cargando

En twitter:

PosData
Jueves 06 enero, 2022

Veracruz, campeón nacional en adolescentes embarazadas

Intenso y volcánico despertar sexual. Madres, adolescentes entre 14 y 15 años
•53 municipios concentran el mayor número de menores viviendo con el acelerador hasta el fondo
•Xalapa, Coatzacoalcos y Pánuco, las demarcaciones con más alta fecundidad


Luis Velázquez

El despertar sexual en Veracruz es catastrófico. La entidad jarocha, en el primer lugar nacional de adolescentes embarazadas. Chicas de entre 14 y 15 años, convertidas en madres. Apenas, apenitas, cursando el segundo año de secundaria.

Foto: El Sol de México

  • Los municipios con más alta fecundidad son Xalapa, Coatzacoalcos, Las Choapas, Minatitlán, Pánuco, Perote y Tlapacoyan

Los municipios con más alta fecundidad son Xalapa, Coatzacoalcos, Las Choapas, Minatitlán, Pánuco, Perote y Tlapacoyan.
Así lo dicen, al menos, el Grupo Estatal de Prevención de Embarazos en Adolescentes y el Consejo Estatal de Población (La Jornada Veracruz, enero 4, 2022).
En total, aseguran, 53 (cincuenta y tres) de los 212 (doscientos doce) municipios, con adolescentes muy competentes, muy activos, muy intensos, muy volcánicos.
"La vida loca" diría Ricky Martin.
Se lo dijo, incluso, una chica de unos 16 años a Rocío Sánchez Azuara en el programa estelar de TV Azteca:
Soy joven y tengo derecho a vivir de manera intensa con el baile, el alcohol y las drogas.
Lo dice también un personaje literario de Carlos Fuentes Macías en su libro de cuento "Cantar de ciegos": "Somos jóvenes y tenemos derecho a vivir sin responsabilidades".
De hecho y derecho, casi casi, como si el siglo XXI fuera el tiempo de mediados del siglo pasado con los hippies, el derecho al amor libre y al licor y las drogas.
Incluso, el acceso a la promiscuidad con los tríos y los cuartetos.
Tanto alarma el despertar sexual al par de ONG que entrevistarán a los nuevos alcaldes para incluir en el Plan de Desarrollo Municipal la prevención de embarazos adolescentes.
Pero..., bueno, con todo y que el asunto es ventilado desde el siglo pasado...
Con todo y que, digamos, los padres de familia, más las madres, dialogan y platican con sus hijas para orientar y reorientar la conducta amorosa...
Con todo y que desde la homilía, los presbíteros y sacerdotes convocan a los padres y a los hijos a prevenir las relaciones sexuales frenéticas...
Con todo y la campaña de la secretaría de Salud federal del uso del preservativo, "el globito" que suele fallar...
Con todo y la venta libre de "globitos" en las farmacias...
Con todo y que las madres suelen vivir a la defensiva, al acecho, vigilantes...
De pronto, ¡zas!, la hija llega a casa y confiesa a la madre la verdad que la atosiga:
"Mamá, mamá, estoy medio embarazada".
Y de pronto, ajá, a los nueve meses, la adolescente se vuelve madre.
Y por lo regular, madre soltera.
En todo caso, la chica viviendo con su hijo en casa de sus padres y el chico en la casa de los suyos.
Y al ratito, ni modo, la ruptura de aquella pareja adolescente.
Pero ni hablar, el intento se hace...

SE RESPIRA SEXO
Por todos lados, la vida respira sexo.
Sexo en las telenovelas.
Sexo en las películas.
Sexo explícito en las películas en la madrugada.
Venta de videos sexuales en el tianguis.
Sexo en las redes sociales y al por mayor.
Sexo en las caricaturas.
Sexo en los antros.
Sexo en el Internet y a la mano para todos.
Sicópatas haciéndose pasar por ángeles de la pureza para capturar adolescentes incautas y soñadoras con una vida llena de frenesí.
Páginas de sexo y con sexo.
Sexo en el diálogo entre adolescentes.
Los niños de cuarto y quinto año de primaria, expertos en el conocimiento biológico y sexual del cuerpo humano.
En tales circunstancias, el objetivo del Consejo Estatal de Población y del Grupo Estatal de Prevención de Embarazos en Adolescentes choca con un muro al parecer infranqueable donde, como en la casa del jabonero, "quien no cae... resbala".

QUE LAS TELEVISORAS BAJEN UNAS RAYITAS AL SEXO
El par de ONG,, fundaciones, dependencias, anteriores planean seguir integrando grupos multidisciplinarios para prevenir el embarazo "a nivel municipal".
Grupos donde participan adolescentes, ediles, maestros, el Instituto Municipal de la Mujer, los sectores Salud y de Educación, etcétera, etcétera.
Tarea gigantesca, descomunal, insólita, quizá, quizá, quizá, inalcanzable.
Sabrá el chamán, además, si tienen recursos oficiales para movilizarse de pueblo en pueblo, 212 (doscientos doce) municipios.
Más cuando, y por ejemplo, hay pendientes, digamos, más duros y rudos, como los feminicidios y los secuestros.
Y el tiradero de cadáveres en los ríos y lagunas y colgando de los árboles y en las carreteras, caminos vecinales y cañaverales.
Pero, bueno, y como dice el viejito del barrio, "por algo se empieza".
De entrada, digamos, cabildear con los diputados federales de Veracruz para que las secretarías de Gobernación, primera instancia, y de Educación, segunda instancia, le bajen montón de rayitas a las televisoras y editoras de revistas y cuentos y a los periódicos impresos y digitales con el despliegue sexual.
Hay librerías, incluso, donde venden libros, novelas y cuentos con altos contenidos sexuales que el Kamasutra parece un cuento de hadas...

LA HISTORIA DE OLIVIA Y SU PROFESOR
Olivia tenía catorce años. Dos veces a la semana, en las tardes, tenía educación física. El maestro tenía 22 años. Y Olivia (Oli le decía) era su preferida.
Y la buscaba. Y platicaban. Iban a la nevería del parque. Y la tarde se volvía noche y sonriendo salían aprisa y con prisa a su casa para llegar antes del enojo paternal.
El día de su cumpleaños se fueron a la intimidad. En vez de decir al motel, ellos decían "a las cinco letras". Las 5 letras del motel.
Cada semana una sesión íntima en "las 5 letras".
Y, claro, 14 años ella, 22 él..., amor y relación volcánica, impetuosa, quedó embarazada.
Y la madre fue comprensiva. Y la apoyó, incluso, ante el padre. Y el padre aceptó, ni modo, la realidad.
En todo caso era la misma historia de ellos.
La historia se repetía con la hija.
La decisión fue la esperada. Ella, seguiría con sus padres. El, con los suyos.
Y la niña nació. Y un ratito fueron felices.
Pero al profe de educación física le sobraba vida y energía, buen karma, mejor bilirrubina.
Y se puso de novio con otra alumna.
Y el chismecito llegó a oídos de Olivia.
Y la vida y la casa se volvió un infierno.
A los 16 años, Olivia y el profe, Raúl, 24 años, se separaron.
Cada quien su vida.
El profe apenas, apenitas, le da tres mil pesos mensuales para el niño, pues Oli nunca quiso embargarle el sueldo.
Ella dejó de estudiar y busca trabajo y la mamá está criando a su nieta.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.