cargando

En twitter:

Expediente 2021
Miércoles 20 enero, 2021

Las masacres

En el tiempo de MORENA y la 4T, con Cuitláhuac García de góber, las siguientes masacres:
Masacre en Minatitlán. Fiesta familiar y amical. 13 muertos. Un bebé en brazos de su señora madre, uno de ellos.
Masacre en Coatzacoalcos. Bar "El caballo blanco". 33 muertos. Entre ellas, bailarinas.
Masacre en Las Choapas. Doce muertos, entre ellos, el padre, tres hijos y un hermano.

Luis Velázquez

Según la versión oficial, en Las Choapas, pleito entre miembros de unas Autodefensas que de por sí se guardaban rencor y odiaban.
En todo caso, la misma historia de otras autodefensas, como en Michoacán, las más álgidas y polvorientas.
Ajustes de cuentas entre ellos.
Otras matanzas con MORENA y la 4T en el palacio de gobierno de Xalapa:
Masacre... con el feminicidio. Veracruz, campeón nacional.
Masacre... el tiradero de cadáveres.
Masacre... con más de cuarenta niños asesinados.
Masacre... con más de veinte crímenes de odio solo en el año 2020.
Masacre... con más de treinta taxistas asesinados.
Masacre... con montón de políticos y líderes partidistas y sindicales, ejecutados.
Masacre... con tantos secuestrados (Veracruz, en lo más alto del ranking nacional) y desaparecidos.
Bastaría referir que al momento hay veinte Colectivos, integrados con madres con hijos y familiares desaparecidos. Mujeres, el número mayor de víctimas.
Masacres, el estilo personal de ejercer el poder de la secretaría de Seguridad Pública, con el regio al frente, Hugo Gutiérrez Maldonado, el jefe Matute, Don Gato y su pandilla.
Nunca un sexenio tan huracanado y turbulento como hoy cuando la izquierda ganó la silla embrujada del palacio de Xalapa.
Nada fácil asegurar que Veracruz huele a pólvora y escurre sangre, como río revuelto, mejor dicho, tsunami entrando a los pueblos ribereños, anexos y conexos.
Edmundo Valadés con la novela "La muerte tiene permiso" encontraría una segunda y tercera y cuarta versión.
Quizá el signo del tiempo vivido.
Acaso, el oleaje de violencia descarrilado, fuera de control, con su hermanita gemela, sórdida y sombría, como es la impunidad.
Y apenas, apenitas, ha comenzado el tercer año del sexenio.
¡Ay, Señor, chamán, tlatoani, tótem, gurú, cuánta falta hace Fernando Gutiérrez Barrios, el góber que en 40 días pacificara Veracruz acabando con "La Sonora Matancera" de entonces, antecedente de los carteles y cartelitos!
Simple y llanamente, el secretario de Seguridad Pública, en el principio de Peter.
Rebasado. No puede. Limitado. Acotado.

MATANZAS SIGUEN Y SIGUEN...

Muchas circunstancias se empalman atrás de las masacres.
Una. Un Veracruz habitado por 8 millones y cacho de habitantes. Demasiados intereses grupales en juego.
Dos. La rebatinga de los carteles y cartelitos por la jugosa plaza Veracruz.
Tres. La integración de Autodefensas y guardias comunitarias para defenderse, hasta posible sea, de la inseguridad, con el riesgo de que entre ellas se conciten pasioncillas descarriladas.
Cuatro. Rencores, odios, venganzas y ajustes de cuentas entre los seres humanos y grupos sociales.
Cinco. Los negocios fáciles. Más, ante el galopante desempleo.
Seis. El machismo.
Siete. El cultivo al ego para tratar de ser o ser más fregón que los demás.
Ocho. Las traiciones y deslealtades en los carteles y que por lo regular terminan en terribles y espantosos ajustes de cuentas.
Por eso, en el otro lado de la cancha se concitan las policías estatales y municipales, la Fuerza Civil y la Guardia Nacional.
Y sin embargo, por alguna razón sociológica o policiaca de mayor profundidad, las matanzas siguen y siguen y siguen.
Sirven, claro, para que el góber de López Obrador repita en la tribuna pública que por ningún concepto se permitirá más "justicia por mano propia" y que pronto, pronto, pronto, "antes de que el gallito bíblico cante tres veces", los malandros, los asesinos, los culpables tanto físicos como intelectuales, serán detenidos.
¡Hosanna, hosanna, y porfis, igual para todos!

MASACRES EN LA HISTORIA LOCAL

Las peores masacres en Veracruz:
A. En el Duartazgo, la tierra jarocha convertida en fosas clandestinas y gente pozoleada, destruida con químicos y ácidos.
B. En el sexenio de Agustín Acosta Lagunes, con "La Sonora Matancera".
C. De 1930 a 1940, el asesinato de cuarenta mil ejidatarios cometido por la banda delictiva "La Mano Negra", del cacique y latifundista, Manuel Parra, feudo en la hacienda de Almolonga. Ocho gobernadores cargaron con aquella matanza, los siguientes:
Adalberto Tejeda Olivares, Miguel Aguillón Guzmán, Gonzalo Vázquez Vela, Guillermo Rebolledo, Ignacio Herrera Tejeda, Miguel Alemán Valdés, Fernando Casas Alemán y Jorge Cerdán Lara.
D. 1907. El asesinato de trescientos obreros textiles de Río Blanco, cometido por militares, ordenado por el dictador Porfirio Díaz Mori. Teodoro A. Dehesa, quien durara diecinueve años en el poder (1892 a 1911) gobernaba Veracruz.
E. 25 de junio de 1879, en la noche. El gobernador Luis Mier y Terán, compadrito de Porfirio Díaz Mori, cumplió "al pie de la letra" la orden presidencial de "¡Matar en caliente!" a los 9 jarochos sublevados a su reelección. Y hasta tiro de gracia y que en Irán llaman "la bala piadosa".
Cuitláhuac, el góber, en las grandes ligas de las masacres.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.