cargando

En twitter:

Expediente 2022
Miércoles 22 junio, 2022

“Ira frenética” de “El Dos”

El columnista Sergio González Levet encendió la alerta roja, amarilla, guinda y marrón “en la llaga purulenta”. Dice que al interior del sexenio de MORENA en Veracruz hay fisuras, rupturas, fracturas. “No es un secreto para nadie... que el detonante” es el secretario General de Gobierno, Éric Patrocinio Cisneros Burgos.

Luis Velázquez

Incluso, escribió que “la ira frenética” de “El dos del palacio” ha llevado al góber precioso a un pleito con políticos “de alto calibre de la política nacional” como son, entre otros, Ricardo Monreal, Rosario Piedra Ibarra, Dante Delgado y Sergio Gutiérrez Luna.
Además, expone, de “familiares de desaparecidos, partidos opositores, partidos aliados incluso, académicos, líderes sociales, feministas, empresarios y periodistas”.
“Muchos flancos de guerra” resume.
De seguro, como dicen en el rancho, “más que los pelos de la burra”, el periodista “tendrá la burra completa en la mano”.
Más, cuando José Manuel del Río Virgen, secretario técnico de la Junta de Coordinación Política del Senado, asegura que Éric Cisneros “es el brazo armado” del góber.
Más con los casi mil trescientos ciudadanos de a pie presos en los penales de Veracruz acusados de ultrajes a la autoridad, el delito derogado.
Bien, claro, podría tratarse de enaltecer al góber y mostrarlo como una alma de la caridad, en tanto, digamos, solo digamos, satanizar a “El Dos”.
Más, cuando, caray, si “El dos” actúa así significa “veinte y las malas” que “una mano mece la cuna”.
Pero más allá de la autoría intelectual y la iniciativa, queda claro que un político encumbrado, quien sea, está para convivir.
Y entre más en las alturas más obligación moral, dueño al fin del poder total, de la convivencia.
Nada de discordia. Siempre apostando a la concordia, a menos, claro, que uno y otro sean peleadores callejeros, boxeadores de la política, incluso, para cubrir deficiencias políticas y profesionales.
Lo más terrible en un política, escribieron Suetonio en “Los Doce Césares” y también Gregorio Marañón en “Tiberio, historia de un resentimiento”, es llegar al poder lleno de odios porque simplemente llegas… para ajustar cuentas y vengarte.
Y vengarte de todos… si es necesario.
Por eso acaso la rijosidad del gobierno de Veracruz.
Más, porque si el rijoso es Cisneros y vamos en el cuarto año del sexenio significa que el góber lo aprueba.

EL GÓBER MÁS ODIADO DE LA HISTORIA

Con todo, más allá de la mitad del viaje sexenal los 8 millones 150 mil habitantes de Veracruz necesitan un nuevo capítulo de convivencia, respeto mutuo y confianza.
Más porque ya traspasaron la mitad del viaje y de aquí en adelante, el tiempo, tan canijo es, únicamente podrá traer más vientos huracanados.
Más, mucho más, cuando en los tres años y medio, la figura del góber es una de las más odiadas de Veracruz con sus 79 (setenta y nueve) gobernadores.
Además, pocos, excepcionales ciudadanos (quizá los beneficiados) lo respetan.
Y cuando el respeto se ha perdido y/o nunca existió, entonces, la peor pesadilla de la vida en un político.
Vapuleado día y noche. Evidenciado. Cuestionado. Escudriñado y con saldo desfavorable.
Incluso, cada vez que el presidente de la república lo halaga y tira incienso a su paso, la población electoral se pitorrea del góber.
Lo toma a chunga.
Mejor que considerarlo en serio porque se hace coraje y una muina puede paralizar el corazón con un infarto.
Es la hora, entonces, de crear acuerdos y buscar oportunidades con los partidos políticos, los presidentes municipales y diputados locales opositores, los empresarios, la iglesia, los Colectivos y las ONG., etcétera, etcétera.
Y antes de que el góber se vea la cara con todos ellos y hasta fumen la pipa de la re/conciliación, tender puentes y vasos comunicantes, y en todo caso, excluyendo al secretario General de Gobierno, pues, si como escribió González Levet, encarna a “la ira frenética (y colérica le faltó), entonces, en vez de un día de excursión sería un viaje al infierno.

EL CAPITÁN DEL BUQUE

El sexenio será juzgado en el presente y el futuro por los hechos y resultados concretos y específicos del góber.
Es el góber el capitán del buque. El jefe máximo de juego de futbol y béisbol. El presidente de la sociedad de alumnos. El líder de la tribu.
Y en los últimos tres años y medio únicamente ha pateado casi todos los días el hígado de la población electoral.
Incluso, hasta su vocecita de niño chiqueón y consentido cae mal.
Ni se diga cuando se la pasa repitiendo una y otra cosa, estribillos desgastados, como aquel de “habrá justicia, tenemos avances, caerán los asesinos físicos, pero también los intelectuales”.
Entonces, en vez de continuar en la superficie de los hechos, la hora “de un nuevo capítulo de confianza y respeto mutuo” a partir, claro, de los hechos.
Nada de negociar o pactar. Simplemente, respetar la naturaleza humana (digamos, de los Colectivos, los familiares de las mujeres asesinadas (feminicidios puros) y de las familias de tantos ejecutados) y mostrar con resultados otra actitud cien por ciento diferente.
Le quedan dos años y cinco meses. Tiempo, más que para la convivencia y restaurar el tiempo perdido que ojalá fuera posible.
De por medio está su entrada a la historia local, le guste o disguste.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.