cargando

En twitter:

Expediente 2021
Martes 16 febrero, 2021

Lucha de egos

Hay una lucha dura y ruda, atroz. Es una pelea entre par de mujeres. Y trepadas en el ring recuerdan la frase bíblica, memorable y citable que su señora madre dijera a Fidel Herrera Beltrán cuando tenía lista la maleta con la ropa para salir de Nopaltepec a conquistar el mundo: “Nunca te pelees con una mujer porque es pelear con doscientos hombres al mismo tiempo”.

Luis Velázquez

La dos pelean. Quizá estarían riñendo con 400 hombres. 200 de una. 200 de la otra.
Y la rebatinga es por el botín electoral. La candidatura priista a diputada local por un distrito de Veracruz.
Anilú Ingram Vallines, la Barbie de Javier Herrera Borunda, Javier Duarte y Miguel Ángel Osorio Chong.
Carolina Gudiño Corro, la Barbie de Fidel Herrera Beltrán.
Anilú, teniendo como su Narciso Mendoza en los Yunes azules, los Kennedy de Boca del Río, con quienes se ha aliado, y al senador Osorio Chong, aun cuando unos malquerientes cuentan que la alianza política ya se rompió.
Gudiño, teniendo como managers a varios actores políticos. Uno, Fidel Herrera Beltrán. Dos, Javier Herrera Borunda. Tres, Carolina Viggiano, la secretaria General del CEN del PRI, ambas compañeras de curul en el Congreso de la Unión. Y cuatro, Alito, también conocido como Amlio, Alejandro Moreno,
Y Alito, porque Alito forma parte de una tribu priista integrada, entre otros, por José Murat Casab (un hijo y una cuñada para diputados federales pluris). Manuel Velasco Coello, senador de la república y ex gobernador de Chiapas. Y Fidel Herrera, operando a través de su hijo Javier.
Y más, cuando hacia el 6 de enero del año que camina, Alito estuvo en Veracruz y pidió al presidente del CDE del PRI, Marlon Ramírez, invitara a una reunión priista a Carolina Gudiño, y Marlon se hizo tonto, y luego trascendiera, y Alito la recibiera en el CEN del PRI, y ella publicara fotazazaza en su despacho a 8 columnas en la portada principal de Notiver.

PELEAN POR CURUL SEGURA

El par de priistas tienen un alto concepto de sí mismas. El cultivo del ego se concita y germina en ellas en tierra fértil. Incluso, multiplicada en años luz.
Cada una, desde su pesebre. Cada una, en su tiempo.
Gudiño, 5 cargos públicos en menos de un sexenio con Fidel Herrera.
Anilú, 4 cargos en menos de otro sexenio con Javier Duarte.
Las dos, ex diputadas locales y federales.
Una, ex presidenta municipal de Veracruz. Y la otra, que nunca ha podido ser por más y más que la ha buscado y cuando quizá pudo con Mao secretario de Gobernación de Enrique Peña Nieto, las circunstancias fueron adversas.
Ahora, y en base a la llamada cuota de género esperan quedarse con la candidatura a la curul local, aquella que Marlon Ramírez pidiera a Joaquín Guzmán Avilés, presidente del CDE del PAN, a cambio de mantener la alianza para la alcaldía jarocha.
Pero como la autoridad dividió la cuota de género en alta, mediana y baja competitividad (baja, aquella donde la nominación llevaría a la derrota inminente a una mujer candidata, como el caso del puerto de Veracruz), entonces, los astros se movieron en contra y el revire de ambas.
Incluso, las dos dejaron de cumplir con la ley del OPLE y se abstuvieron de registrarse como aspirantes y suspirantes.
Fue entonces cuando Marlon asestó un albazo e impuso a su antiguo profesor de Ciencias Políticas, José Gabriel Pérez Rodríguez, alias “El chopo”, como precandidato, en tanto desde el CEN del PRI ordenaron a Raúl Díaz también se registrara.
Pero como el dictamen final será emitido hasta el mes de marzo, quizá en la primera semana, la moneda sigue dando la vuelta, esperando ambas que pudieran ir por otro distrito, uno de alta competitividad para las mujeres, y registrarse.
La pelea estelar, la más importante de sus vidas, sigue en el palenque político.
Mujer contra mujer. Ego contra ego.

PELEA EN LA CÚPULA

Cada una con sus relaciones, amigos contactos, mueven el puño y el músculo.
La pelea se está dando, digamos, en la cúpula del poder partidista. Y desde luego, de espaldas a la población electoral. Y ni se diga a la militancia tricolor.
Y el único objetivo es adueñarse del poder político y que suele llevar al poder económico y al poder social en un Veracruz donde 6 de los 8 millones y cacho de habitantes están “atrapados y sin salida” en la miseria, la pobreza y la jodidez y que documenta el INEGI.
En medio de las pasioncillas descarriladas, Anilú y Gudiño habrían cometido un grave pecado de omisión.
Ninguna de las dos se registró como precandidata a diputada local, y en caso de que la ley de “la cuota de género” se cumpla, entonces, y de acuerdo con la ley, quedarían fuera.
Incluso, quizá la hija del líder de los taxistas, Guillermo Larios, sería la ganona pues fue la única registrada al lado de “El Chopo” y Raúl Díaz.
Pero, bueno, si en lo más alto de la pirámide del poder priista una o la otra ganan la pelea, entonces, quizá sería fácil dar salida al trámite burocrático del OPLE, Organismo Público Local Electoral.
Falta una quincena para los Idus de Marzo. Y en el ególatra bombardeo y rafagueo, Anilú y Gudiño echan chispa. El ego es canijo.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.