cargando

En twitter:

Expediente 2021
Martes 22 junio, 2021

Marlon dejará el PRI

Desde la toma de posesión quedó claro a Marlon Ramírez. Si buscaba la curul local pluri dejaría la presidencia del CDE del PRI. Y el momento estelar ha sonado.
Dejará el tricolor, más hundido que nunca. ¡Vaya ultra contra súper madriza el domingo electoral 6 de junio!
De 212 presidencias municipales en disputa, el tricolor solo ganó unas veintidós, aprox.
De 50 curules locales, unis y pluris, únicamente dos. Y las dos, pluris.
Y de las 20 diputaciones federales, solo una.

Luis Velázquez

Y con Pepe Yunes Zorrilla, por el distrito de Coatepec.
Desde luego, al PRI le fue de los mil demonios. Pero al “priista enano” que así lo denominara Javier Duarte, le fue bien. Muy bien. 3 años más por delante encaramado en el poder. Desde allí podrá seguir con su “lealtad ciega” al PAN de la yunicidad, su nuevo querer.
Ahora, Diógenes busca con la lámpara votiva al sucesor.
Unos, por ejemplo, miran a Adolfo Mota Hernández… pero ya fue.
Otros, a Américo Zúñiga Martínez… y ya fue.
Otros más, a Héctor Yunes Landa, y también ya tuvo tu espacio y tiempo en el trono imperial y faraónico del partidazo.
Hay quienes piensan, vaya octava maravilla del mundo, en Elizabeth Morales, quien también ya fue, pero, además, desertó del tricolor refugiándose en MORENA donde, parece, debut y despedida.
El nuevo presidente del CDE “bailará con la más fea”.
Uno. El derrumbe en el fondo del precipicio donde lo dejará el actual comité directivo estatal.
Dos. Con apenas, apenitas, 22 alcaldías, y la mayoría, indígenas y rurales, solo Orizaba como la gran ciudad urbana, el tricolor tendrá pocas, limitadas, escasas maniobra de operación.
Y tres. Le tocará la elección sexenal más importante como es la gubernatura en el año 2024.
Además, el escenario nacional está igual o peor.
De las quince gubernaturas disputadas el 6 de junio, el PRI de Alito, mejor dicho, Amlito, ninguna ganó.
Y de los 500 diputados federales, únicamente tendrá unos 71, setenta y uno.
Por eso, el CDE rojo necesitará un presidente con una gran autoridad política, social y moral.
General de 5 estrellas, fogueado en el campo de batalla.
Una especie de Carlos Alberto Madrazo, el llamado Ciclón del sureste. Impetuoso. Volcánico. Incandescente. Capaz de resucitar a los muertos y los moribundos.
Digamos, un Rafael Arriola Molina, el dirigente priista en el sexenio del gobernador Rafael Murillo Vidal.
Incluso, un Miguel Ángel Yunes Linares para estremecer y cimbrar los 212 municipios.
De lo contrario, si de pronto las tribus rojas “sacan de la chistera” a un presidente burocrático, pasiflorine, contemplativo, místico, tibio, significaría una derrota anunciada para el 2024.

EL PRI… PICADILLO

Con Marlon, el tricolor quedó hecho picadillo en el palenque público. Casi casi, todos sus gallos fueron derrotados en las urnas.
Sea por la elección de Estado. Sea por el aparato gubernamental en manos de MORENA. Sea porque se interpuso una descarada compra de votos.
Sea porque la policía intimidó a los operadores electorales de la oposición. Sea porque los acosaron como una pesadilla.
Sea porque de igual manera como en el pasado con el priismo, MORENA está en el poder y llevaba las de ganar.
Sea porque en MORENA, las tribus guinda y marrón pelearon entre sí para imponer a los suyos, pero luego, definido el candidato, se respetaron sin obstruirse.
Sea por el factor López Obrador.
El caso es que tanto el PRI como el PAN, ni se diga el PRD y partidos anexos y conexos, quedaron noqueados en el centro del cuadrilátero electoral.
Y, bueno, de cara al 2024, allá cada elite partidista con el paso siguiente.
Por lo pronto, el tricolor en una encrucijada más para elegir al nuevo comité directivo estatal.
Más cuando Alejandro Moreno, (todavía) presidente del CEN del PRI, elegido diputado federal pluri, llamado a coordinar la bancada priista en el Congreso de la Unión con los Moreira (los
esposos), los Murat y los Gamboa Patrón, entre otros, sueña con la candidatura presidencial en el año 2024.
Y por eso mismo, necesita un equipo afín en cada entidad federativa.
Significaría, entonces, y como hipótesis universal que sería nominado el priista de Veracruz más cercano , y/o una de sus gentes, a Alito, también llamado Amlito, con todo y el bombardeo mediático en su contra por su tiempo como gobernador en Campeche, y en donde fue derrotado por la morenista Layda Sansores.
Dejado atrás la pasión electoral en las urnas, ahora, en el tricolor soplan los vientos huracanados por la nueva dirigencia.
Y en Veracruz hace aire. Y torrencial, pues muchos jefes tribales quedaron sin nada y sueñan con seguir encaramados en la pirámide del poder.
El acomodo de fuerzas en el interior del tricolor pareciera los males de la caja de Pandora, los jinetes del Apocalipsis, las plagas egipcias.
Más porque ni el presidente de la república ni tampoco el gobernador son priistas, tan acostumbrados como estaban a respetar el mando “de un solo hombre”.
El rebaño quedó sin pastor.
La manada de elefantes sin jefe elefante.
Y la estampida de los búfalos está en el mediodía polvoriento y canicular, luchando, caray, por los despojos, como los zopilotes carroñeros…
“La caballada está flaca” diría el cacique priista del siglo pasado, Rubén Figueroa Figueroa.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.