cargando

En twitter:

PosData
Miércoles 21 julio, 2021

"Un mundo nos vigila"

Reality-show con el espionaje en teléfonos celulares
•Mi familia, espiada, dijo López Obrador. Fariseos espiaban a Jesucristo
•De Mata-Hari a "los orejas" del palacio de gobierno de Veracruz
•Señoras contratando detectives para seguir los pasos a maridos infieles
•Quien no haya espiado "que tire la primera piedra"


Luis Velázquez

Los políticos y los medios están "descubriendo el agua tibia" con el espionaje de Pegasus a políticos, disidentes, contestatarios, opositores, empresarios y reporteros.
Incluso, publicando a 8 columnas, en portada, que toda la familia de Andrés Manuel López Obrador, López Obrador, el presidente, esposa, hijos, hermanos, fueron espiados entre los años 2016 y 2017 por órdenes de Enrique Peña Nieto.

  • Miguel Alemán Velasco. "A todos nos han espiado y amenazado"/Foto Cristina Rodríguez La Jornada

En total, unas cincuenta personas del círculo cercano de López Obrador espiadas y vigiladas por los celulares.
Pero, caray, el espionaje es tan viejo como la historia de la humanidad.
En el relato bíblico, dos apóstoles de Jesús llegan a un pueblo y de pronto se les aparece una trabajadora sexual, de nombre Ruth, y les dice que los espían y los buscan para matarlos y les ofrece su casa de cortesanas donde estarán ultra contra súper seguros para pasar la noche y al día siguiente agarrar camino, en huida.
Los emperadores romanos tenían espías para medir el termómetro social de los Senadores.
Luzbel midió la integridad de Eva, la primera mujer del mundo, y cuando la tenía bien espiadita en sus debilidades la convenció de comer de la fruta prohibida y convencer al padre Adán porque se parecerían a Dios.
El gobernador de Veracruz, Luis Mier y Terán, compadrito de Porfirio Díaz Mori, descubrió, a través del espionaje, que 9 jarochos intentaban sublevarse a su reelección y luego luego el dictador le envió el famoso telegrama:
"¡Mátalos en caliente!".
Y los mató.
Debido al espionaje, Plutarco Elías Calles fue informado de los cien seguidores de José Vasconcelos Calderón como candidato independiente, opositor a Calles, y ordenó que una noche mataran a todos cuando estaban reunidos, conocida aquella orgía sangrienta como "La matanza de Topilejo".
El espionaje, pues, se ha dado en todos los tiempos y en la lucha despiadada, ruin y miserable por el poder público las primeras víctimas son los políticos.
Los políticos, incluso del mismo partido, espiándose a sí mismo.
Y ni se diga a los opositores.
"Veinte y las malas" que ahora mismo, y como mera hipótesis, Marcelo Ebrard Casaubon, secretario de Relaciones Exteriores, espía a Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno en la Ciudad de México, y a los suyos, y viceversa, disputando ambos por congraciarse con López Obrador para la candidatura presidencial de MORENA en el año 2024.
Entonces, que nadie la haga de tos y se inmole en la mesa nacional de los sacrificios.
En el siglo pasado, los periodistas más espiados eran, entre otros, Julio Scherer García y Manuel Buendía.
Ahora sí, como dijo el filósofo hippie, Enrique Peña Nieto, "aquel que esté libre de espiar... que arroje la primera piedra".

UN ESPÍA EN CADA HIJO LA PATRIA TE DIO...
El espionaje significa una parte de la estrategia de los políticos para adueñarse del poder público.
Incluso, tiempos aquellos cuando el espionaje llegaba a la vida sexual, digamos, prohibida, con amadas amantes, mujeres y hombres, y se ventilaban en el palenque mediático.
Se trata, claro, de una forma intimidatoria a la naturaleza humana.
Más, cuando el espionaje llega a la vida familiar y la esposa y los hijos y los hermanos y los tíos y los primos son espiados.
Richard Nixon, el poderoso presidente de Estados Unidos, perdió la Casa Blanca luego de que los reporteros de The Washington Post, Carl Bernestein y Bob Woodward, descubrieran y demostraran el espionaje a sus adversarios y enemigos del Partido Demócrata, todos, llevados a juicio.
Era feliz y dichoso, Richard Nixon escuchando las decenas, cientos de grabaciones del espionaje que le llevaban a la Casa Blanca.
El poderío de Edgar Hoover, el jefe máximo de la CIA, se debía al espionaje, incluso, al mismito presidente de EU, Jack Kennedy, en su vida sexual.
Incluso, Hoover llegó a espiar al escritor Ernest Hemingway.
Para bien o para mal de cada tribu política, el espionaje ha tenido carta de adopción desde antes de que Dios creara el mundo durante seis días y al séptimo día descansara agotado del esfuerzo.
Famosos los detectives privados en el siglo pasado colgando su letrero en la puerta de sus oficinas anunciando que espiaban de todo y con todo.
Las señoras, contratando detectives para espiar las aventuras sexuales de sus maridos.
Los detectives vestidos con traje y corbata y con un impermeable con el cuello alto y un sombrero para ocultar parte de la cara siguiendo pistas mientras fumaban un cigarro extralargo.
Meterse de político significa exponerse al espionaje, pues "un mundo nos vigila" como dirían don Pedro Ferriz y Jaime Mausan.
¡Ay, zandunga, mamá por Dios, las famosas películas de espías de Juan Orol!
Casi pudiera escribirse que un espía en cada hijo la patria nos dio...

"LOS OREJAS" DEL PALACIO
No es sicosis, pero, cuidado, el vecino de al lado en la mesa en el café es o puede ser un espía.
Incluso, tiempo existió con la versión de que algunos restaurantes tenían instalados micrófonos ocultos para espiar.
Por eso cuando el priista Mario Tejeda Tejeda platicaba en un café cosas incómodas se tapaba la mano para hablar pues tenía miedo de que desde lejos le leyeran los labios.
El espionaje se ha vuelto "el pan de cada día" que, por ejemplo, los reporteros están acostumbrados a trabajar con policías espías.
Espías que los espían a ellos.
Y a los políticos.
Y por aquí los tundeteclas entrevistan a un político, y más opositor, en automático envían la grabación o el reporte a los jefes en Xalapa.
Todavía peor:
La fama pública revela que algunos reporteros se han vuelto amigos entrañables de los espías oficiales y se intercambian información.
Y hasta les envían una copia de su nota periodística del día a los llamados "orejas".
Los orejas que escuchan con los ojos y con los oídos y todo lo registran.
Pero, bueno, en la vid del Señor hay tiempos así cuando con el espionaje se ventilan noticias de 8 columnas, en portada, diciendo que la familia de López Obrador fue espiada.

ESPÍAN MÁS A LOS IMPORTANTES
Nada, entonces, de hacer al monje loco con el espionaje.
De Mata-Hari, la famosa espía rusa con sus encantos femeninos, a la diosa griega, Eos, gran espía.
Prometeo robando el fuego sagrado luego de histórico espionaje.
Napoleón Bonaparte con Joseph Fouché, cuya fuerza policiaca estaba en el alto y fino aparato espía a sus órdenes.
Del FBI y a la CIA en Estados Unidos a la Gestapo en Rusia y al desaparecido CISEN, Centro de Investigación y Seguridad Nacional, de México, y a "los orejas" de la policía de la secretaría de Seguridad Pública en Veracruz.
"A todos nos han espiado y amenazado" dijo Miguel Alemán Velasco cuando gobernaba Veracruz.
Entre más espiado un político, un opositor, un disidente, un empresario, un reportero..., más que los 15 minutos de fama de Wharol, mucho más importante se vuelve y es.



Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.