cargando

En twitter:

Expediente 2021
Martes 23 febrero, 2021

El “güeso” es primero…

Si algún ciudadano de a pie creyó en “la purificación moral y la honestidad valiente”, de MORENA, ¡pobre iluso!
Si un elector creyó que con MORENA se alcanzaría la democracia electoral, de seguro habría ganado indulgencias en el más allá.
Si todavía un ciudadano común que vive con sencillez los días y las noches cree que con MORENA todos los militantes tendrían igualdad de oportunidades para un cargo público, están jodidos.

Luis Velázquez

En MORENA son iguales, igualitos a los priistas, los panistas, los perredistas y los verdes, anexos y conexos.
Más, mucho más, en los partidos políticos encaramados en el poder público.
Por ejemplo, en la Ciudad de México, diez diputados del Congreso capitalino, militantes de MORENA, el partido de López Obrador, se registraron para el siguiente cargo público.
Y lo peor entre lo peor, por un par de vías.
La primera, para jugar como candidatos a las alcaldías, las antiguas delegaciones.
Y la segunda, para jugar por la reelección como Asambleístas.
Quedan en una o quedan en otra.
Incluso, en unos casos, contenderán en tres pistas al mismo tiempo pues cabildearán para amarrar la curul pluri, por si las dudas.
Así, “mostraron el diente”. Su identidad. El ADN del priismo. Tiempo aquel de 1929 cuando Plutarco Elías Calles fundara el partido abuelito del PRI, el Partido Nacional Revolucionario, PNR, y repartiera las gubernaturas y diputaciones federales y locales y las Senadurías entre los caciques regionales y locales y los jefes militares, todos generales, a cambio de tener pacificado el país en cada demarcación.
Igual, igualitos los Morenos.
La democracia electoral… descarrilada. ¡Pobres los ilusos que alguna vez en el camino creyeron! O en todo caso, siguen creyendo.
Ningún papel tan deshonroso como en Veracruz donde par de Morenos, Gonzalo Vicencio y Esteban Ramírez Zepeda, convocaron todas las prácticas rojas sucias para adueñarse de la dirigencia estatal de MORENA.
El góber jarocho de López Obrador, tomando partido.
Incluso, ordenando a sus Carteles Mediáticos golpetear a Vicencio, el disidente, el inconforme, el contestatario, el indisciplinado, el renuente.

LA SILLA EMBRUJADA

La lista de los diputados locales de MORENA en la Ciudad de México fue publicada en el periódico La Jornada-México el lunes 8 de febrero.
Todos, bendecidos por la nueva ley, aprobada en el Congreso federal en el tiempo de MORENA, de archivar la leyenda bíblica de Francisco Ignacio Madero, uno de los héroes patrios de López Obrador, de “Sufragio Efectivo, No Reelección”.
Reelección, pues.
Por eso, veintitrés diputados locales guindas de la capital del país apostando a la reelección.
Además, favorecidos con todo. Uno, pueden seguir en la curul mientras juegan de nuevo. Dos, seguir cobrando la dieta. Tres, usufructuar las canonjías. Y cuatro, pasada la elección, regresar a la silla embrujada del palacio.
Ahora sí, como dice el viejito del rancho, Madero “se revolcará en su tumba”.
Sin duda, López Obrador dando el visto bueno para el Sufragio Efectivo, Sí Reelección, pues constituye una estrategia para comprar “lealtades ciegas” y perrunas.
Más, cuando la diputación local y federal significa, primero, estar en el poder y formar parte de las tribus enquistadas. Y segundo, la oportunidad para relacionarse con los más altos niveles del poder. Tres, soñar con el cargo público siguiente. Y cuatro, abrir espacios para la familia. Desde cargos públicos hasta becas para estudiar en el país y el extranjero.
Además, claro, de los negocios lícitos e ilícitos como, por ejemplo, los detallados en la revista Nexos, de Héctor Aguilar Camín, por la fundación “Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad” de María Amparo Casar, por cierto, luego luego rafagueada en la prensa adicta que por evasión fiscal.

EL PINCHE PODER…

En todos los partidos son iguales. Las tribus, dueñas del poder. La militancia, “carne de cañón”. Igual, igualito que la población electoral.
Unos son como personas los precandidatos a un cargo público. Otros, los candidatos. Otros, los candidatos ganadores. Otros, ungidos ya alcaldes o diputados locales y federales, etcétera. Otros, son el primero y segundo año en el poder. Y otros, cuando están “en el ejercicio pleno del pinche poder”.
Se van, pues, transfigurando. “Hay veces, decían los emperadores romanos, cuando me siento Dios”. “Yo soy el Estado” exclamó Luis XIV a los 19 años de edad ungido rey. “Aquí mando yo” dijera la Fiscal General cuando tomara posesión.
Simplemente, lo anterior constituye la biografía sicológica y siquiátrica de las mujeres y hombres en el poder sacrosanto.
Y queda claro, y una disculpa por la repetición, pero en MORENA son igualitos a sus antecesores, priistas, panistas, perredistas, verdes y anexos y conexos.
El sado es el siguiente: 6 de cada 10 mexicanos, en la miseria, la pobreza y la jodidez.
La peor desigualdad económica, social, educativa, de salud, seguridad, procuración de justicia y desarrollo humano en el continente está aquí, en México, campeón mundial en la corrupción política.


1 comentario(s)

Nieves Sánchez Gomez 23 Feb, 2021 - 13:31
Excelente Mi Querido y Admirado MAESTRO.

Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.