cargando

En twitter:

PosData
Martes 23 febrero, 2021

Miguel Ángel: en una encrucijada

Joaquín Guzmán Avilés y sus 5 Lobitos, dueños de la mayor parte de las pelotas en la cancha panista
•En muchas ocasiones, Yunes Linares se ha levantado de la lona y resucitado como el dinosaurio de Tito Monterroso
•Ahora, cercado, las tribus del CDE sienten y olfatean un parteaguas; el adiós a los Kennedy de Boca del Río


Luis Velázquez/Foto de Yerania Rolón

Miguel Ángel Yunes Linares Linares vive el capítulo más intenso y volcánico de su vida pública; un parteaguas, incluso.
Gana, con su hijo, el primogénito, la candidatura a presidente municipal de Veracruz y saca boleto para el año 2024.

  • Yunes Linares. "El todo por el todo"

O la pierde y sería, quizá, el principio del fin del yunismo azul en Veracruz.
Y aun cuando como dice Jorge Uscanga Escobar, "en política no hay hombre muerto" pues hasta los muertos suelen resucitar, pareciera que con la nominación para la alcaldía se está "jugando el todo por el todo".
Más cuando ya fue priista y perdió con su candidato, José de Jesús Mancha, la presidencia del CDE del PAN.
Y más cuando en la última elección interna para los precandidatos a presidentes municipales, únicamente ganó en Xalapa con Sergio Hernández, He Man.
Boca del Río, con Juan Manuel de Unanue.
Tuxpan con Pepe Mancha, tan manchado que dejó el PAN.
Y Tlalixcoyan.
Y de ahí en adelante, Joaquín Guzmán Avilés, presidente del CDE, con sus 5 Lobitos (Julen Rementería, Víctor Serralde, Germán Yescas, Tito Delfín y Enrique Cambranis) se quedaron con el resto de las parcelas municipales y distritales.
Ene número de veces se ha levantado Yunes de la lona.
Por ejemplo, luego de aquella fatídica derrota en el sexenio de Patricio Chirinos Calero como presidente del CDE del PRI cuando perdió 107 (ciento siete) alcaldías renunció al tricolor y muchos años después apareció en el Foxismo y el Felipismo con los más altos cargos públicos federales desempeñados en su vida.
Vaya, ni siquiera cuando con Chirinos Calero fue Oficial Mayor de la secretaría del Medio Ambiente.
Ni siquiera cuando fuera el segundo de la profe Elba Esther Gordillo en el Congreso de la Unión.
En el camino se conflictuó, entre otros, con Roberto Madrazo Pintado, Elba Esther Gordillo, Emilio Chuayffet Chemor y Fidel Herrera Beltrán.
Incluso, con José Luis Lobato Campos, que en paz descanse, aun cuando luego se reconciliaron.
Y en todos los casos, "haiga sido como haiga sido", salió adelante.
Es más, en el otro lado de la cancha azul, la apuesta es la siguiente:
Una. Si Bingen Rementería pierde la segunda vuelta por la precandidatura a presidente municipal de Veracruz y aceptara la derrota, entonces, con su padre, Julen Rementería del Puerto, continuaría en el PAN, pensando hacia el año 2024.
Dos. Si Bingen ganara la segunda vuelta, entonces los Yunes azules desertarían del PAN camino a otro partido, seguros de que así como con el padre existió vida luego del PRI también después del PAN.
El plazo partidista en el PAN para determinar si van a segunda vuelta y el nombre del candidato a la alcaldía vencerá el mes de marzo.
Tiempo suficiente para, digamos, una concertacesión.
Y una concertacesión, si pudiera darse, considerando que entre más fracturadas estén las tribus azules, más riesgo de que la oposición, sobre todo MORENA, se meta hasta la cocina del corazón electoral de Veracruz.
Más por lo siguiente: una encuesta de Parametría da casi casi un empate entre el PAN y Morena en Boca del Río y Veracruz con sus candidatos a presidentes municipales y diputados locales.

BLINDARON LOS 5 LOBITOS A GUZMÁN AVILÉS
Cada uno de los 5 Lobitos de Guzmán Avilés barbecharon el surco y amarraron sus candidatos a presidentes municipales y diputados locales en sus distritos.
Julen Rementería, Víctor Serralde, Germán Yescas, Enrique Cambranis y Tito Delfín se ocuparon, como operadores políticos del presidente del CDE del PAN, de tender puentes con la militancia y elegir, si se quiere en corto con las tribus municipales y distritales, a los panistas con más posibilidades de ganar en las urnas.
Pero, además, de ganar la contienda interna y en donde las fuerzas políticas azules fueron medidas en gran pulseada.
Incluso, y como es natural en el reparto de "las mieles del poder", panistas afines a cada uno de los 5 Lobitos.
Entre todos fueron los Narcisos Mendozas de Joaquín Guzmán y lo fortalecieron.
El Chapito, por ejemplo, en su feudo en Tantoyuca y que gravita en el norte de Veracruz.
Enrique Cambranis y Germán Yescas, en el sur y la Cuenca del Papaloapan.
Julen, en Veracruz.
Tito Delfín, en el Papaloapan.
Serralde, en el centro.
Y es que desde finales del año 2016, los vientos huracanados cuartearon la relación entre Yunes Linares y Guzmán Avilés.
Primero, Guzmán avilés soñaba con la secretaría General de Gobierno y se la dieron al perredista Rogelio Franco Castán.
Segundo, El Chapito fue nombrado secretario de Desarrollo Agropecuario y le redujeron el presupuesto anual de dos mil millones de pesos a quinientos.
Tercero, El Chapito soñaba con la dirigencia priista y el Dedazo fue para José de Jesús Mancha.
En aquel camino a su Gólgota, Guzmán Avilés fue integrando un frente común con las viudas de Yunes Linares.
Una, Victor Serralde.
Dos, Julen Rementería.
Tres, Cambranis.
Germán Yescas y Joaquín Guzmán son compadritos queridos.
Todos ellos, sentados en sillón tlacotalpeño en la banqueta de su casa "esperando mirar pasar el cadáver" del enemigo y adversario.
Pero desde que se trepó al caballo en el sexenio de Rafael Hernández Ochoa, Yunes Linares ha mirado pasar los tiempos de Agustín Acosta Lagunes, Fernando Gutiérrez Barrios, Dante Delgado Rannauro, Patricio Chirinos, Miguel Alemán, Fidel Herrera, Javier Duarte y Cuitláhuac, y es igual, igualito, que el dinosaurio de Augusto Monterroso.
"Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí".


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.