cargando

En twitter:

Expediente 2022
Jueves 30 junio, 2022

Austeridad Franciscana

AMLO, el presidente de la república amorosa, ha convocado, más que a la austeridad republicana, que ya fue rebasada, a la austeridad franciscana.
De acuerdo con la mística religiosa, los franciscos son los más pobres entre los pobres de las órdenes católicas.
Perciben los salarios más bajos.
Nunca, jamás, dispersan los recursos, pues, además, ninguna tentación terrenal tienen ni padecen.

Luis Velázquez

Viven para la lectura, el estudio y la reflexión.
Por lo regular, andan con huaraches y un cordón amarrado a la cintura.
Insólito, duermen en una cama de piedra, digamos, igual, igualito, aprox., como viviera Andrés Manuel López Obrador en la región de La Chontalpa, desempeñando su primer cargo público y en el Instituto Nacional Indigenista como delegado en Tabasco.
Entonces, dormía de tres maneras:
Una, en un catre. Dos, en una hamaca. Y tres, en el suelo, sobre un petate.
Además, una vida ultra contra súper modesta, modestísima, casado con su primera esposa, Rocío, la madre de sus tres hijos mayores.
Pero la pobreza francisca, rara, extraordinaria ocasión para ser observada por los simples mortales.
Por ejemplo, los diputados locales de la LXVI Legislatura “ya pusieron el grito en el cielo” a través de su pastor religioso, el titular de la Junta de Coordinación Política, para decir que ellos apenas, apenitas perciben 58 (cincuenta y ocho) mil pesos mensuales, y ni modo con ese sueldo bajarse el salario.
Claro, el pastor Juan Javier Gómez Cazarín omitió hablar de los gastos de representación y los viáticos. Pero, bueno, “cada quien sabe cómo mueve la batea”.
El caso es que por lo pronto, hay reticencia en los diputados locales de MORENA en Veracruz para profesar y practicar la austeridad franciscana.
Ya se verá, claro, la reacción del gobierno del Estado quien se esmerara en ser los primeros de la república amorosa de ocuparse y ocuparse bien del nuevo mandato obradorista para tener un gobierno pobre en una nación pobre.

FESTÍN DEL PODER

Quizá el único ex presidente de la república con austeridad franciscana fue don Adolfo Ruiz Cortines.
Además, honesto. Honestísimo, tanto que cuando se retirara y decidiera vivir en la ciudad jarocha, su amigo, un doctor, le obsequió una casita modesta y sencilla.
Pero de allí pa’lante ninguno conoció la austeridad republicana por más juramentos de fe que hicieron. Ni menos, mucho menos, la austeridad franciscana.
¡Vaya festín del poder con Enrique Peña Nieto, Vicente Fox Quesada, Carlos Salinas de Gortari, José López Portillo y Adolfo López Mateos!
De dientes para adentro fue austero Miguel de la Madrid y también Gustavo Díaz Ordaz.
Pero en cambio, Antonio López de Santa Anna llegó a la sublime locura de sepultar con honores militares su pata izquierda perdida en la guerra contra Estados Unidos en Tampico.
Y, claro, su Alteza Serenísima con Agustín de Iturbide.
Y ni se diga, claro, claro, claro, con Maximiliano de Habsburgo.
La frivolidad total.
Entonces, y luego de un país en el primer lugar mundial de corrupción y pillaje político como México, nada mejor que la austeridad republicana, primero, y segundo, ya amacizado AMLO, el presidente, con veintidós gobernadores (cuatro están por tomar posesión) el siguiente paso con la austeridad franciscana.
Más, mucho más, han de esforzarse los veintidós gobernadores de MORENA para estar a la altura.
Ahora sí, digamos, y cuando menos de aquí al mes de noviembre del año 2024 la posibilidad de una nación cien por ciento con austeridad franciscana.
Ya se verá si con un AMLO austero, también los jefes de los Poderes Ejecutivos Estatales lanzan las campanas al cielo o por el contrario, las mantienen silenciadas y calladas.
De ser así, mejor que retiren las campanas de las catedrales de sus capitales.

APÓSTOL DE LA AUSTERIDAD FRANCISCANA

El único secretario del gabinete legal y ampliado del gobierno de Veracruz que podría apegarse a la austeridad franciscana es el titular de la secretaría de Educación.
Su biografía laboral es más que indicativa y significativa.
Uno, fue botarga del Dr. Simi. Dos, chalán de un taller de fibra de vidrio.
Tres, enloqueció a mujeres solitarias con el bamboleo de sus nalguitas en antros de streap-tease. Cuatro, puso una estética pequeña con su esposa.
Cinco, también abrió un local de venta de ropa barata comprada en Tepito, en la Ciudad de México.
Seis, tuvo una tortería, y como los otros negocitos, fracasó (Notiver, Rodrigo Barranco, 15 de junio, 2022).
Siete, fue militante de organización de profes independiente.
Ocho, fue vocero de ese grupo disidente.
Entonces, está acostumbrado más que a vivir “con la medianía del salario”, a sobrevivir con austeridad francisca.
Y desde luego, hasta sembraría verduras y legumbres en el patio de su casa y/o colgando de macetas en su casa.
Por eso, cuando fue ascendido a diputado local y líder del Congreso y secretario de Educación, con tan difícil y duro y rudo pasado, llegó a sentirse Alicia en el país de las maravillas.
Por encima, incluso, de Javier Duarte, quien de niño fue panadero en el horno y vendedor de pan en la ruta de Omealca a Tezonapa.
Y de Fidel Herrera Beltrán, quien de adolescente vendió tamales y fue ayudante de un boxeador cuenqueño.
Y de Miguel Ángel Yunes Linares, quien en su adolescencia aprendió a fabricar escobas en la fábrica de su señor padre.
Y de Patricio Chirinos Calero, quien dada las limitaciones en que vivía decidió meterse al Ejército como soldado raso en vez de recluirse en un seminario estudiando para sacerdote.
La austeridad francisca “le hace los mandados” al titular de la SEV, pues, además, cuando tuvo accidente en nombre del sacrificio magisterial anduvo en silla de ruedas, muletas y andadera.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.