cargando

En twitter:

Expediente 2021
Lunes 22 febrero, 2021

Un muerto pesa mucho

Todos los días hay varios funerales en Veracruz. En cada nuevo amanecer y anochecer hay muertos. Las campanas continúan sonando en las iglesias. La prensa suele traer noticias duras y rudas. Un muerto, los muertos, pesan mucho. Veracruz, campeón nacional en secuestros, desapariciones y feminicidios.
Con un Veracruz oliendo a pólvora, río de sangre, la esperanza en los políticos y los funcionarios públicos se ha perdido.

Luis Velázquez

Habría, entonces, de preguntarse ¿a partir de cuándo Veracruz se volvió salvaje?
Antes, la línea divisoria entre los malandros a fuego cruzado ajustando cuentas.
Luego, la franja invisible entre carteles y cartelitos y las corporaciones policiacas en el fuego cruzado.
Ahora, la mitad de Veracruz y la otra mitad, en la saña y la barbarie.
Cada vez, más población civil perdiendo la vida.
Veracruz, empapando de sangre de inocentes. Niños asesinados. Mujeres asesinadas. Jóvenes asesinados. Seniles, asesinados.
Cadáveres arrojados en las calles para incendiar el pánico y el miedo en la población.
Nadie dudaría si pensara que de día, los policías están vestidos de policías, y en la noche, se visten de malandros, pues nadie, absolutamente nadie, detiene el oleaje de muertos.
Más, porque son ejecutados con tremenda y explosiva crueldad. Casi casi, el exterminio lento de civiles.
Es más, los fotógrafos bien pudieran integrar un dossier de cadáveres de norte a sur y de este a oeste de Veracruz y las imágenes serían comparables con las fotos de los muertos en algún frente bélico del mundo.
La señora de 25 años asaltada con su hija menor en la ciudad de Veracruz y a quienes encañaron para robarles treinta mil pesos recién sacados del banco.
El colombiano ejecutado frente a su familia en Coatzacoalcos.
El calambre con disparos para intimidar a la Fiscal Regional de Acayucan y a una diputada local de MORENA en un restaurante de Oluta.
El padre de familia ejecutado frente a su casa en el poblado de Cuitláhuac.
Los 5 cadáveres recién descubiertos en fosas clandestinas en Tihuatlán.
Los tres menores desaparecidos en Coatzacoalcos el domingo 7 de febrero. De 12, 13 y 16 años.
El fuego cruzado en Omealca con dos muertos.
El dossier de la muerte en Veracruz es sórdido y siniestro. Retrata una entidad federativa en el infierno. El peor infierno de todos los tiempos.

MALA SUERTE NACER EN VERACRUZ

El primero de diciembre del año 2018, Cuitláhuac García paseó en la cancha pública tomado de la mano de una Barbie. Su Barbie. Era modelo de Liverpool. La chica de Liverpool. Ese día, en el discurso oficial anunció que en dos años pacificaría Veracruz.
Pasó el primer año. Y el segundo. Y vamos en el tercero. Dos meses y días, por lo pronto.
Y a partir del tsunami de violencia, pólvora y sangre, niños huérfanos, parejas viudas, panteones creciendo, pareciera que nacer en Veracruz constituye el peor pecado mortal.
Un riesgo. Un peligro. La mala suerte y peor vibra y karma. Todos los males de la caja de Pandora empalmados en el Estado. Los más graves, el desempleo y la inseguridad.
La tesis queda confirmada: apenas, apenitas, las tribus políticas llegan al poder se olvidan de la mora pública.
Todo podrá tolerarse y aguantarse. La mala educación pública. El desastre epidemiológico. La falta de desarrollo humano.
Menos, uno, el desempleo. Y dos, vivir con la tensión cardiaca y el miedo y el temor de un asalto, un secuestro, una desaparición, un crimen, una fosa clandestina, una pozoleada.
Nada más temible que caer en manos de los sicarios y malandros de un cartel. O de un cuerpo policiaco, como los narcopolicías de Álamo y Paso del Macho, los únicos trascendidos por la secretaría de Seguridad Pública.
Veracruz, una de las entidades federativas donde más funerales hay cada semana.
Ningún negocio tan exitoso como las funerarias y los moteles, con todo y COVID, claro, más el saldo de la violencia.

MUNDO ROSÁCEO DEL GÓBER

Ante la incapacidad policiaca, el góber inventa mundos rosáceos. Que ya identificaron a los presuntos asesinos. Que ya tienen retrato hablado de los homicidas físicos e intelectuales. Que ya saben de sus escondites. Que pronto caerán. Que ya van por sus pasos.
Y luego enseguida, los medios amplifican su discurso y lo cacarean como gallinitas culecas luego de poner el huevo.
Otra, sin embargo, es la realidad, sobre todo, primero, en la percepción ciudadana, más aún, de los vecinos testigos de un fuego cruzado, un tiroteo, un secuestro, una desaparición, los cadáveres en las calles.
Segundo, en las versiones de “boca en boca” multiplicadas, incluso, a través del whatsapp.
Tercero, las versiones en las tardes pasteleras, la zumba, el cafecito, la manualidad.
Y cuarto, en una que otra parte de la prensa.
Pero con todo y el mundo color de rosa del góber, el olor a pólvora y sangre trasciende, y con mucho, a la realidad oficial.
Las campanas de las iglesias continúan sonando en todos los pueblos por los muertos que la familia y los amigos cargan al camposanto…


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.