cargando

En twitter:

PosData
Jueves 07 enero, 2021

El Candidato Ciudadano

La pasión contagiosa de MORENA sólo puede contrarrestarse en Veracruz con buenos y mejores aspirantes a las alcaldías y curules locales que la oposición
•Dieciséis razones de peso y con peso posibilitando el triunfo en las urnas de Raúl Arias Lovillo como candidato ciudadano a la presidencia municipal de Xalapa
•Derrota anunciada si la alianza PAN, PRD y PRD lanza como elegido a un político-político, evidenciado en el palenque público con más grises y oscuros


Luis Velázquez/Foto de Yerania Rolón

  • Raúl Arias. Una buena persona

Hay dieciséis razones para que el doctor en Economía, exrector de la Universidad Veracruzana, Raúl Arias Lovillo, sea un candidato ciudadano triunfador en las urnas para la presidencia municipal de Xalapa.
1. Si la alianza PAN, PRD y PRI lanza de candidato común a la alcaldía a un político-político, evidenciado en el palenque público, con páginas, más que blancas, sombrías, se tratará de una derrota anunciada.
La población (6 de cada diez ciudadanos en la miseria, la pobreza y la jodidez) está harta de los hombres públicos que toda su vida han vivido de la política, muchos, la mayoría quizá, "ordeñando la vaca" y "metiendo la mano al cajón".
Nada como un candidato ciudadano, además con experiencia y formación académica, honesto "a prueba de bomba" que nunca ha vivido de la política.
2. Lanzar a un político de la alianza azul, amarilla y roja significa un error.
David Velasco Chedraui, priista, ya fue y pasó por el Ayuntamiento de Xalapa "sin pena ni gloria".
Sergio Hernández, He Man, diputado local, luego luego "mostró el diente" con sus restaurantes nacidos a la sombra del poder.
Omar Miranda, diputado local del PAN, apenas está o estaría empollando.
3. Nada más efectivo como un candidato ciudadano respetado y respetable, con autoridad moral y arraigo social y popular, que enalteciera a la máxima casa de estudios en su tiempo de Rector, a la altura, digamos, y entre otros, de cuando don Arturo Llorente González y Rafael Velasco Fernández lo fueran.
4. Si las tribus partidistas se imponen en su alianza y deciden por un político-político, su alianza habrá valido para nada. Simplemente, una pérdida de tiempo.
Y de paso, una estafa a la ciudadanía.
5. Del trío de partidos aliancistas, el más fuerte es el PAN, el primer partido opositor en Veracruz.
En el PAN se atraviesan tres "dedos":
El dedo de Joaquín Guzmán Avilés, presidente del CDE. El dedo de Miguel Ángel Yunes Linares. Y el dedo de Pepe Mancha, el padre putativo de Sergio Hernández, el político que cuando fuera coordinador de la Legislatura anterior lo favoreciera con negocitos, entre ellos, los portales digitales a nombre de su señora madre.
Además, el dedazo para la esposa de Pepe Mancha como diputada local.
Y de "dedazos", la población electoral está fastidiada.

EL HOMBRE QUE DIJO "NO" A UN GOBERNADOR
6. En contraparte, el exrector de la UV, con una vida proba. Lo más importante, su fortaleza moral.
7. Es un académico que durante su vida ha privilegiado el diálogo y el interés común y las negociaciones en base a razones, por encima de los pactos en lo oscurito.
Incluso, dejando a un lado las pasioncillas políticas.
8. El exrector de la UV es el único ciudadano que en Veracruz supo decir "No" a un gobernador como Javier Duarte cuando le ofreció, primero, la secretaría de Desarrollo Económico, y luego, para seguir tentándolo, la secretaría de Educación.
Y cuando Arias le preguntó por curiosidad, y para "medir el agua a los camotes" a Duarte, qué pasaría con Adolfo Mota le respondió: "Lo quito y ya".
Decir "No" al jefe máximo expresa la naturaleza y la integridad humana en un país, en un Veracruz donde el jefe máximo ejerce el poder como si fuera dueño de una hacienda porfirista.
El rechazo Duarte con su par de ofertas secretariales era, entre otras razones, porque estaba en desacuerdo con su estilo personal de ejercer el poder y gobernar.
Claro, con el tiempo, Javier Duarte se desquitó y vengó cuando en el último informe de su rectoría académica le envió a unos enmascarados, todos jóvenes, a tomar la USBI de Xalapa, sede del acto oficial, y cuyo operador fue Érick Lagos, secretario General de Gobierno.
9. a He Man, alias Sergio Hernández, uno de los aspirantes a la alcaldía de Xalapa, lo vencieron las tentaciones del poder.
A David Velasco se lo tragó el anonimato.
Y Omar Miranda, todavía sin trascender en la cancha pública.
El exrector, el más conocido y el más respetado y el mejor posicionado en el corazón ciudadano.
10. En Xalapa, como en muchos pueblos, hay un voto anti PRI. También, anti PRD. Y nunca en Xalapa ha gobernado un alcalde panista.
Pero quizá la mezcolanza ideológica del PAN, PRD y PRI se purificaría con un candidato ciudadano que antepusiera el interés social, el interés colectivo, por encima de las pasiones borrascosas y huracanadas de la política.
Más, mucho más, porque el exrector es un hombre de izquierda, formado en la izquierda, la izquierda que en la historia tiene el bienestar de la población como eje prioritario, único y fundamental.
Además, la libertad y la dignidad como premisa.
Los derechos humanos.
Un hombre, a la sombra de la historia.

DESENCANTO MULTIPARTIDISTA
11. La población electoral de Xalapa, sede de los tres poderes, sede de la UV, la capital, siempre apuesta a contracorriente. Mejor dicho, a la izquierda. Mejor dicho, a otras posibilidades para mejorar la calidad de vida.
Rafael Hernández Villalpando fue presidente municipal... por un partido de oposición.
Reynaldo Gaudencia Escobar Pérez, por un partido opositor.
Hipólito Rodríguez lo es por MORENA.
David Velasco, Elizabeth Morales y Ricardo Ahued fueron por el lado del PRI, pero el saldo final es que la población terminó desencantada del priismo.
12. El exrector de la UV sabe del palpitar del mundo. Entiende de economía, tecnología, geografía, historia, etcétera.
Pero también sabe y practica la moral política y/o política moral.
13. Sergio Hernández como diputado local fue excluyente y, por el contrario, favoreció a su tutor con negocitos.
David Velasco apuesta al apellido Chedraui "para que la familia viva mejor".
A Omar Miranda le falta crecer.

SIEMPRE LLEGA... EL QUE MÁS CONVIENE
14. En política, decía Juan Maldonado Pereda, 4 veces diputado federal y secretario de Educación en Veracruz, "nunca llega el más capaz, sino el que más conviene".
"El que más conviene", claro, a los jefes tribales, a las cúpulas políticas, a los dueños del poder.
Pero, bueno, si es cierto que "la historia es una caja de sorpresas" (Octavio Paz), ya se verá el desenlace.
Las canicas están rodando y estrellándose en la cancha callejera.
15. Con todo, hay un nuevo centro del poder político, social y económico.
Es MORENA.
El nacionalismo se llama hoy obradorismo (con todo y los ismos que tanto dañan han causado a la utopía social).
Un obradorismo que dinamita a todos y exacerba las voluntades de todos.
Y, bueno, arrasa, como arrasara a mediados del año 2018 con los treinta millones de votos obtenidos en las urnas por López Obrador.
Por saberse y conocerse, entonces, primero, si la química y la bilirrubina del Edén en el año 2018 llega a Veracruz con la elección de presidentes municipales y diputados locales y federales.
Y si la alianza PAN, PRD y PRI lanza a un candidato frágil y débil, cuestionable y cuestionado, a la alcaldía de Xalapa, ni modo, facilitarán el camino a la elite guinda.
La pasión contagiosa de MORENA (en un país y un Veracruz de instantes políticos) únicamente puede combatirse y derrotarse con un candidato ciudadano fuera de serie, extraordinario.

LIBERTAD Y DIGNIDAD HUMANA
16. Por encima de todo, Arias Lovillo es una buena persona, con los suyos y los demás. Y con la población.
Podrán, por ejemplo, tenerse maestrías y doctorados. Incluso, títulos académicos en el otro extremo del mundo.
Podrá el ser humano tener mucha lana y ser millonario.
Podrá tener mucho poder político, económico y social.
Pero al mismo tiempo, en ningún momento significa que sea una buena persona.
Un dicho popular dice: "Es fácil ser bueno; es difícil ser justo".
Y en el exrector de la UV se conjugan, mezclan y entremezclan, el par de atributos, a partir del respeto inalterable a la libertad y la dignidad humana de los otros, los demás, la población.
Y una buena persona constituye una garantía social para un buen gobierno que todos los días esté pendiente en el ejercicio del poder de un logro más, un resultado concreto, específico y macizo en beneficio de los ciudadanos de a pie.
Más porque una cosita es ganar en las urnas y otras, la práctica de un buen gobierno en cada nuevo amanecer.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.