cargando

En twitter:

Malecón del paseo
Lunes 26 abril, 2021

El hijo de la miseria

•Pedía limosna
•Gabriel García Márquez

EMBARCADERO: Atrás del éxito editorial de Gabriel García Márquez, reportero, novelista y cuentista, Premio Nobel de Literatura, existe una historia de pobreza, incluso, de miseria... Alguna vez lo dijo de la siguiente manera: “Todos los días empujo la carreta. Ignoro el desenlace, pero la sigo empujando”... Por ejemplo, algunos episodios de su vida que retratan la lucha feroz con que se abrió camino en el oficio más fascinante como es contar historias

Luis Velázquez

ROMPEOLAS: 1) En París, llegó a pedir limosna en el Metro para comer… 2) Recién llegado a México únicamente con veinte dólares, su esposa, un hijo y el otro que venía en camino, se la pasaba haciendo fila en la secretaría de Gobernación para legalizarse y legalizar a la familia… 3) El día cuando su amigo Álvaro Mutis le consiguió una entrevista con el cineasta y director de la revista Suceso, Gustavo Alatriste, llegó mucho antes para esperarlo sentado y evitar que advirtiera que tenía rota y desprendida la suela de los zapatos…

ARRECIFES: 3) En París iba a las carnicerías y pedía prestado un hueso para hervirlo en una estufa que la casera la prestaba y sentir que comía sopa… 4) En París, en la miseria total, recogía las botellas tiradas en la calle y luego las vendía… 5) En París también cantaba canciones rancheras mexicanas en los bares de latinos… 6) En París vivía en la buhardilla de un hotel que el administrador le permitía y un día, a punto de ser lanzado, dejó en prenda los originales de una novela…

ESCOLLERAS: 7) El periódico donde trabajaba en Colombia le dio un cheque para irse de enviado especial y fue al banco para cambiarlo y el gerente se negaba porque iba vestido como un mendigo, con ropita sencilla y pobre… 8) En su tiempo estudiantil le apodaban “El trapo/loco”, porque solo tenía dos mudas de ropa y una lavaba y la otra usaba… Además, se vestía como un bailador de mambo y con la melena alborotada y el bigotazo hasta lo confundieron con un argelino en Francia y lo detuvieron… 9) En Colombia, un periódico le publicó su primer cuento que había enviado y al día siguiente no pudo comprar un ejemplar porque ni un centavo tenía en la bolsa…

PLAZOLETA: 10) En Bogotá anduvo de pueblo en pueblo vendiendo libros, trabajito que abandonó luego de que en un mes ningún libro pudo acomodar… 11) En su inicio de reportero en Bogotá solía dormir en un parque y una madrugada la policía le cayó y lo encarceló acusado de pordiosero… También solía dormir en antros de mala muerte… Y otras veces, se quedaba a dormir en el periódico, muchas ocasiones escribiendo sus novelas en la madrugada, y hacia las 7 de la mañana se daba un baño y se iba a la facultad de Leyes donde estudiaba… Entonces, le pagaban 37 centavos por un artículo y se consideraba el reportero peor pagado del mundo…

PALMERAS: 12) De niño era sonámbulo y una que otra ocasión uno de sus hermanos lo alcanzó en la calle… 13) Su padre le decía que si se dedicaba al periodismo “comerás letras”… 14) Durante muchos años leía los libros que le prestaban los amigos, incapaz de comprarse el libro deseado… La mayoría de las anécdotas, vivencias y experiencias anteriores han sido contadas por el escritor y cronista Juan Villoro en las conferencias que cada miércoles está dictando de manera virtual desde la “Casa Cien Años de Soledad” en la Ciudad de México…


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.