cargando

En twitter:

Expediente 2021
Lunes 11 octubre, 2021

Por decreto, muerto el COVID

Con todo el desdén epidemiológico del planeta, el gobierno de Veracruz sigue anunciando la vuelta a la normalidad. Lo hace, claro, acatando órdenes superiores.
El último manotazo fue de la secretaria del “Veracruz se antoja”, revelando que el próximo año, mes de febrero para empezar, el carnaval jarocho estará de vuelta.
Y luego, el festival de salsa en Boca del Río.

Luis Velázquez

Y después, la Cumbre Tajín.
Todo, en un Veracruz que, por ahora, lleva en el infierno del COVID desde el mes de marzo del año 2019 y nada indica que la vida sin miedos y temores y sin sobresaltos ni angustias vuelva a su quietud.
Incluso, el lunes 4 de octubre, el bulevar jarocho se volvió un carnaval cuando miles de personas se amontonaron, sin sana distancia ni gel ni bozal, para canturrear a los estudiantes de la Naval y a los marinos y a López Obrador.
Se ignora si la bolita de cristal de la secretaria de Turismo anticipe el futuro con tanto tiempo. Pero si el COVID anda en la Tercera Ola…
Y en Estados Unidos van en la tercera vacuna…
Y en Veracruz, el promedio de muertos por el bichito chino es de cien por día…
Y si las clases del sistema educativo, menos superior, se han restablecido en los salones de clase…
Y si la orden oficial es que los burócratas vuelvan a la oficina…
Y si en el discurso oficial garantizan (de palabra, claro) que el coronavirus nos “hace lo que el viento a Juárez”, entonces, se trata de una terrible y espantosa irresponsabilidad porque siempre, ante el riesgo de la muerte está y estará la vida.
Más cuando ningún epidemiólogo del mundo tiene la certeza de una fecha posible para la extinción de la pandemia.
Pero ni hablar, el estilo personal de ejercer el poder y gobernar de la 4T reproduce el mismo discurso de 1865 cuando el gobierno de Londres decretara que la peste bubónica se había ido y que dejara en un año 75 (setenta y cinco) mil muertos y la población seguía muriendo.

TIERRA FÉRTIL PARA EL REBROTE DEL COVID

La vuelta a la normalidad tiene un solo trasfondo. Es económico, social y político. Es la recesión. Es el quebradero de comercios y negocios y changarros y empresas y fábricas.
Es el despido de personal y cada vez creciente. Es el desempleo a diestra y siniestra.
Es el número de personas extendiendo la mano en el crucero para “una limosnita por el amor de Dios para comer”.
Pero la autoridad lo sigue haciendo, exponiendo la vida de la población.
Incluso, de la población vacunada en par de ocasiones.
Bastaría referir que en Boca del Río hay una calle, de avenida a avenida, donde el 80, 90 por ciento de las familias están enfermas del COVID, igual, igualito como sucediera en Londres en 1865 y conforme las familias completas morían la casa era incendiada para evitar la extensión de la peste bubónica.
Semanas anteriores, el secretario de Educación de Veracruz, SEV, argumentó que si los padres de familia llevaban a sus hijos a las playas y a las plazas comerciales, entonces, razón de sobra con peso y de peso para volver al salón de clases.
¡Vaya argumento, motivo, pretexto, del antiguo stripero de la región centro de Veracruz, doctor en Educación, declarado “el profesor de todos los tiempos” por maestros acarreados al Palacio Legislativo!
Luego del carnaval obradorista el lunes 4 de octubre en el bulevar jarocho…
Y luego de las playas y centros comerciales atosigados…
Y luego, vaya, del carnaval jarocho del año entrante, el COVID tendrá, de nuevo, tierra fértil para remontar.
Entonces, el secretario de Salud, gran Estadista, inculpará a los jóvenes por “la vida loca” que suelen llevar.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.