cargando

En twitter:

Expediente 2022
Lunes 01 agosto, 2022

Ley Nahle

Como en el tiempo esplendoroso del priismo (Luis Echeverría Álvarez, por ejemplo), la LXVI Legislatura de Veracruz, con mayoría de MORENA, anunció ya, ya, ya, la anunciada Ley Nahle.
Una ley, como se sabe, para modificar la Constitución Política local y beneficiar a la secretaria de Energía, originaria de Zacatecas, Rocío Norma Nahle García, como candidata del partido obradorista a la gubernatura.

Luis Velázquez

Y es que por ahora la Constitución condiciona la nominación, primero, a ser originario de Veracruz, y segundo, ser hijo de padres nacidos en Veracruz.
Y como Nahle ningún atributo constitucional tiene, entonces, por órdenes del patrón supremo en “el país de un solo hombre”, el gobierno de Veracruz, a través de su Legislatura, modifica el clausulado para allanar el camino.
Lo mismo, lo mismito hizo el presidente Luis Echeverría Álvarez para lanzar a Carlos Armando Biebrich como candidato priista a gobernador de Sonora.
Es decir, ordenó modificar la Constitución que exigía treinta años de edad en tanto Biebrich tenía veintinueve.
Lo mismo intentó el presidente José López Portillo con su secretaria de Turismo, Rosa Luz Alegría, para ungirla candidata a gobernadora de Veracruz, todo, porque nació, de forma accidental en Xalapa, viaje de asueto de los padres de la Ciudad de México a Veracruz y luego de retache y pasando por Xalapa el nacimiento se adelantó y nació en un hospital xalapeño.
Rosa Luz Alegría, sin embargo, fue serena y mesurada, prudente y reflexiva, y declinó, revelando la verdad de los hechos.
Arraigada en Veracruz, Nahle cumple la profecía bíblica de que “nadie es profeta en su tierra”.
Por ejemplo, en el último viaje bien pudo buscar la nominación de MORENA para gobernadora de Zacatecas, pero los Monreal Ávila se le adelantaron y quedó uno de los hermanos.
Es más, ni siquiera uno de sus hermanos, ex diputado federal y ex Procurador de Justicia en Zacatecas, amarró la candidatura priista... priista que es... o era.
Sin embargo, la vida quiso que llegara a Coatzacoalcos como asesora externa de Pemex y le fue bien.
Súper bien.
“De maravilla para arriba”.
Por ejemplo, carrera meteórica a la sombra de Andrés Manuel López Obrador.
Diputada federal, Senadora de la República, secretaria de Energía y ahora, inminente gobernadora de Veracruz, la primera mujer en el ejercicio del poder total y absoluto.
Otras mujeres, jarochas, tuvieron también carrera singular en la política, pero nunca pudieron quedarse con la candidatura priista a la jefatura del Poder Ejecutivo Estatal.
Carolina Gudiño Corro, en menos del sexenio fidelista, directora del Instituto de la Mujer, diputada local y federal y presidenta municipal.
Anilú Ingram Vallines, en el duartazgo, directora de Radio, diputada local, fallida candidata a diputada federal y legisladora federal y local, pluri.
Elizabeth Morales, conductora en TV Más, diputada federal y presidenta municipal de Xalapa.
Pero, bueno, así como en su momento la profe Gloria Sánchez, Senadora de la República, empujó la carreta como candidata de la izquierda a gobernadora, ahora, todo indica y salvo un cataclismo político, Nahle aprovechará el surco sembrado por su antecesora.
Con la Ley Nahle nadie se le quita.
Más, cuando MORENA tiene ya veintidós gubernaturas.
Es el tiempo de MORENA.
El tiempo de la 4T.
El tiempo de AMLO.
Y ni modo que Nahle pierda.

LOS CADÁVERES DE NAHLE

Con la Ley Nahle, ultra contra súper manotazo.
Uno:
Dos días antes de que los diputados de MORENA oficializaran la Ley Nahle, el presidente municipal de Xalapa, Ricardo Ahued Bardahuil, “se amarró el dedo” y dijo que en la alcaldía esta bien. Muy bien.
Dos:
En las semanas y meses previos, algunos políticos de MORENA (Éric Cisneros Burgos, Zenyazen Escobar y Manuel Huerta Ladrón de Guevara) jugaban con las circunstancias de que quizá, quizá, quizá, “con el tiempo y un ganchito” hasta pudieran ser ungidos candidatos a la gubernatura.
Tres:
Jugaban, claro, como el flechador de la luna, quien consciente de que nunca llegaría a la superficie lunar llegaría, podría llegar, más lejos que todos.
Cuatro:
Ahora, queda claro que sus pichabas están, primero, en ganar la candidatura de MORENA a la Senaduría de la República para el año 2024.
Cinco:
Y en caso de quedar fuera, entonces, ni modo, la nominación a diputados federales y formar parte de uno de los quinientos legisladores del Congreso de la Unión, y desde luego, seguir en el poder.
Varios cadáveres políticos, entonces, quedaron fuera.
Más cuando Nahle es candidata de AMLO a la gubernatura, y por añadidura, y para quedar bien, favorita del góber fifí, salsero, huapanguero, machetero y morunero... y que más le vale.
Más cuando el señor Cuitláhuac tiene a Veracruz en el primer lugar nacional en Feminicidios, Secuestros y Extorsiones.
Y en el ranking nacional de las fosas clandestinas.
Y con manifiesta incapacidad de la tribu gobernante para recuperar los casi treinta mil empleos perdidos en el tiempo del COVID, cuando, caray, otras entidades federativas ya están flotando.
Y en donde hay seis millones de habitantes en la miseria, la pobreza, los salarios de hambre, el desempleo, la migración y la jodidez.
Y endrogando a Veracruz con el mismo cuento de que sus antecesores le dejaron un estercolero.

LA OPOSICIÓN AFINA EL MACHETE

Definida ya la candidata de MORENA a la gubernatura, en el otro lado del charco está la oposición con su abanderado.
En el PAN, quizá en alianza con el PRI y PRD, el senador Julen Rementería y los hermanos Fernando y Miguel Ángel Yunes Márquez.
En el Movimiento Ciudadano, el senador Dante Delgado apuntaló a José Manuel del Río Virgen, el secretario técnico de la Junta de Coordinación del Senado, y tan popularizado por el gobierno del Estado.
Pero, bueno, faltan unos 18 (dieciocho) meses, aprox., para el destape oficial y la campaña y muchos, demasiados, excesivos días y noches quedan por delante...
Más cuando en política, como dice Jorge Uscanga Escobar, “te acuestas candidato y amaneces en la lona”.

ROCÍO NAHLE Y EVA CADENA

Eran amigas Rocío Nahle y Eva Cadena.
Nahle, fallida candidata a un cargo de elección popular en Coatzacoalcos, diputada federal, Senadora de la República y secretaria de Energía.
Eva Cadena Sandoval, expriista, ex panista, morenista cuando anduviera en el palenque público por última ocasión, diputada local y candidata guinda y marrón a la presidencia municipal de Las Choapas.
“Uña y carne”, las amigas terminan ex amigas.
La versión pública de la ruptura amical es que rompieron que porque Eva Cadena era la recaudadora de la causa obradorista, pero dejaba huellas, pistas, rastros.
Por ejemplo, aquellos videos donde “asegún” recibía recursos económicos según recuerda el maestro Carlos Ernesto Ronzón Verónica, maestro en Ciencias Políticas (Complutense) y doctor en Sociología (Universidad Autónoma de Puebla).
En un primer video, que 500 mil pesos.
En un segundo, que diez mil dólares.
Incluso, el asunto brincó a la prensa nacional y en el periódico El Universal publicaron la exclusiva de un libro escrito por Eva Cadenas intitulado “La traición” contando su verdad.
En el trascendido se aseguraba que Nahle habría tendido una trampa a Eva Cadena y Cadenas Sandoval cayó emboscada.
Con todo, a Nahle García le ha tocado vivir y usufructuar momentos estelares de la historia contemporánea de Veracruz aplicando la cultura del “toro por los cuernos” y únicamente falta que la senadora Gloria Sánchez, igual que como descubriera con Cuitláhuac García Jiménez un complot de la prensa para derrocarlo, los políticos opositores en su contra también le armen un sucio operativo.
Primero, porque es la favorita de AMLO, el presidente.
Segundo, porque el gobierno de Veracruz está tendido a sus pies.
Tercero, porque la LXVI Legislatura se declaró nahelista guinda y marrón.
Y cuarto, por su alianza con grandes empresarios del sur de Veracruz y que desdibujan por completo los escándalos en que ha estado involucrado su pareja.
El principio de autoridad “en el país (y el Veracruz) de un solo hombre” está en su examen de oposición.
Se trata de un paso en la historia.
Nahle, sin embargo, y como Gustavo Díaz Ordaz diría: “La injuria no me llega.
La calumnia no me toca.
Y el odio no ha nacido en mí”.
Cambiar la Constitución local de Veracruz, como en su tiempo Luis Echeverría Álvarez con la Carta Magna de Sonora, es hacer patria.
Incluso, la historia se está empalmando toda vez que el primer gobernador de Veracruz, 1824, Guadalupe Victoria, era originario de Tamazula, Villa Galicia, Durango, y tenía 38 (treinta y ocho años cumplidos) cuando tomara posesión.

DEL PATRIARCADO AL MATRIARCADO

Ni hablar, lo dice el viejito del barrio: “Hay que aprovechar... lo que se tiene”.
Más cuando, incluso, el senador panista, Julen Rementería del Puerto, levantara la voz para evidenciar el cambio en la Constitución Política de Veracruz y favorecer a la zacatecana.
Más porque una cosa (lo dice el padrino de Benny (Damián Alcázar, en “El infierno”) es ser Miss Universo por un año y reina del carnaval por una semana, y otra, mil años luz de distancia, Reinis durante un sexenio.
Seis años, pues.
Cuento jarocho de hadas. La princesita del palacio, no de Hierro (Gustavo Sáinz), sino del palacio de gobierno de Xalapa.
¡Vaya alegoría obradorista!:
Si La Malinche fue encubrada como la mujer más hábil, política y diplomática de su tiempo..., tiempo es, ya, ya, ya, de que Veracruz brinque del patiarcado al matriarcado.
La mujer más poderosa del Estado de Veracruz que será.
El poder, por añadidura, desexualizado.
Nahle, a las alturas y en las alturas.
En todo caso, caray, Julen, el tiempo plural del siglo XXI:
Uno. El aborto. Las mujeres dueñas de su destino y su cuerpo.
Dos. El matrimonio igualitario. La comunidad gay y lésbica, al poder.
Tres. Las parejas gays con derechos en el Infonavit y el Seguro Social.
Cuatro. Alcaldes y diputados gays.
Cinco. La viruela del mono compitiendo con el COVID.
Seis. El presidente de Ucrania, posando con su esposa, en la revista frívola, Vogue.
Siete. El regreso del nazismo en Europa.
Ocho. Donald Trump anunciando que su misión religiosa es salvar a Estados Unidos y anunciando de nuevo su candidatura a EU.
Nueve. Treinta años del filete más grande del mundo guisado en Boca del Río.
Diez. El tamal de chipilín en Palacio Nacional.
Once. Ana Bárbara y Mónica Bravo anunciando su boda.
Entonces, caray, y luego de que Cuitláhuac García cacarea que Cuauhtémoc Blanco es originario de la Ciudad de México y gobierna Morelos y Alejandro Murat nació en el Estado de México y ejerce el poder en Oaxaca, Rocío Nahle tendrá toda la libertad del mundo para cambiar “La bamba” como himno nacional jarocho por “La Marcha de Zacatecas” como escribiera el respetado y respetable cronista Andrés Timoteo.
Queda confirmado, una vez más, la leyenda bíblica:
Si Dios hizo a la mujer de la costilla de Adán, Rocío Nahle salió de las costillas de AMLO, el presidente.
Una mujer, y de Zacatecas, derrotando a los hombres (y mujeres) de Veracruz.
¡Ay, si Guadalupe Victoria viviera... qué feliz y dichoso estaría!
El primer góber de Veracruz, originario de Durango.
La primera góber de Veracruz, originaria de Zacatecas.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.