cargando

En twitter:

Barandal
Sábado 24 abril, 2021

Década de Angustia

•Los desaparecidos
•Remover fosas

ESCALERAS: Menos de seis años duró el tiempo constitucional de Javier Duarte. Pero casi 5 años después, los estragos continúan. Veracruz, convertido en un infierno. El infierno de los desaparecidos. El infierno de las fosas clandestinas. Veracruz, un fosario. Hay en Veracruz, parecen existir, más fosas que municipios.

Luis Velázquez

En Ixtaczoquitlán, por ejemplo, el Colectivo de la señora Aracely Salcedo (su hija Fernanda Rubí desaparecida en el año 2012) encontró diez cadáveres.
Y por eso mismo, dijo que seguirán escarbando en terrenos de la región.
Incluso, la semana anterior fue intensa, dura y ruda, porque todos los días, los padres de familia, sobre todo las madres, salieron a buscar a sus hijos.

PASAMANOS: Desde entonces, hacia el año 2012 cuando los Colectivos empezaron a integrarse en Veracruz, la búsqueda de los desaparecidos se ha redoblado.
Ellos buscan a los suyos en fosas. Pero también, en las cárceles y albergues. Y hasta en centros de prostitución.
La mayoría está segura que sus familiares viven y en algún lugar esperarán su rescate.
Además, y como tantos años han caminado, únicamente aspiran a encontrar el cadáver para la sepultura en el panteón y tener un lugar, un espacio digno, donde llevar flores y veladoras y rezar.

CORREDORES: En la historia contemporánea de Veracruz, el duartazgo fue el quiebre total y absoluto.
Incluso, tiempo de la desaparición forzada, resultante de la alianza sórdida y siniestra de políticos, jefes policiacos, policías y carteles y cartelitos para desaparecer personas.
Tiempo cuando la yunicidad demostró que las personas eran desaparecidas hasta en los retenes en las carreteras.
Tiempo, por ejemplo, de cuando hasta los políticos incómodos eran secuestrados, asesinados y sepultados en fosas clandestinas, como por ejemplo, en Colinas de Santa Fe.
Tiempo de cuando los 5 chicos de Playa Vicente (una menor de edad y 4 muchachos) fueran levantados en Tierra Blanca por elementos policiacos y su comandante y entregados al jefe de la plaza.

BALCONES: Mucho, demasiado daño en Veracruz. Quizá, y luego de la matanza de cuarenta mil ejidatarios en la década de 1930 cometidos por los sicarios de “La Mano Negra” del cacique Manuel Parra, el casi sexenio de Javier Duarte, el peor.
Todavía hoy, y para infortunio de todos, la desaparición.
Los 7 comerciantes de Río Blanco y Ciudad Mendoza, levantados por elementos policiacos en Ixtaczoquitlán.
Los 5 chicos de Xalapa, levantados en Emiliano Zapata.
Nunca se conoció el destino de las doce edecanes de Xalapa contratadas para una fiestecita en Actopan.

PASILLOS: Mucho, demasiado sufrimiento y dolor familiar y colectivo dejó aquel sexenio.
Y para desventura social, nunca los funcionarios de entonces fueron juzgados por desaparición forzada.
Y aun cuando la yunicidad encarceló en el penal de Pacho Viejo al secretario de Seguridad Pública de entonces y a sesenta policías nunca fueron procesados por “el delito de lesa humanidad” que nunca prescribe.

VENTANAS: En cientos, miles quizá, de hogares una silla continúa vacía a la hora de desayunar, comer y cenar. Es del hijo secuestrado y desaparecido. Es el hijo que los padres siguen buscando… con todo y que han transcurrido diez años, una década de angustia y desesperación por no saber nada de nada de los suyos.
Lo más canijo es que los Colectivos (parece que suman unos veinte en Veracruz) siguen buscando a los familiares con sus propios recursos, sin el apoyo y la solidaridad oficial.
Lo peor, vistos como enemigos y adversarios… como si buscar a los hijos desaparecidos significara un delito.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.