cargando

En twitter:

Expediente 2021
Sábado 04 septiembre, 2021

Asesinos físicos e intelectuales

Veracruz huele a pólvora y sangre. Y atrás de cada hecho delictivo hay autores físicos e intelectuales.
Criminales que aprietan el gatillo y matan “con alevosía, ventaja y premeditación” y saña y barbarie y criminales que “tiran la piedra y esconden la mano”.
Homicidas que cobran por matar y homicidas que pagan para matar.

Luis Velázquez

Malandros que secuestran y malandros que ordenan.
Malosos que roban y malosos que ordenan robar.
Y en tanto Veracruz ocupa el primer lugar nacional en secuestros y extorsiones y el quinto lugar, del primero en que estaba, en feminicidios, según la secretaria de Marina, en la mayor parte de los plagios y asesinatos, a los criminales físicos “ni el polvo les vieron” ni han visto y menos, mucho menos, cien años luz de distancia, a los homicidas intelectuales.
Pocos, excepcionales, homicidas están detenidos. Por ejemplo, el caso del par de presuntos asesinos de la exdiputada local y expresidenta municipal de Cosoleacaque, Gladys Merlín Castro, y su hija Karla, detenidos en Macuspana, Tabasco, quedando pendiente la captura de los homicidas intelectuales, con todo y que en el palenque público el trascendido es que las mataron para el robo de sus pertenencias.
Unos veinte Colectivos en Veracruz, integrados con padres con hijos desaparecidos, buscando a los suyos en fosas clandestinas y cárceles, sin que al momento existan autores físicos, menos intelectuales, detenidos.
En el casi sexenio de Javier Duarte, diecinueve reporteros, fotógrafos, camarógrafos y editores asesinados, más tres desaparecidos, y en ningún caso, capturados los asesinos intelectuales, uno que otro físico, y al mismo tiempo, vaya paradoja, sin sentencia.
Incluso, y como en el caso del crimen de la reportera Regina Martínez, un detenido liberado por falta de pruebas.
De por sí, con el crimen físico, la injusticia como soberana máxima. Peor, mucho peor, la injusticia con los asesinos intelectuales libres, digamos, sin ninguna pista, rastro, huella, para su detención.

LOS MUERTOS CON CADA GOBERNADOR

En el sexenio de Miguel Alemán Velasco, un reportero asesinado.
Con Fidel Herrera Beltrán, 5.
Javier Duarte, diecinueve.
Miguel Ángel Yunes Linares, 5.
Con Cuitláhuac García Jiménez van 4.
Y en los 34 (treinta y cuatro) homicidios cometidos, mujeres y hombres, en unos casos, secuestrados en sus propios domicilios, asesinados por la espalda y decapitados, sepultados en las fosas que ellos mismos fueron obligados a cavar, ni asesinos físicos ni tampoco intelectuales detenidos.
Y como cada gobernador carga con sus muertos, entonces, cada jefe del Poder Ejecutivo Estatal se olvida de los trabajadores de la información ejecutados en el gobierno anterior para lidiar con los homicidios en su tiempo.
Lo peor: La llamada Comisión Estatal de Atención y Protección a Periodistas (CEAPP, por las siglas) ocupada, digamos, en trámites burocráticos para “cubrir el expediente” y justificar los salarios elevados a los funcionarios públicos elegidos por dedazo superior.
Es el Veracruz de la impunidad.
La impunidad como reina y jefa máxima de la vida democrática.
Es “dorar la píldora” para justificar acciones y asestarse “golpes de pecho”.
Incluso, de nada ha servido que organismos internacionales como la ONU, la Unión Europea, el Parlamento británico, y ONG del exterior miren a Veracruz como “el peor rincón del mundo para el ejercicio reporteril”.
Se refiere aquí la dupla de los asesinos físicos e intelectuales en el caso de los reporteros para documentar el estado de cosas en el resto de la población y cuyos casos están igual o peor.
La impunidad de norte a sur y de este a oeste del Veracruz polvoriento, el infierno, el fondo del infierno… así la autoridad cacaree como chachalaca que ningún crimen quedará impune, cuando, caray, de Miguel Alemán a Cuitláhuac García, tal cual estamos.

SILENCIO OFICIAL

Veracruz, tierra de feminicidios. ¿Quién o quiénes y por qué ordenan matar a mujeres?
Veracruz, tierra fértil de desaparecidos. ¿Quién o quiénes y por qué ordenan secuestrar y desaparecer personas?
Veracruz, paraíso de fosas clandestinas. ¿Por qué y quiénes son los culpables de que sigan apareciendo más fosas de la muerte?
Veracruz, tierra impune. ¿Cuáles son las razones de peso y con peso para que los asesinos físicos e intelectuales continúen libres, como si fueran los dueños únicos y exclusivos de la pelota?
¿Tan poderosos, tan fuertes, tan buenas relaciones políticas tienen los homicidas físicas e intelectuales, más los intelectuales, para seguir operando como si Veracruz fuera su gran hacienda porfirista?
¿Por qué los Colectivos y los familiares de las personas secuestradas, desaparecidas y asesinadas protestan, se inconforman, exigen justicia, y su protesta muere en el silencio oficial?


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.