cargando

En twitter:

Expediente 2022
Miércoles 08 diciembre, 2021

Carteles recrudecidos

Los carteles y cartelitos, sicarios y pistoleros, malandros y malosos, quizá la delincuencia común, se recrudecen en el Estado jarocho.
De "la noche tibia y callada" de Agustín Lara, a "La Muñequita de los Juegos del Calamar", la muñeca asesina.
En las últimas horas, la delincuencia organizada, parece, pateando la pelota y quedándose con todas las canicas.
En el sur de Veracruz, en Hueyapan de Gómez Cazarín, por ejemplo, dos hombres decapitados en el poblado de Santa Rosa Cintepec.

Luis Velázquez

Los cuerpos tirados por ahí y en estado de putrefacción.
Y las cabezas, sabrá el chamán su ubicación.
Por ningún lado aparecieron.
Significa el terror en el más alto decibel.
Además de multiplicar el miedo y el pánico, la saña y la barbarie, el fondo del infierno con la desaparición de las cabezas.
De entrada, la vida como un crucigrama. Por ejemplo, la identidad de los hombres secuestrados, desaparecidos y decapitados, pues resultaría difícil su identidad sin las cabezas.
Además, y como estilan, arrojados los cuerpos a un costado de un camino de terracería... para que al paso los vieran los peatones y conductores. Los ciudadanos de a pie.
El mismo día, más adelantito, en la carretera de Jáltipan a Cosoleacaque, otro hecho cien por ciento terrorista.
Un autobús de pasajeros fue secuestrado.
Unos diez sicarios con rifles de alto poder y encapuchados (para así incrementar el caos y el terror) se llevaron la unidad con todo y pasajeros.
Luego, despojaron a cada uno de sus cosas de valor.
Después, bajaron a los pasajeros y los dejaron por ahí abandonados en el camino.
Y más adelante rociaron la unidad con gasolina y le prendieron fuego.
La semana anterior, un concesionario de la línea Sotavento fue secuestrado y le exigieron dos millones de pesos por su libertad.
Antes, mucho antes, en Coatzacoalcos, los sicarios mataron a un pasajero en un autobús urbano.
Y antes, secuestaron otra unidad en una colonia popular y le prendieron fuego.
En el sexenio de Javier Duarte, los malandros llegaron a Veracruz procedentes de Tamaulipas, allá donde par de gobernadores, Eugenio Flores Hernández y Tomás Yarrington, fueron detenidos por sus amistades peligrosas.
Entonces, en el puente que comunica a Tampico, Tamaulipas, con Tampico Alto, Veracruz, tiraron doce cadáveres.
Y luego, rafaguearon un autobús de pasajeros en la carretera de Tantoyuca a Pánuco y hasta mataron a un bebé en manos de su señora madre.
A partir de aquella fecha, el infierno en el norte de Veracruz.
Tanto que Pánuco dejó de llamarse así para convertirse en Pánico.

OBJETIVO SINIESTRO, LOS CIVILES

Los narcos entraron a Veracruz y disputaron la plaza. Igual, igualito, como en el resto del país.
Célebre, la guerra tribal en la república amorosa entre el cartel de Joaquín Guzmán Loera, El Chapo, con sus enemigos y adversarios.
Más allá, mucho más allá, de lo que el escritor y periodista, Ricardo Ravelo Galo, asegura de que cada sexenio tiene su cartel preferido.
Pero y como en el caso Veracruz, igual que en la nación, de pronto, extendieron la lucha despiadada, incruenta, dura y ruda, llena de saña y barbarie, a la población civil.
El secuestro...
La desaparición..
La tortura...
El ultraje...
El asesinato...
La decapitación,,,}
El pozoleo...
El tiradero de restos humanos en los ríos para flotar aguas abajo...
Los cadáveres arrojados a los pozos artesianos de agua dados de baja...
Los cuerpos a orilla de las carreteras y caminos y en medio de los cañaverales...
Y las fosas clandestinas, y en muchos casos, de población civil, se convirtieron en el escenario en cada nuevo amanecer.
Un día, caray, los ciudadanos de a pie tuvieron conocimiento de que la batida entre los carteles derivaba a la población... como hasta el día de hoy.
Incluso, igual que George W. Bush, presidente de Estados Unidos, para justificar los crímenes en las guerras declaradas en el otro extremo del mundo...
Igual que Felipe Calderón Hinojosa copiando a Bush...
En Veracruz también hablaron de que los civiles plagiados y desaparecidos y ejecutados eran parte de "los daños colaterales".
Y en "los daños colaterales" seguimos.
Los narcos, llenando el corazón y las neuronas de la población civil de pánico, miedo y terror.
Una terrible y espantosa y creciente pesadilla... de la que por todos lados los ciudadanos de a pie, las familias, las víctimas, son inocentes.
¡Ay, aquellos tiempos cuando en la plaza pública gritoneaban que el Estado de Derecho tiene como prioridad garantizar la seguridad en la vida!

VIVIR EN MEDIO DEL FUEGO

¡Qué difícil es y se ha vuelto vivir!
6 millones de los 8 millones 150 mil habitantes, en la miseria, la pobreza, el desempleo y la jodidez.
Además, la baja, pésima calidad educativa.
Y de salud.
Y de ñapa, vivir en medio de la incertidumbre y la zozobra.
Es más, llegar con vida a cada noche se ha convertido en un milagro.
Pero ni hablar, "estamos atrapados y sin salida".
Y hemos, entonces, de acostumbramos a vivir en medio del fuego y la violencia y con temores y sobresaltos.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.