cargando

En twitter:

Expediente 2022
Sábado 15 enero, 2022

La casa del jabonero…

Era Hipólito Deschamps una promesa panista. Arrastraba, digamos, en el apellido, el linaje y el abolengo, la prosapia y el honor.
Pero el día cuando el PAN lo encumbró como presidente municipal de Medellín, pareció que entraba a la casa del jabonero, aquella “donde quien no cae... resbala”.

Luis Velázquez

Y 4 años después de ejercer el poder y gobernar y hasta tenderse al piso del secretario General de Gobierno, Éric Patrocinio Cisneros Burgos, cuando asistiera a un informe municipal, la punta del iceberg está en el palenque público.
Un titular de La Jornada-Veracruz, dirigida por el maestro Tulio Moreno, es indicativo y significativo y anuncia, mejor dicho, certifica, lo peor entre lo peor del panismo estatal.
Dice: “Aparte de desfalcar a Medellín, Deschamps dejó edificios y mobiliario en pésimo estado.
La presidenta del DIF exhibe en redes sociales condiciones deplorables de las oficinas.
Quedaron la gestión del panista incluso camiones de basura envueltos en maleza”.
Nadie dudaría de que se trata del peor descrédito edilicio en Veracruz.
Con todo, incluso, con la panista Leticia López Landero, quien como presidenta municipal de Córdoba, impusiera a una de sus hijas como regidora sustituta, a tal grado que de manera sospechosa la titular renunció de pronto, así nomás.
Peor, incluso, que el alcalde de Cosamaloapan, quien como panista destapó a Éric Cisneros Burgos como su favorito para la candidatura de MORENA a gobernador de Veracruz en el año 2024.
Peor, incluso, caray, que el diputado local, ex alcalde de Misantla, quien primero, edil en funciones, impuso a su hija Marigraz, la Princesa del Palacio Legislativo, como diputada local, y luego, al término de la tarea municipal, brincó como diputado local.
De nada, entonces, está sirviendo ahora, en los días huracanados y borrascosos, a Hipólito Deschamps, el equipo de voceros que tenía para contrarrestar, precisar o aclarar la andanada, mejor dicho, diluvio de evidencias.

DUDAS Y SOSPECHAS

Director de Desarrollo Económico en Boca del Río, egresado de la Libre de Derecho, con estudios en Wisconsin que alardea, diputado local que fue, en el Ayuntamiento de Medellín únicamente parece haber sembrado las dudas y las sospechas.
Su detractor número es Marcos Isleño Andrade, quien por segunda ocasión llega al palacio, la primera vez cuando como tesorero municipal se disfrazó de “Mango petacón”, subió a un carro alegórico en el carnaval del pueblo y bailó en aquella comparsa como si fuera, digamos, un strippero.
De allí, y con el beneplácito de la población, salió candidato a la alcaldía y que ahora vuelve a gobernar.
La presidenta del DIF de Medellín, Bertha isleño Andrade, lo publicó así en las redes sociales: “¿Cómo es posible que hayan sido tan cínicos para haber dejado el Ayuntamiento y todo el DIF en condiciones tan deplorables?
¡Jamás en la historia de Medellín nos había pasado algo así!”.
Antes, Marcos Isleño denunció una deuda de 50 millones de pesos.
Ahora, el siguiente paso, quizá ya lo habrían interpuesto, es la denuncia penal en la Fiscalía General para aplicar la ley dar seguimiento “hasta las últimas consecuencias” como reza el clásico.
Polito Deschamps, en el silencio. Ni una palabra ha revirado. Mínimo, digamos, y en todo caso, para decir que lo están calumniando.
Y, bueno, si los días y semanas y meses caminan sin que los Isleño interpongan denuncia penal se expondrán a quedar como unos habladores.
Más, porque el daño fue a las arcas municipales y al palacio municipal y el Ayuntamiento y en contra del llamado bienestar social.

DE LA DENUNCIA MEDIÁTICA A LA DENUNCIA PENAL

Estos días de enero han sido prolíficos con alcaldes en funciones asegurando que los antecesores les dejaron un estercolero.
Quizá lo hagan porque así son los vientos huracanados de hoy alentados desde la 4T con la feroz campaña contra la corrupción política para tener funcionarios públicos ángeles de la pureza, honestos, honestos, honestos y “a prueba de bomba”.
Y aun cuando al momento una veintena de ediles han acusado con furia a exalcaldes, ninguno ha puesto la denuncia penal.
Quizá se mantienen reservados y cautelosos considerando que el ORFIS, Órgano de Fiscalización Superior, ha gritoneado que interpusieron doscientas denuncias penales contra yunistas,
duartistas y fidelistas y tres años después únicamente hay par de detenidos, uno jefazo en la secretaría de Finanzas y Planeación con Miguel Ángel Yunes Linares y otro jefazo en SEFIPLAN con Javier Duarte, incluso, titular.
Pero, bueno, el viaje de 4 años apenas, apenitas inicia y el alcalde de Medellín tiene suficiente tiempo y espacio para convertir su denuncia mediática en una denuncia penal, aun cuando en su tiempo también lo enlodaron.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.