cargando

En twitter:

Escenarios
Jueves 12 mayo, 2022

En la 4T, la gente está leyendo menos

República de Lectores, ajá

UNO. La gente está leyendo menos

El INEGI, Instituto Nacional de Estadística y Geografía, ha descubierto una realidad avasallante. Ahora, en el tiempo de la 4T, cuando “la honestidad valiente” del Fondo de Cultura Económica, FCE, (Paco Ignacio Taibo) sueña con crear la llamada República de Lectores, los ciudadanos de a pie están leyendo menos que antes, en el tiempo priista y panista.

Luis Velázquez

Insólito: hoy, en el cuarto año del sexenio de AMLO, el presidente, únicamente cuatro de cada diez ciudadanos están leyendo un libro en el transcurso de un año.
Antes, cada mexicano leía un libro por año. Y por lo general, libros de autoayuda económica, emocional, sicológica y espiritual.
Entre ellos, “¿Cómo hacerse millonario antes de que el gallo cante tres veces?”.

DOS. Regalan millones de libros

¡Tremendo ramalazo a la República de Lectores, parte de la llamada República Amorosa, aquella de “Amaos los unos a los otros”!
En el año 2016, sexenio de Enrique Peña Nieto, ocho de cada diez personas leían un libro por año.
En 2022, cuatro de cada diez son los únicos que leen.
Y leen un libro, una revista, un periódico, una historieta, una página de Internet, un foro, un blog.
Un cambio radical con todo y que el FCE alardea de regalar millones de libros.
Además, de promover la venta de libros, y libros buenos, hasta en noventa pesos de precio, casi casi lo que cuestan dos lecheros en el café de La Parroquia, el más famoso del país.

TRES. Cien libros al año

El grupo poblacional que más lee, dice el INEGI, son las personas de 18 a 24 años de edad.
Es decir, estudiantes de universidad.
El consuelo es que con todo el 43.2 por ciento de la población mayor de edad leyó en los últimos doce meses del año, año 2022, un libro.
Y por lo regular, se insiste, de autoayuda emocional.
¡Vaya paradoja!: En Finlandia, los habitantes leen 47 libros al año, es decir, dos libros cada mes, promedio.
Y en Islandia, cuarenta libros cada año por habitante.
En Europa, sin embargo, leerán más de cien libros cada persona pues ellos leen a toda hora.
Leen en sus casas, en la fila de las tortillas, en la fila del cine y del teatro, en el viaje en el autobús urbano de pasajeros y en el tren, en sus ratos libres, leen hasta cuando van caminando en las calles y avenidas.

CUATRO. El monje loco…

El Fondo de Cultura Económica le está haciendo “al monje loco”.
Por la sencilla razón: Crear y recrear una República de Lectores significa empezar desde la infancia, incluso, desde el feto en el vientre materno, para leer al feto y a los niños y poco a poco, pian pianito, inducirlos a la lectura.
Bastaría referir, “veinte y las malas” que ni siquiera, vaya, los maestros del sistema educativo básico leen libros extras, además de los libros de texto obligatorio.

CINCO. Vender espejitos

Tan mal anda la república amorosa en la lectura que, por ejemplo, el INEGI detectó que en el último año la población lectora de revistas y periódicos registró una tendencia a la baja.
Y si alguien objetara que ahora leen páginas de Internet y blogs están equivocados, porque también se mantuvo igual que años anteriores, es decir, con un bajo y alarmante promedio.
El FCE está vendiendo espejitos con su República de Lectores. Quizá buscan así justificarse ante AMLO, el presidente.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.