cargando

En twitter:

Expediente 2021
Martes 09 marzo, 2021

Sexenio de terror

El gran legado histórico de la 4T en Veracruz es el siguiente, aterrador y lleno de horror y pavor. Primero, alternando con el primero y el segundo lugar nacional en feminicidios. Y segundo, y al mismo tiempo, el asesinato de varias mujeres ligadas a la política.
Una. La alcaldesa Maricela Vallejo Orea, de Mixtla de Altamirano, MORENA.
Dos. La presidenta municipal Florisel Ríos Delfín, PRD, de Jamapa.

Luis Velázquez

Tres. La regidora María del Carmen Hernández, del PRD.
Cuatro, Catalina Montalvo Tezhohua, del PRI.
Cinco, Gladys Merlín Castro, ex presidenta municipal de Cosoleacaque y ex diputada local.
Y seis, Carla Enríquez Merlín, secretaria del Medio Ambiente con Javier Duarte, inminente candidata del PVEM, MORENA y PT a la alcaldía de Cosoleacaque.
Carla quiso con la izquierda “hacer Historia”. Pero fue degollada en su casa la madrugada del 15 de febrero junto con su señora madre.
En la mayoría de los casos, la impunidad, la hermana gemela, sórdida, siniestra y sombría de la inseguridad, la incertidumbre y la zozobra.
De por sí, el tiradero de cadáveres de mujeres de norte a sur y de este a oeste de Veracruz.
De por sí, la impunidad floreciendo en tierra fértil.
Y cuando asesinan a mujeres metidas en la política, incluso, más indicativo y significativo, a alcaldesas, entonces, palabras mayores para la población femenina.
De entrada, el oleaje de incertidumbre azotando a todos, sin excepción, pues nadie, queda claro, la tiene segura ni puede gritonear que ya la libró.
Luego enseguida, caray, si las mujeres políticas tienen escoltas, policías a su servicio en el Ayuntamiento, sus crímenes multiplican el pavor y el terrorismo en el resto de la población.
¡Vaya destino social!
Ni la secretaría de Seguridad Pública puede garantizar el llamado Estado de Derecho, la vida por encima de todo, ni tampoco la Fiscalía General con su Policía Ministerial para seguir la pista a los homicidas físicos e intelectuales, detenerlos, encarcelarlos y llevaron a un proceso penal.

COMICIOS ENSANGRENTADOS

En el tiempo institucional, tiempo sin “las pasioncillas políticas” revolcadas por las elecciones, varias mujeres políticas ejecutadas.
Ahora, con el proceso electoral para elegir presidentes municipales y diputados locales caminando, par de mujeres asesinadas.
Nadie se equivocaría diciendo que los comicios en Veracruz en el tiempo de la 4T se han ensangrentado.
Y lo que constituye una señal, el domingo 21, en Cosoleacaque, cientos de personas vestidas de blanco marcharon en las calles de la ciudad inconformes, molestas, irritadas, encabritas, reclamando justicia.
Y exigiendo la procuración de justicia tanto por el doble asesinato de la madre y la hija Merlín como por el crimen del chico corista de 22 años de edad de la iglesia “Preciosa sangre de Cristo”, saliendo del templo.
Sabrá el chamán “el fondo de la olla” para entender y comprender las razones, causas, pretextos, motivos, berrinches, por las cuales hemos llegado a tanta descomposición social.
Y lo peor, a tanta incapacidad oficial.
Quizá solo en el tiempo constitucional de Javier Duarte y Agustín Acosta Lagunes, igual que ahora, Veracruz oliendo a pólvora y sangre.
Y a impunidad, claro.
Con Duarte, Veracruz “el peor rincón del mundo para el gremio reporteril”. Diecinueve periodistas ejecutados y tres desaparecidos.
Además, el reino de la desaparición forzada con la alianza de políticos, jefes policiacos, policías y malandros.
Con Acosta Lagunes, el ajuste de cuentas entre los caciques y sus pistoleros, y por fortuna, sin llegar a la población civil.
Ahora, en la 4T, el fatídico escenario truculento para la población femenina. Y por añadidura, para las mujeres políticas.
Por lo pronto, seis mujeres ligadas a la actividad política ultimadas en el tiempo de la 4T, MORENA, la purificación moral, la honestidad valiente y el “Ya, chole”.
Más los precandidatos a presidentes municipales. El último, el ex alcalde de La Perla, y quien aspiraba de nuevo.

MUCHO PESAN LOS CADÁVERES

El 33.3 por ciento del sexenio de la 4T ya pasó en Veracruz. Y su legado es fatal.
Y fatal, porque el góber garantizó que en los dos primeros años pacificaría la entidad y el tiempo lo rebasó e incumplió.
Más allá de las observaciones de la Auditoría Superior de la Federación. ASF…
Y más allá de que la ASF incluya al secretario de Educación en los (presuntos) trastupijjes de “aviadores”, escuelas fantasmas, pagos en excesos y pagos hasta a los muertos…
Y más allá del cuartelazo a Gonzalo Vicencio para tumbarlo de MORENA…
Y más allá de que el ORFIS insista en que tiene 196 denuncias penales contra yunistas, duartistas y fidelistas por desvíos ultra contra súper millonarios…
Y más allá de la incapacidad de la Fiscalía para proceder con las denuncias penales a la captura de los pillos y ladrones…
“Todos los muertos pesan”.
Y pesan demasiado.
Y el tiradero de cadáveres y de impunidad crean y recrean un cóctel explosivo peligroso y riesgoso para un gobernador.
Más, mucho más, cuando los cadáveres son de mujeres.
Y una mujer, ejerciendo el poder en la Fiscalía General.
“Aquí mando yo” su frase bíblica.
Ta’güeno.
Manda muy bien.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.