cargando

En twitter:

Expediente 2022
Martes 13 septiembre, 2022

A machetazo limpio

Es el centro urbano en San Juan Texhuacan. Es casi medio día. Las 11:15 horas. El sol se desploma en su más alto decibel, cuando, por ejemplo, los rayos caen sobre la cabeza de las personas. Y cuando, incluso, los perritos callejeros pueden morir insolados.
Las calles del pueblo convertidas en un ring. Un cuadrilátero y de gratis. Cinco hombres, machete en mano, afilada, afiladita la moruna, sostienen un duelo a muerte.

Luis Velázquez

La razón es de peso y con peso. Una herencia en disputa.
La gran pelea estelar inició en una calle. El quinteto de hombres dispuestos, incluso, a matarse.
Luego, en el duelo de machetes y morunas, las pasiones humanas descarriladas, fueron avanzando a otras calles.
Y en tanto, los ciudadanos de a pie ocupaban sus lugares en galería y luneta. En primera fila.
Un hombre, con panza prominente, vestido con una camiseta blanca y pantalón derruido, estaba ensangrentado.
Desde el cuello de la camiseta hasta el ombligo. Allí donde el cinturón se cerraba apretando la panza.
Otro hombre, con botas viejas, tenía la camiseta rociada de sangre. Era su propia sangre.
Entonces, y avisados por un espectador, la policía llegó.
De entrada se fue sobre un trío de hombres que sangraban más que los otros dos.
Victorino T. T., de 40 años.
Juan T. T., de 56 años.
Y Julián, T., I., de 26 años.
Y se los llevaron al Hospital IMSS Bienestar de Zongolica.
Luego, treparon en un automóvil Nissan a los otros dos hombres. También heridos. Pero un poquito menos. Luis Antonio T. X., y Renaldo C. T.
Ubicado en la montaña negra de Zongolica, en San Juan Texhuacan, quizá igualito, que en el resto de los doce, trece, municipios indígenas, los pendientes familiares se resuelven así.
Con pasión. Con machetes y morunas. Sin piedad ni clemencia. Nada de “Amaos los unos a los otros”. Nada de “No matar”.
El mejor familiar es aquel que está muerto.
En el trascendido, que los cinco hombres disputaron así, a machetazo limpio, la propiedad de unas parcelas, unos predios, el patrimonio más importante que un hombre, un jefe de familia, una familia, puede tener.
Fue el viernes nueve de septiembre y todavía en el pueblo y los alrededores siguen hablando del duelo de machetazos.
Por encima de todo, el honor. Y la dignidad, qué caray.
Y, claro, el legítimo derecho a la felicidad teniendo y usufructuando un predio.

LOS HIJOS PRÓDIGOS

En las regiones indígenas, el hombre que tiene una parcela, un terreno, un predio, es riquito. Así sean unas cuantas hectáreas.
El hombre de una tiendita, un tendajón, es riquillo.
Y el hombre que tiene un carrito, aunque sea viejo y destartalado y esté en el penúltimo carcañal, es millonario.
Casi casi conservador. Neoliberal.
Por eso, el reality-show de los macheteados en San Juan Texhuacan.
Más, si por equis razón de peso y con peso, la herencia está en litigio, poco clara, oscura, pues como se advierte dos hombres (Victorino y Juan) tienen las mismas iniciales en sus apellidos.
Y tres más una sola inicial.
Bien dice el viejito del barrio, “hasta en las mejores familias sucede”.
Pero, bueno, la historia de los cinco macheteados de Texhuacan alcanza hasta para un filme cinematográfico, superior, por ejemplo, a una película con los hermanos Almada.
Tres días después de los macheteados, la homilía dominical en la iglesia católica era sobre el hijo pródigo, aquel que exige al padre su herencia para irse a conquistar el mundo y años después, sin un centavo pues todo el dinerito lo perdió en las borracheras y con las mujeres, regresa a casa pidiendo cobijo.
Y un hermano y otro se oponen. Pero el padre, generoso, lo perdona y defiende y le ofrece hospedaje, alimentación, trabajo y cariño.

TEXHUACAN, PUEBLO MÁGICO

Hora, entonces, de declarar a San Juan Texhuacan Ultra Contra Súper Pueblo Mágico.
Y, bueno, hasta un documental de promoción turística podría filmarse.
Hoy, más que nunca, cacarear la fiesta religiosa del pueblo en el resto de Veracruz y de la república amorosa.
Incluso, que el Ayuntamiento ordene pintar un mural con el rostro afrodescendiente del secretario General de Gobierno.
TV Más en misión especial en el pueblo para enaltecer a la población indígena con sus hábitos y costumbres y el derecho étnico a resolver los pendientes y conflictos y diferencias a machetazo limpio.
Y que gane quien gane dejando más ensangrentados a los otros, adversarios y enemigos, incluso, fuego amigo.
¡Hosanna, hosanna!


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.