cargando

En twitter:

Barandal
Sábado 13 febrero, 2021

Desempleo avasallante

•Afores, reventadas
•Vejez dura y ruda

ESCALERAS: Antes del COVID, el tsunami de desempleados era avasallante. Además, uno de cada 3 jefes de familia, llevando el itacate y la torta a casa con el ingresito del changarro en la vía pública.
Veracruz en el primer lugar nacional de producción y exportación de trabajadoras sexuales.

Luis Velázquez

Con la pandemia, el desempleo se ha multiplicado pues “muchas cornadas da el hambre”.
Por ejemplo, las taiboleras ofreciendo servicio de todo tipo extravagante y frenético a domicilio.
Y de ñapa, más de tres millones de mexicanos desempleados retirando el dinerito de su Afore, que reservado para el dichoso y feliz retiro.

PASAMANOS: En el otro lado de la cancha, los profetas de MORENA gritoneando que el empleo se ha recuperado. Que los negocios y comercios van para arriba. Que la inversión privada está regresando.
Pero la realidad es avasallante. En el año 2020, antes de la pandemia, los mexicanos retiraron de su Afore más de veinte mil millones de pesos.
En el fondo, dicen los expertos, se debe a par de razones. Una, la baja creación de empleos. Y dos, el menor crecimiento económico.
Los datos duros exhiben cualquier discurso oficial populista y demagógico.

CORREDORES: Las Afores fueron creadas, por un lado, para suspender en el tiempo programado el pago de la jubilación a los nuevos pensionados. Y por el otro, a partir de su retiro laboral, cada trabajador recibirá el dinerito ahorrado en la Afore.
Una cláusula especifica que si en el camino el trabajador necesita el dinero, entonces le anticipan una parte.
Y si la tragedia económica es mayor, quizá hasta todo lo que al momento tenga ahorrado.
Por eso, está canijo, terrible, espantoso, anunciando tiempos peores, que de pronto, por la errática política económica (baja creación de empleos, menor crecimiento económico, empresas y negocios y comercios quebrados y cerrados, una pandemia que lleva más de un año y ninguna señal de que baje, la recesión galopante (diez años que durara en Estados Unidos), etcétera, el trabajador necesite, ni modo, es la única posibilidad, retirar el Afore.
Claro, y en el caso de quienes lo tenga, pues la mayoría de la población es trabajador informal, y ni para cuándo.

BALCONES: Con el COVID, miles de plazas laborales fueron congeladas. Además, la locura frenética del obradorismo de desaparecer cada vez más organismos, entre ellos, los 109 fideicomisos y el montón de autónomos en la mira.
Desde que el Afore fuera concebido en el año 2005, los retiros de los mexicanos en los últimos dos años están considerados los más altos en los últimos dieciséis años.

PASILLOS: De acuerdo con las cámaras industriales, el año anterior, un millón de empresas cerraron de manera definitiva con el consiguiente despido de empleados.
Según el Seguro Social, el año anterior se perdieron 647 mil (seiscientos cuarenta y siete mil) empleos.
Más los doce millones de trabajadores informales sin ingresos.

VENTANAS: Además de la tragedia económica de hoy, los mexicanos desempleados que estén retirando sus Afores se expondrán a una vejez más dura y ruda, pues el retiro les afectará al recibir una pensión más baja de lo estimado.
Peor tantito si se recuerda que hacia el año 2030, México será un país habitado por viejitos, la mayoría, vaya paradoja, sin prestaciones sociales, económicas y médicas.
Un país, en la peor jodidez del mundo. Simple y llanamente, condenado a la miseria. La miseria que es el último escalón de la degradación humana decía León Tolstói.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.