cargando

En twitter:

PosData
Martes 27 julio, 2021

Gabinete nublado y grisáceo

Decepcionante repaso a los secretarios del gabinete legal del gobierno de Veracruz
•Mayoría de titulares viven o les gusta vivir, en las sombras, sin hacer ruido, como jesuitas
•El resultado de sus hechos por el bienestar social llevan treinta meses en la luna


Luis Velázquez/Foto de Yerania Rolón

La obra pública en treinta meses del gabinete legal del gobierno de Veracruz es la siguiente:
Éric Patrocinio Cisneros Burgos: Secretario General de Gobierno, su apodo endilgado por los enemigos y adversarios, "como anillo al dedo".

  • Éric Cisneros. El jefazo político

"El bola ocho". Peleador callejero que ha reñido con todos y/o con casi todos los líderes partidistas y hasta con la iglesia, casi casi, al nivel de la diputada local de MORENA, expriista Mónica Robles Barajas, recién satanizada por el arzobispo. La acusación del diputado local, Magdaleno Torres Rosales, de que con recursos públicos de Veracruz compra bienes materiales en Baja California, su tierra adoptiva. El profeta de la discordia. En vez de sumar alrededor del proyecto guinda y marrón, tiene partida a la comunidad estatal.

Zenyazen Escobar: En vez de pulir y volver a pulir el brillo educativo, en el palenque público su fama de un strippero en la zona centro de Veracruz. Su atributo número uno para escalar en la pirámide del poder, la amistad con el góber. Tanto que para congraciarse con el mero mero creó la Orquesta Sinfónica de Salsa de la secretaría de Educación. El analfabetismo en Veracruz, desde la población que no sabe leer ni escribir hasta que la tiene inconclusa la escuela primaria y secundaria y el bachillerato, le vale.

José Luis Lima Cobos: Secretario de Finanzas y Planeación está convertido en el señor de los préstamos, de los créditos, endrogando cada vez más y más las finanzas públicas. La razón superior, que los antecesores dejaron un estercolero. Dinerito, digamos, para salir del paso. Y al mismo tiempo, hundiendo más al gobierno de Veracruz en el fondo del precipicio.

Diana Aróstegui: Más allá de la secretaría de Trabajo y Previsión Social, ningún trascendido en su obra pública. Caray, que ninguna huelga existe de norte a sur y de este a oeste, una falacia en el tiempo del COVID y la recesión, cuando en el primer año del coronavirus fueron despedidos 140 mil empleados de comercios, negocios y empresas según afirma el académico Hilario Barcelata.

Enrique Nachón: Secretario de Desarrollo Económico, la razón suprema de la dependencia, crear y recrear empleos, un fiasco. El fraude más grande de la historia. Cada vez, el desempleo multiplicándose como los peces y los panes. Su antecesor, todavía alardeaba del tianguis de higos, mangos y pambazos en Xalapa. Sus ligas con la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, lo tienen ahí. Empresario intrascendente para el bienestar social.

Elio Hernández Gutiérrez: Secretario de Infraestructura y Obra Pública, nadie conoce una obra pública singular ni a nivel local, regional ni estatal. Las constructoras, quejándose de que la obra fue asignada a compañías foráneas en detrimento de las locales. La amistad con el góber lo salva y redime. Intocable... que por razón poderosa y de fondo y con peso y de peso será.

Guillermo Sánchez: Una Sedesol oscura. En treinta meses, "veinte y las malas" que apenas, apenitas, la dirección de Comunicación Social, igual que como en los casos anteriores de las secretarías, unos cuantos, 2, 3, 4, boletines (y serían muchos) habrían manejado de sus acciones sociales.

Juan Carlos Contreras Bautista.: SEDEMA. Secretaría del Medio Ambiente... y que sabrá el chamán sus efectos, acciones y consecuencias. Un cero a la izquierda.

Evaristo Ovando Ramírez: SEDARPA. Los tres cultivos básicos, tradicionales, legendarios y míticos de Veracruz (la caña de azúcar, el café y los cítricos), antes, sustento económico, ahora rebasados y con mucho por las remesas del millón de paisanos, sin papeles, en Estados Unidos, todos huyendo de la desafortunada política económica, incapaz de crear empleos. El colmo: el famoso tianguis de mangos de Actopan en Xalapa... que para impulsar la economía regional; "está güeno".

Xóchitl Arbesú: Su gran obra, la obra de todos los tiempos, la genialidad ocurrente desde la secretaría de Turismo, esa cosita esotérica llamada "Veracruz se antoja"... pero para los carteles y cartelitos, anexos y conexos. Incluso, el secretario General de Gobierno (y que por alguna razón) salió a su rescate lanzado la gran idea turística de todos los tiempos del barco "El cuenqueño" que navegando en el río Papaloapan ofrecerá servicios turísticos.

Guadalupe Osorno: Habría de preguntarse si la secretaría de Protección Civil existe. Y si existe, en la nulidad pública y la impunidad. En su feudo, existiendo por omisión.

Mercedes Santoyo.: Contralora. Más, mucho más reality show logró Leslie Garibo, su antecesora, con tantas y tantas denuncias penales en contra de funcionarios de la yunicidad, aun cuando fueron debut y despedida porque al momento, treinta meses después, y luego de tanto escándalo mediático levantando mucho, demasiado polvo asfixiante, únicamente hay un detenido, alto funcionario de la SEFIPLAN yunista, y quien está o estaría a punto de obtener su libertad por falta de pruebas.

Verónica Hernández Giaddans: La primera Fiscal General de Veracruz entró a la inmortalidad con su frase bíblica que manifestó su identidad sicológica. "Aquí mando yo". Luego, con su debut en evento público disfrazada de Gatúbela. De allí para adelante, Veracruz, un camino lleno de impunidad que alienta y multiplica la violencia, pues los malandros y malosos, los sicarios y pistoleros, los carteles y cartelitos y los delincuentes comunes saben, están conscientes, de que desde la Fiscalía "nada pasa".

Hugo Gutiérrez Maldonado: El secretario de Marina, almirante José Rafael Ojeda, ya lo dijo y también el Santo Papa y el jaranero de la iguana en el hombro izquierdo. Veracruz ya descendió al quinto lugar nacional en feminicidios cuando iba en el primer lugar del ranking.

Roberto Ramos Alor: Secretario de Salud, su gran obra pública en treinta meses es la siguiente: rebasado por el COVID, parte de la familia en la nómina y cargos públicos, compra de medicinas por dedazo a la empresa del ex delegado federal en Jalisco, remodelación de su oficina en el tiempo de la pandemia y desdén por los familiares y niños con cáncer a quienes ni siquiera una audiencia ha querido conferir, cargando la cruz de su pasado como director del Hospital Regional de Coatzacoalcos con el gobernador panista, Miguel Ángel Yunes Linares.

Iván Luna: El director de Comunicación Social del gobierno de Veracruz ha pasado treinta meses... en la luna. Su trabajo está centrado en boletines alrededor del gobernador, y de ahí en adelante, del 99 por ciento de los funcionarios del gabinete legal y ampliado, nada se conoce, nada trasciende.
Ningún cometido logran a partir de que cero boletines sobre el resultado concreto, específico y macizo con hechos relevantes sobre su trabajo en el día con día.
Pero, claro, todos cobran cada quincena...


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.