, con Ahued, el posible “jineteo” del recurso público dice el profe Ronzón. Cierto, obra pública iniciada. Pero de pronto, ¡zas!, detenida, inconclusa. Que se acabó la lana, ajá. Pero al mismo tiempo, la sospecha de que el recurso oficial está, podría estar, “sudando” en la cuenta bursátil y en la cuenta bancaria. En todo caso, y si la lana se habría agotado, entonces, nada como la estrategia de Agustín Acosta Lagunes, gobernador. Sin fondos públicos para la infraestructura, habló con su amigo, el constructor Antonio Exsome, y le dijo: “No ha llegado el recurso federal. Pero empieza la obra pública y luego te pago”. Y la obra fue grandiosa. Incluso, hasta le ganaron a las lluvias. Y nunca, Acosta las inauguró cortando el famoso listoncito. Le valía. Lo importante era la obra funcionando.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.