cargando

En twitter:

PosData
Jueves 01 julio, 2021

El rector que estremeció a la Universidad Veracruzana

El examen de admisión, un estercolero. Líderes porriles y políticos traficaban influencias para meter a sus recomendados
•Rafael Hernández Villlalpando asestó manotazo firme. Sólo aceptarían a quienes aprobaran el examen. Las tribus lo odiaron...
•Fue el primer alcalde de Xalapa opositor y enfrentó y desafió a par de gobernadores
•Reelegido como diputado federal y por MORENA. Inició en la vida pública y se mantiene como militante de la izquierda


Luis Velázquez

Rafael Hernández Villalpando (Xalapa, 1947) es diputado federal. Y fue reelecto. Y por MORENA, el partido de López Obrador.

  • Rafael Hernández Villalpando. Huella política

Y aun cuando en la campaña electoral reviró a los críticos diciendo que "era una paleta, una paleta muy chupada", quizá habría convocado la misma filosofía política de López Obrador cuando decía que lo dieran por indio muerto camino a la candidatura presidencial en el año 2006, Vicente Fox Quesada presidente, Felipe Calderón Hinojosa, el virtual candidato.
Villalpando es un operador político con bajo perfil. Discreto. Desde su tiempo como subsecretario General de Gobierno, Dante Alfonso Delgado Rannauro gobernador, robaleaba en el fondo del "proceloso mar de la política" cabildeando, negociando, logrando acuerdos, suscribiendo convenios.
Lejos de las candilejas mediáticas dejaba que otros ocuparan la pasarela. Pero pactaba en asuntos prioritarios para Dante, de quien fuera su maestro en la facultad de Leyes de la Universidad Veracruzana (materias, Introducción al Estudio del Derecho e Historia de las Ideas Políticas), Villalpando en el último año escolar y Dante ingresando a la UV.
De la subsecretaría de Gobierno fue ascendido a rector de la Universidad Veracruzana.
Y en la UV dejó profunda, inalterable huella de su cabildeo negociador.
Por ejemplo, ante la historia y de cara a la historia asestó manotazo canijo para acabar con el porrismo estudiantil.
Tiempo aquel, por ejemplo, cuando los porros eran líderes de los alumnos, pero también, heraldos de la violencia.
Tan fuertes y poderosos que alumno reprobado en el examen de admisión en la UV que por aquí era apadrinado por los líderes porriles, en automático ingresaba al primer año de la carrera universitaria.
Incluso, parte de los funcionarios del gabinete legal y ampliado se creían con suficiente fuerza política para recomendar a los hijos reprobados de sus amigos en el examen de admisión y luego luego ingresaban, fast track.
Es más, tiempo cuando los diputados locales y federales levantaban la mano con su lista de recomendados y todos admitidos, sin excepción.
La UV como un estercolero académico sujeta a los caprichos y berrinches y autoritarismo de los políticos y líderes porriles en turno.
Entonces, Villalpando como rector planteó al gobernador Dante Delgado la caída estrepitosa en que iba la UV porque estaba peor que la peor universidad patito de Veracruz y del país.
Y Dante aprobó la conseja del rector que a partir del siguiente examen de admisión únicamente serían admitidos quienes lo aprobaran.
Y cuando llegó la hora y el rector dantista aplicó la orden cien por ciento académica, y los políticos y porros estudiantiles presionaron con sus recomendados, Villalpando se mantuvo firme, inalterable, sin que en ningún momento le temblara el puño firme, la voluntad inquebrantable.
Incluso, un poderoso secretario del gabinete legal lo amenazó insistiendo en que su recomendado, un chico reprobado, fuera admitido.
-- Ningún reprobado será admitido, sostuvo el rector.
-- Entonces, hablaré con el gobernador, amenazó el poderoso secretario.
--¡Sale! ¡Me traes por escrito la recomendación!
--¿Te crees muy salsa?
--No, no, es la orden del gobernador. Y te advierto, si entra un reprobado..., entran todos.
Villalpando se mantuvo. Y aquel secretario del gabinete legal terminó odiándolo.
Y los líderes estudiantiles se doblaron.
Desde entonces, la única regla para admitir a los chicos de nuevo ingreso es el examen de admisión.

PRIMER ALCALDE OPOSITOR Y POR LA IZQUIERDA
Fue Villalpando candidato a presidente municipal por un partido de oposición.
Su alumno y amigo, Dante Delgado estaba preso en el penal de Pacho Viejo por órdenes del presidente Ernesto Zedillo cumplidas "al pie de la letra" por el gobernador Patricio Chirinos Calero.
Miguel Ángel Yunes Linares era presidente del CDE del PRI, ascendido a la dirigencia tricolor camino a la candidatura a gobernador.
Dura y ruda fue aquella pelea electoral.
Tan dura que el PRI perdió 107 (ciento siete alcaldías) en el estado de Veracruz, la mayoría ganadas por el PAN.
Villalpando se convirtió en alcalde de Xalapa, nominado por el partido de Dante, Convergencia por la Democracia y el PRD.
Aquel domingo en la noche, informado de la ignominiosa derrota, Chirinos se paseaba en su oficina de jefe del Poder Ejecutivo Estatal, con las manos entrelazadas hacia atrás, dando vueltas con la espalda encorvada, repitiendo frase bíblica según contaba Villalpando: "Xalapa... no. Xalapa... no. Xalapa... no".
Y el alcalde electo se echaba carcajada sonante y resonante.

LA GRAN LUCHA DE SU VIDA
Se enfrentó a Patricio Chirinos y Miguel Ángel Yunes Linares.
Pero también, al gobernador Miguel Alemán Velasco.
De entonces, y antes, a la fecha, es el único presidente municipal de Xalapa que tiró la basura arrojada desde los camiones de la Limpia Pública frente al palacio del gobierno del Estado en son de protesta por la exclusión oficial.
Y como se mantuviera opositor y rijoso, entonces el procurador de Justicia le buscó páginas negras, incluso manipuladas, hasta desaforarlo.
Y emitir una orden de aprehensión.
Se reiteraba así la filosofía política del gobernador Agustín Silvestre Acosta Lagunes cuando desaforara a Carlos Padilla Becerra como alcalde de Xalapa.
Pero quizá la más indicativa y significativa lucha de Villalpando en su vida fue contra las debilidades humanas y que ganara con firmeza para luego continuar la meteórica carrera que tuviera, por ejemplo, en el Dantismo, subsecretario de Gobierno, rector de la UV y alcalde.
Su paso por las secretarías de Gobernación y Educación.
Reelegido diputado federal por MORENA, derrotando al priista Adolfo Mota, subsecretario y secretario de Educación, presidente del CDE del PRI y diputado federal en su haber.
Fue Convergente, partido de izquierda.
Fue perredista, partido de izquierda.
Es Morenista, partido de izquierda.
Nunca, ni de chiste, fue priista, y Dante Delgado respetó su ropaje ideológico.


1 comentario(s)

America Acosta 02 Jul, 2021 - 20:02
¡Buenas tardes!
Lic. Rafael Hernández Villalpando eres un ejemplo, admiro su fortaleza, entrega eres un profesional y político de alto nivel.
Felicidades por sus logros la historia lo recordará siempre con amor.

Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.