cargando

En twitter:

Barandal
Miércoles 05 enero, 2022

Mal fario

•Mujeres migrantes
•En la mira

ESCALERAS: Mal, muy mal, le sigue yendo a las mujeres migrantes de América Central (Honduras, Guatemala y El Salvador) en su paso por Veracruz.
El mal fario se expresó en el mes de diciembre del año 2018, el primer mes de la 4T en el palacio de gobierno de Xalapa.
En los límites de Isla y Rodríguez Clara, unos migrantes fueron emboscados.

Luis Velázquez

Entre otros muertos, falleció una migrante originaria de Guatemala. Y un niño herido.
Y en tres años, la impunidad total y absoluta.
Incluso, aquel asesinato se volvió dime y direte entre el secretario General de Gobierno, quien culpara a los policías de Isla.
Y el presidente municipal de Isla, quien luego luego le reviró asegurando que habían sido “polleros”.

PASAMANOS: Después, en la ciudad jarocha una hondureña fue secuestrada, desaparecida y asesinada. Incluso, con su pareja.
Se dedicaban, parece, a la mendicidad en el centro histórico. Y en vez de unas limosnitas hallaron la muerte.
Y, claro, de igual manera como la migrante guatemalteca asesinada, la impunidad.
En el año 2019, el primero de la 4T, en Agua Dulce la Policía Federal hizo uso legítimo de la fuerza contra unos migrantes.
Y en la refriega murió una salvadoreña. Fue el 14 de junio.
Incluso, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, CNDH, expidió recomendaciones a la secretaría de Seguridad Pública y Ciudadana, el Instituto Nacional de Migración y a las fiscalías General de la República y de Veracruz.
Pero de nada sirvió. Nunca aquella agresión fue esclarecida. Nunca un detenido. Jamás, un indiciado.
Los migrantes iban en un vehículo y de pronto apareció la muerte en la imagen de la Policía Federal quien les disparó.
Hubo observaciones de la CNDH, pero nunca un castigado.
Las armas se habrían disparado solitas.

CORREDORES: El 3 de diciembre, en el puerto jarocho, otro atentado contra una migrante.
De nuevo, originaria de Honduras. Se llama Yenny Yamileth Rivera Guillén. Tiene 38 años. Desapareció en una calle, una avenida.
La Comisión Estatal de Búsqueda lanzó la alerta roja. Pero “veinte y las malas” que de igual manera como sucediera con las otras la impunidad ganará la apuesta.
Son mujeres. Mujeres migrantes. Y se topan con un Veracruz en los primeros lugares nacionales en feminicidios. Pero también en el primer lugar nacional en secuestros.
Y todo plagio lleva a una desaparición. Y por añadidura, a veces, a una extorsión millonaria.
Lo peor entre lo peor… que las mujeres sean capturadas para la trata de blancas y para la prostitución.

BALCONES: A los plagios de mujeres migrantes se agrega el silencio indicativo y significativo de los cónsules en Veracruz de Honduras y Guatemala.
Quizá estén ocupados en crear y recrear una imagen bonita de sus pueblos en el Estado jarocho.
Acaso se unan al coro del desencanto ciudadano de que la delincuencia organizada y común sigue ganando las batallas y ningún caso tiene cabildear justicia.
Pero en ningún caso se han expresado.
Más cuando todas ellas vienen huyendo de sus naciones, primero, debido a la errática política económica para crear empleos y empleos dignos, y segundo, por la violencia creciente.

PASILLOS: Se explica: hay ocasiones cuando el cargo de cónsules son honorarios y ningún centavito les pagan.
Y todavía, de ñapa, ajá, meterse en problemas con las mujeres migrantes asesinadas, pues ni que estuvieran los cónsules tan necesitados de ganar indulgencias para acceder al paraíso terrenal.
Además, ya de por sí, vivir es difícil, rudo y duro para, digamos, “andar haciendo la caridad ajena”.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.