cargando

En twitter:

Expediente 2022
Miércoles 26 enero, 2022

Parejas divorciadas

Ya se sabía que Veracruz ocupa el primer lugar nacional en adolescentes embarazadas. Y también en abortos. Ahora, nuevo Premio Oscar. En Parejas Divorciadas.
Por lo general se afirma que la razón número uno de la ruptura matrimonial son los celos.
Pero el viejito del barrio (más sabe el viejo por viejo que por diablo) asegura que la razón de peso y con peso de los matrimonios fracasados es el aburrimiento.

Luis Velázquez

La monotonía que viene, por ejemplo, de vivir juntos durante tanto tiempo, aun cuando se dan ocasiones en que el hastío llega “antes de que canta el gallito”.
Por ejemplo, la aburrida relación de la pareja que lleva a desayunar, comer y cenar sin pronunciar una sola palabra. Calladitos. Porque ningún tema de interés general existe para dialogar, intercambiar puntos de vista, y más, mucho más, para sonreír.
La rutina que nace cuando se pierde el sentido del humor, tan importante en la relación humana.
Incluso, hasta la pérdida del deseo y la pasión. Es más, de asustarse con el Kamasutra en vez de que sea motivo de interés y curiosidad y hasta de apuesta para rebasar las formas arquitectónicas humanas.
De pronto, ¡zas!, una pareja, por lo regular la mujer, exclama:
“¡Qué aburrida estoy!”.
Y ninguna respuesta encuentra. A veces, lo peor, el marido dice:
“¡Yo también!”.
Pero ninguno toma la iniciativa de variar el sistema de vida.
Entonces, llega un momento cuando todos los días y noches son iguales.
Iguales el lunes, el martes, el miércoles, el jueves, el viernes, el sábado y el domingo.
Y cuando los días y noches se van ensortijando de tal manera solo resta esperar el desenlace inevitable camino al divorcio.
La rutina de los días es tan canija como cuando el pavorreal se hastía de su propio aburrimiento.
Y ni modo, a buscar una nueva vida en otro lado y, claro, a empezar de nuevo.
Hay amigos que han terminado tan aburridos con sus parejas que llevan cuatro y cinco matrimonios.
Un vecino lleva 7 matrimonios y la última mujer lo dejó hace tres semanas, porque además de la diferencia sustancial de edades la dama se aburría a su lado cuando antes, en el tiempo de la conquista amorosa, el vecino era muy ingenioso.

LA VIDA “PATAS ARRIBA”

Claro que la infidelidad es la punta del iceberg. Más cuando y como dice el versador, “ni con el pensamiento la mujer es infiel”.
Pero, bueno, a veces el hombre se arrepiente y pide perdón y convence.
Otras veces, los hijos son la razón fundamental del perdón, la tolerancia y la misericordia.
Pero cuando la sosería y el tedio se atraviesan en la vida cotidiana y se meten en las neuronas, el corazón y el hígado, entonces, la vida se vuelve “patas arriba” y el divorcio tan inevitable como avasallante.
Más, mucho más, si el hombre “sigue oliendo a leña de otro hogar”.
Una mujer, muy madura, muy firme, segura, decía a su pareja:
“Ninguna duda tengo de que me eres infiel. Pero agradezco tu discrecionalidad”.
María Félix, tan profunda conocedora de la naturaleza masculina, lo decía de la siguiente manera.
“Es bueno que el marido se vaya por ahí. Así, la mujer sabrá si en verdad la quiere. Y de paso, la valorará mucho más”.
El viejito del pueblo lo mira así:
“El secreto del matrimonio ‘hasta que la muerte los separe’ es que la mujer ha de actuar como una cortesana fina y exquisita para mantener la relación”.
Claro, puede ser diría el terapeuta sexual.
Pero al mismo tiempo, el matrimonio es entre dos y tanto uno está obligado como el otro.
Más ahora cuando la Suprema Corte de Justicia de la Nación ha lanzado la iniciativa de que los hombres le paguen un salario mensual a la esposa porque su trabajo es más intenso y más pesado. Desde una casita limpia hasta la comidita a tiempo y con buena sazón. Desde lavar y planchar la ropa hasta cuidar a los niños.
Nunca, entonces, ha de perderse la perspectiva que la vida conyugal es de dos.
Y desde luego, evitar caer en la insipidez de los días y las noches, las semanas y los meses y los años.

“SI MI PAREJA ME DICE RANA… YO BRINCO”

La rutina en el diario vivir desemboca en el aburrimiento. Incluso, la madre del desencanto conyugal está en la relación sexual.
Más cuando hay hombres frustrados porque la esposa trabaja y desempeña un cargo gerencial o público y percibe mejor salario.
Y tal circunstancia resulta avasallante para el hombre con su complejo universal de machito.
De allí al desdén íntimo existe un paso. Y un paso… a la ruptura inevitable cuando las horas de cada día se vuelven un infierno.
Más, cuando de pronto se atraviesa una mujer en la relación. O al revés, un hombre.
Una mujer muy hábil dice: “Si mi pareja me dice rana yo brinco”.
Así, se enorgullece lleva la fiesta en paz y su gran inteligencia consiste en hacerlo creer que es el jefe máximo, respetado y respetable.
Con todo, Veracruz, primer lugar nacional en divorcios…


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.