cargando

En twitter:

PosData
Miércoles 08 junio, 2022

Purifican a Yesenia; enlodan a Sheila Johanna

Detenido Armando N., presunto asesino del par de reporteras; además, feminicidio puro
•Es miembro del Cartel Jalisco Nueva Generación y burócrata en el Ayuntamiento de Minatitlán
•Que Sheila Johanna tenía "vínculos con gente peligrosa en el sur de Veracruz"
•Insuficiente acusar; han de aportarse pruebas concretas, específicas y macizas


Luis Velázquez

Un día antes del llamado Día (comercial, político y social) de la Libertad de Prensa, el gobierno de Veracruz quiso dar un obsequio a los trabajadores de la información.
Entonces, desde la Fiscalía General boletinaron que Armando N., alias "El trascabo" estaba detenido.

  • Prisión preventiva a “El Calaco”, segundo implicado en el asesinato de Yesenia y Sheila

  • "El trascabo", primer detenido

Y estaba detenido como presunto asesino de las reporteras Yessenia Mollinedo Falcón y Sheila Johanna García Olivera, ejecutadas el 9 de mayo en Cosoleacaque.
Pero...el gobierno de Veracruz le puso un aderezo al pastel:
Sheila Johanna, presentada como la camarógrafa de Yesenia Mollinedo (que su pareja sentimental) tenía malas amistades.
Amistades peligrosas.
Además, que ella había "participado en actividades ilícitas".
Además, que Sheila Johanna "fue el blanco de ajuste de cuentas", y por añadidura, que Yessenia Mollinedo estuvo en el lugar equivocado y a la hora equivocada.
Además, que "El trascabo", el presunto homicida de las dos mujeres (¿Feminicidio... se le llama?), había tenido un cómplice en el tiroteo.
Además, inverosímil, ¡vaya aderezo!, que Armando N. era (siempre dicen lo mismo, era, ex burócrata, ex policía) era "ex trabajador de Protección Civil en el Ayuntamiento de Minatitlán.
Además, miembro del Cartel Jalisco Nueva Generación.
¿Cómo... en el gobierno municipal de Minatitlán... que es de Morena?
Además, que en dos ocasiones fue aprehendido acusado de posesión de armas de uso exclusivo del Ejército y posesión de armas y liberado, ajá, por un juez federal, según el secretario de Seguridad Pública, Hugo Gutiérrez Maldonado.
Desde un principio, la versión de que Sheila Johana García Olivera tenía "malas amistades" fue, digamos, boletinado.
La versión filtrada por ahí.
Entonces, un hermano de Yesenia "salió al quite" y antes un reportero quien se presentó como su amigo para "lavar su nombre en la mesa de los sacrificios".
Incluso, fue la postura días después.
Ahora, la Fiscalía General limpia a Yesenia pero lanza lodo a Johanna.
Ella era, dijo la Fiscalía, "el blanco del ajuste de cuentas".
En el boletín únicamente la presentan así:
"Tenía vínculos con gente peligrosa en el sur de Veracruz".
Desde luego, en ningún momento en el boletín oficial menciona la identidad de esa "gente peligrosa".
Quizá la dan como un valor entendido.
Acaso pensarán en la oficina de prensa de la Fiscalía General que la mitad de habitantes del sur de Veracruz y la otra mitad lo dan como "un valor entendido".
Fue, quiso ser, no obstante, el regalazo de la Fiscalía General a los medios en la víspera del día comercial de la Libertad de Prensa... y que, claro, otra cosa es la Libertad de la Empresa... periodística.
"TIRAR LA PIEDRA Y ESCONDER LA MANO"

Según Federico Engels, la historia se repite como comedia. Pero también como tragedia de acuerdo con Carlos Marx.
Por ejemplo, y en el caso, en el sexenio de don Javier Duarte, el exgobernador preso en el Reclusorio Norte de la Ciudad de México, 19 reporteros fueron asesinados, más tres desaparecidos.
Y los desaparecidos que desaparecidos están desde hace once años, muertos entonces, digamos, sumando así veintidós trabajadores de la información asesinados en aquel casi sexenio.
Entonces, en el Duartazgo siempre filtraron que varios periodistas y fotógrafos y camarógrafos, etcétera, tenían malas amistades.
Y ni modo, "el que se lleva... se aguanta".
Pero igual ahora con la Fiscalía General de la 4T, nunca, jamás, jamás, jamás, Duarte y compañía, anexos y conexos del gabinete legal, aportaron pruebas concretas, específicas, lacónicas y macizas de las malas amistades de aquellos colegas.
Y el lodo y el estercolero cayó sobre ellos.
Ahora, caray, y en nombre de la transparencia (ajá) lo más natural, lógico y procedente es que la Fiscalía General aportara pruebas de las malas amistades de Sheila Johanna García Olivera.
De lo contrario, caray, es "tanto como tirar la piedra y esconder la mano".
Es tanto como enlodar a una persona para, digamos, "salir del paso".

LA CRUDA VERDAD
En el boletín de la Fiscalía hablan de una "Trilogía Investigadora de la Fiscalía Regional de Coatzacoalcos":
Una. Detectives de la Policía Ministerial.
Dos. Peritos criminalísticos.
Y tres. Fiscales.
Así, reza el boletín, lograron "establecer que a los dos periodistas las asesinaron por una venganza de la delincuencia" (Notiver, Federico García, martes 7 de junio, 2022).
¿Venganza?
¿Por qué una venganza?
¿Cuáles son los hechos concretos y específicos de la venganza?
¿La venganza es para tanto, es decir, para matar con alevosía, ventaja, premeditación, saña y barbarie... a las dos mujeres, las dos reporteras?
¿Venganza... como si en el Veracruz de la 4T cualquier persona o grupo o tribu puede hacerse justicia por mano propia?
¿Venganza, cómo venganza?
Ninguna adolescente puede llegar a casa gritoneando y festinando "¡Mamá, mamá, estoy medio embarazada"!
El boletín oficial siembra más duda y desconfianza que la verdad al desnudo.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.