cargando

En twitter:

Barandal
Miércoles 06 octubre, 2021

Periódicos enflacan

•Reporteros engordan
•Trabajar desde casa

ESCALERAS: En el tiempo del Internet, los periódicos impresos y digitales enflacan, pero los reporteros engordan, echan panza, crean y recrean llantitas.
Y echan panza porque reportean por Internet a las redes sociales y los Facebook y el chismerío tecnológico.
Incluso, los cibernautas, la mayoría creyéndose periodistas, publican exclusivas y los diaristas de los medios tradicionales las copian y reproducen y le ponen, claro, “un poquito de crema a los tacos” por aquella de que para bailar “La bamba” “se necesita un poquito de gracia y otras cositas”.

Luis Velázquez

PASAMANOS: Revise el lector los periódicos y advertirá que muchas noticas, acaso la mayoría, ya fueron cacareadas en las redes sociales desde el día anterior.
Y todavía, en el peor cinismo de la historia, hay diaristas que debajo de su nombre le endilgan la famosa palabrita de “Exclusiva”.
Es más, hay columnistas cuya capacidad de análisis consiste en copiar “al pie de la letra” lo que famosos políticos y líderes y artistas publicaron en Facebook como si fuera la noticia de 8 columnas del día ganada en el feroz campo de batalla por la información.

CORREDORES: Los reporteros están achicados hoy a los siguientes hechos. Uno, los Facebook, WhatsApp y tuits. Dos, los boletines de prensa. Tres, el intercambio de notas con los colegas. Cuatro, los dimes y diretes de quinto patio entre las tribus políticas. Y cinco, el cabildeo de los Carteles Mediáticos.
A partir de ahí, cada lector podría derivar la calidad del periodismo ejercido en Veracruz y en otras latitudes geográficas del país.
Incluso, hay cafés, restaurantes, cantinas, antros, donde los trabajadores de la información suelen reunirse para intercambiar las notas del día.
Es más, hay cantinas donde los dueños instalaron unas computadoras para que, entre cerveza y cerveza, copa y copa, los reporteros envíen los trabajos del día a sus medios.

BALCONES: Por eso, José Pagés Llergo, el legendario y mítico reportero que entrevistara en exclusiva y en Varsovia a Adolf Hitler, decía que en su tiempo (ahora mucho más) se publicaban periódicos sin reporteros.
La circunstancia agravada más que nunca por el COVID y la recesión y que lleva casi veinte meses en el desastre epidemiológico, económico y social más terrible.

PASILLOS: La miseria y la pobreza periodística es así: mientras en el siglo pasado, hacia el segundo tramo, la prensa escrita y hablada publicaba reportajes y crónicas, más todavía, reportajes de investigación, ahora, las noticas de Internet son manejadas como las grandes exclusivas y los mejores contenidos.
Por eso, entre otras cositas, la caída de los diarios en la circulación y ni se diga, en la publicidad, en tanto, los reporteros echan panza, como si trajeran una o dos pelotas en el estómago.
El caricaturista Rius, con su libro “La panza es primero” tendría en los trabajadores de la información suficiente material e inspiración para escribir la segunda parte de su libro estelar.

VENTANAS: Ernest Hemingway decía que el reportero gasta la suela de los zapatos en la mañana buscando la noticia y desgasta la columna vertebral en las tardes frente a la máquina de escribir redactando y puliendo y volviendo a pulir cada texto.
Ahora, con el Internet, ni la suela de los zapatos ni la espalda sufren desgaste, sino únicamente la panza creciendo vertiginosa y el riesgo, ni modo, de que “la raya” de la nalga pueda borrarse navegando en las redes sociales buscando tuits y facebooks.
Es el nuevo “becerro de oro” del periodismo. Un dios universal llamado Internet.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.