cargando

En twitter:

Malecón del paseo
Lunes 06 septiembre, 2021

No confiar en nadie…

•Lección periodística
•El Watergate de E.U.

EMBARCADERO: Benjamín Bradlee fue el director editorial de The Washington Post, en Estados Unidos, en aquel tiempo sombrío del edificio Wategarte... Con los reporteros Bob Woodward y Carl Bernstein, unos jovencitos, llevaron la investigación sobre el espionaje ordenado por el presidente Richard Nixon al Partido Demócrata y que a la larga detonara su renuncia como presidente reelecto... Bradlee era un antiguo y famoso reportero fogueado en las grandes ligas

Luis Velázquez

Entonces, y en la medida que se multiplicaba el acoso de Nixon y su equipo gobernante, el director editorial del periódico más influyente del mundo repetía como enseñanza y verdad filosófica una frase bíblica, la siguiente… “El periodismo me ha enseñado a no confiar en nadie”…

ROMPEOLAS: Con Woodward y Bernstein, el periodismo de investigación alcanzó la plenitud total y absoluta en los 5 continentes… Entonces, los reporteros del mundo soñaban con un Watergate en sus vidas… Más, porque de los dos mil trabajadores de la información que cubrieron el espionaje, únicamente ellos dos siguieron “al pie de la letra” hasta las últimas consecuencias, es decir, probar y demostrar en los tribunales la culpabilidad de Nixon… Por eso, la Casa Blanca movió sus fichas para evidenciar y cuestionar a los dos reporteros, y más aún, para llevarlos al tribunal…

ARRECIFES: Pero Benjamín Bradlee se mantuvo… Incluso, por encima de los subdirectores del periódico, algunos en contra, quizá por sus ligas políticas con la Casa Blanca… “Hay que apoyar a los muchachos” decía para referirse a Woodward y Bernstein… Y por eso mismo, nunca el director editorial cedió ante las presiones oficiales… Se mantuvo, digamos, en nombre de la libertad… Con todo y que, por ejemplo, de Richard Nixon, el presidente, para abajo, hablaba de que el Post practicaba un “periodismo amarillista”…

ESCOLLERAS: El periodismo enseñó a Bradlee a desconfiar de todo y de todos… Empezando, a desconfiar de los políticos, tan dados, caray, a ocultar hasta debajo de las piedras la verdad incómoda… Además, con la fama irrefutable de mentirosos y pillos y ladrones y cínicos como decía José López Portillo… Las tribus políticas, de los membretes religiosos y partidistas, que en cada periodo constitucional salen enriquecidos de manera inexplicable… Además, traficando influencias y en conflicto de intereses para hacer negocios con sus aliados, socios y compinches…

PLAZOLETA: En Netflix transmiten de nuevo la película “Todos los hombres del presidente”… Es el título del libro escrito por Woodward y Bernstein sobre el caso Wategarte y que fue llevado a la pantalla cinematográfica interpretados ellos por Robert Redford y Dustin Hoffman… El libro y el filme enriquecieron a par de jóvenes reporteros y se volvieron famosos en el mundo… Toda su vida, Woodward ha seguido trabajando en The Post, en tanto Bernstein renunció y agarró camino por otras latitudes… Los dos, publicando libros… Woodward, además, laborando como reportero ejecutivo en The Washington Post, el único medio donde ha laborado toda su vida…

PALMERAS: La gran enseñanza de Bradlee… “En el periodismo (tampoco en la política, quizá tampoco en la vida) no confiar en alguien”… Incluso, ni en los aparentes amigos, condiscípulos y/o colegas, pues la vida demuestra que cada quien tiene intereses económicos, sociales, políticos y culturales… Y la lucha atroz y burda y cruel de intereses se presta a un número incalculable de traiciones… Y, bueno, y guardada toda distancia, si Judas traicionó a Jesucristo, entonces, mucho peor en la historia de los hombres sencillos y comunes… Además, de la ingratitud humana, una constante en la vida de los seres humanos…


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.