cargando

En twitter:

Expediente 2021
Sábado 02 enero, 2021

Iglesia, cero a la izquierda

Antes, mucho antes, la voz de la iglesia, la homilía del sacerdote, el evangelio del presbítero, la palabra del obispo, eran sagradas... para la población, pero también, para las tribus políticas.
Bastaba una palabra de los ministros de Dios para recomponer las políticas públicas.
Incluso, cuando los candidatos a presidentes de la república y gobernadores andaban en campaña electoral solían reunirse, por lo general, con bajo perfil, discretos, discretitos, con los obispos.

Luis Velázquez

Entonces, parecía, estaban seguros los políticos de que las elecciones en las urnas primero se ganaban en el confesionario y en la homilía en cada misa.
Todavía hacia finales del siglo pasado y principios del siglo XXI, en Veracruz, por ejemplo, el arzobispo Hipólito Reyes Larios, y su antecesor, Sergio Obeso, solían tomar cafecito, desayunar, comer, cenar, según el caso, con el jefe del Poder Ejecutivo y el primero y el segundo círculo del poder.
Según versiones, uno que otro secretario del gabinete legal hasta una o dos botellitas de champagne y vino consagrado solían tomarse en la tertulia amical con el arzobispo, por ejemplo.
De pronto, ahora en la 4T en la silla embrujada del palacio de Xalapa, ni un saludito para la iglesia católica y apostólica, se ignora si porque López Obrador es cristiano.
Todavía peor, desde hace ratito, el Trucutú del palacio, el secretario General de Gobierno, se ha mantenido con los guantes puestos y ha revirado a veces al arzobispo y en otras ocasiones a su vocero, sintiéndose quizá Benito Juárez o Ignacio Ramírez, el Ministro de Instrucción Religiosa de Juárez, para mantener separado al Estado de la iglesia.
Desde luego, “El dos del palacio” los rafaguea por órdenes superiores, el góber que esconde la mano.
La iglesia hoy en Veracruz, cero a la izquierda. Las voces opositoras, opositoras son, cero a la izquierda. Ninguna tiene razón. Tampoco ningún obispo ni arzobispo ni presbíteros.
Las Autodefensas, llamadas delincuentes, igual que los malandros.
Las ONG, los grupos académicos, los Colectivos, cero a la izquierda.
Las cámaras empresariales, cero a la izquierda.
Uno que otro medio, digamos, crítico, cero a la izquierda. Ignorado. Desdeñado. Incluso, rafagueados desde los Cárteles Mediáticos, igual que en el duartazgo.
Pero de entre todos, si la voz de la iglesia es menospreciada, entonces, ya nada, absolutamente nada puede esperarse de la 4T en Veracruz.
Podrán, entonces, el arzobispo y los diez obispos de Veracruz seguir expidiendo mensajes navideños y comunicados, haciendo declaraciones mediáticas, predicando la homilía reclamando justicia social y una mejor calidad de vida que desde el palacio de enfrente los tirarán a locos, voces hablando en el desierto.

RETRATO ECLESIÁSTICO DE VERACRUZ

El último comunicado del arzobispo y los diez obispos fue contundente.
Uno, economía en decrecimiento en Veracruz. Dos, más pobreza. Tres, negocios y empresas cerradas. Cuatro, desempleo creciente.
Cinco, incertidumbre y zozobra en el diario vivir. Seis, insuficiente sistema de salud. Siete, débil sistema educativo.
Ocho, narcotráfico, sembrando la desesperanza, la tristeza y el miedo. Nueve, incesantes contagios y muertos por COVID.
Diez, fragilidad de las estructuras sociales, económicas y políticos. Once, “cansancio, soledad, impotencia y desesperación social”.
Doce, “la descalificación a cualquier persona o grupo que piense de otra manera, dando lugar a rivalidades, revanchas y actitudes que no posibilitan un mínimo diálogo para acuerdos constructivos ni favorecen la concordia ni la fraternidad”.
Son, entre otros, los doce apóstoles del diablo de la 4T en Veracruz con las tribus guindas encaramadas en el palacio de Xalapa.
Desde hace ratito, unos dos años, es el discurso de la iglesia católica y apostólica en Veracruz. Y de nada ha servido. Ningún trascendido. Cero prudencia y cordura en la 4T para escuchar las voces de los otros y sopesar y cavilar y enmendar la plana si es necesario, pues infalibles se consideran.
Un mundo repleto de discordia donde cada uno de los actores políticos van por caminos diferentes, encontrados, ríspidos, embrocados.

DESENCANTA LA 4T

El comunicado eclesiástico tiene tres puntos neurálgicos como vaso comunicante, eje rector, brújula social:
Primero, la impotencia de la población para restablecer la vida provinciana.
Segundo, el cansancio social de tanto estar levantando la mano para vivir y usufructuar el Estado de Derecho, sin que ninguna voz oficial conteste con resultados concretos, específicos y macizos.
Y tercero, la soledad. La soledad de adentro y la soledad de afuera. La soledad que significa sentirse desprotegido y desamparado. La soledad que lleva, a veces, a la indignación crónica y a la resistencia pacífica. O de plano, como en el caso de las Autodefensas y Guardias Comunitarias, a empuñar las armas para defenderse ante la evidente incapacidad gubernamental para garantizar la vida.
El comunicado del domingo 13 de diciembre está firmado por el arzobispo y los obispos titulares y eméritos de Coatzacoalcos, San Andrés Tuxtla, Veracruz, Córdoba, Orizaba, Papantla y Tuxpan.
Y, sin embargo, la respuesta de la 4T en Veracruz fue el silencio, el desdén, el menosprecio.
Tal cual, entonces, que cada familia, cada pueblo, cada comunidad, se cuide como pueda. Y luche para buscar una mejor calidad de vida. Y se integre en ongs, asociaciones, fundaciones, para tocar puerta en otros niveles oficiales y posibilitar la calidad de vida tan necesitada, deseada y soñada.
A la luz de la palabra de los obispos y arzobispo, nunca hemos estado tan solos en Veracruz como ahora.
¡Vaya 4T!


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.