cargando

En twitter:

Expediente 2021
Viernes 15 octubre, 2021

El hijo de Superman

La iglesia necesita ya cambiar el discurso homofóbico. Hoy más que nunca, mínimo, más visible y notoria, la sexualidad está tomando carta de naturalización. Cierto, el aborto despenalizado. Pero también, el matrimonio igualitario.
Y si alguna duda espiritual o esotérica tuviera, entonces, ha de cavilar en una historia sensacional, fuera de serie, la siguiente:

Luis Velázquez

El hijo de Superman, el mayor héroe de la historia universal, el héroe invencible, inderrotable con todo y kriptonita, casado con la reportera de todos los tiempos, Luisa Lane, resultó bisexual.
Incluso, en el mes de noviembre, hacia el día 9, circulará la nueva historieta donde Jonathan Kent, hijo de Cark Kent y Lois Lane, da un besito a su novio, digamos, como aquel besito del secretario de Salud a un efebo y que circulando en las redes sociales, el góber jarocho de la 4T determinó que se trataba de un fotomontaje de enemigos y adversarios emboscados.
El hijo de Superman, entonces, debutará en el nuevo comic con un amiguito como su dama de compañía.
Sin rubor ni pudor… y que, bueno, tampoco tuvo el Emperador Adriana con Antínoo y Lucio, el par de efebos que lo traían “patas arriba” en su corazón y neuronas.
Ni tampoco el cacique gordo de Cempoala con los cincuenta efebos, chamaquitos de veinte años para atrás, a su servicio sexual.
En el comic, el hijo de Superman, de 17 años de edad, recoge la capa del padre, se pone la “S” en el pecho y las calzas azules ajustadas y sale a defender el mundo.
Pero antes de salir a su apostolado universal, le da un besito a su novio para que le vaya bien.
Cosas de la vida: El hijo de Superman tiene relaciones amorosas con Jay Nakamua, y quien es reportero, mejor dicho, periodista incipiente, gafapasta y pelo púrpura, hijo a su vez, y para redondear la leyenda histórica, milenaria y bíblica, de una periodista, estrella del periodismo de Metrópolis, la ciudad donde el vástago de Superman actuará.
¡Ah!, pero Nakamua también posee poderes extraordinarios y la gran pareja bisexual redimirá con más ganas al mundo de sus males legendarios.
Por eso, la iglesia ha de modificar su forma de entender y comprender el mundo, porque cuando el hijo de Superman aparece como bisexual, entonces, las tribus eclesiásticas han perdido su
batalla en el mundo esotérico, el reino de la imaginación, el héroe más amado por los niños, adolescentes y jóvenes del planeta.

BILIRRUBINA CALENTURIENTA

Desde luego, nada de raro que al hijo de Superman le gusten los chamacos.
Antes, y de acuerdo con la noticia publicada en Notiver, un héroe de Marvel, Nortstar, salió del armario en el año 1992.
En el año 2006, Batwoman se reconoció como lesbiana.
En 2016, diez años después, Aqualad anunció al mundo que tenía novio.
Incluso, Robin, el famoso compañero de Batman, confesó que le gustaban los hombres.
Y si vamos a la historia, el joven Alejandro Magno, el gran conquistar asiático, era bisexual.
Y ni se diga Ignacio de la Torre, el yerno del dictador Porfirio Díaz Mori, 33 años en el poder, tenía su club de efebos, con quienes, incluso, hacía el sexo en la madrugada en su oficina en Palacio Nacional.
Pedro Palou, en su novela sobre Emiliano Zapata, el Caudillo del Sur, lo pinta como la pareja bisexual de Ignacio de la Torre cuando trabajara en su hacienda en Morelos como caporal.
“Te amo y deseo con locura” escribió Oscar Wilde a uno de sus efebos, con todo y que el escritor estaba casado y tenía tres hijos.
El poeta Carlos Pellicer repitió la frase de Wilde del “amor que no se atreve a pronunciar su nombre”.
Gran parte de la generación de escritores conocida como “Los contemporáneos” era homosexual. El más famoso, Salvador Novo, proclive al reality-show cuando una tarde viajaba con sus amigos en un autobús urbano y cuando llegaban a la esquina de su destino gritó delante de todos los pasajeros: “¡Ya llegamos, putos!”.
Y sus compitas se hicieron tontos y el único que se bajó del autobús fue Novo y luego en cada esquina posterior fueron descendiendo los demás.
Y, bueno, la iglesia con tantos Ministros de Dios pederastas, pero al mismo tiempo, homosexuales y/o bisexuales, como por ejemplo, el padrecito Marcial Maciel.
La fuerza social, moral y ética de Superman está fuera de duda. Y ojalá que si su hijo procreado con Luisa Lane salió bisexual la iglesia cambie de actitud y asuma una filosofía democrática reconociendo y aceptando la diversidad biológica y sexual.
De entrada, lo más plausible es permitir que los sacerdotes puedan casarse para ver si así le bajan a su bilirrubina calenturienta.
Más cuando el Papa Francisco está avergonzado de todos ellos y hasta se puso a llorar…


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.