cargando

En twitter:

Diario de un reportero
Sábado 26 septiembre, 2020

Males educativos

•Desdén de Zenyazen
•Pésima calidad

DOMINGO
Males educativos



Algunos males del sistema educativo en Veracruz son los siguientes:
1) Niños dormidos en el salón de clases por la desnutrición, la anemia y el hambre milenaria que arrastran desde su nacimiento, hijos de la miseria y la pobreza.
2) Profesores que en las regiones indígenas suelen impartir clases de los días martes a jueves y solo de 9 a 12 horas, incluida la media hora del recreo, argumentando el oleaje de inseguridad, incertidumbre y zozobra.
3) Niños que pierden el curso escolar porque los padres se los llevan al corte de caña de azúcar, cítricos y café, pues significa una mano de obra para lograr ingresitos extras. Y lo peor, en los campos agrícolas ninguna oportunidad hay para seguir estudiando.
4) Niños sin una televisora, un celular, una computadora…en el tiempo del coronavirus.
Y por añadidura, expuestos a perder el año en el caso,-->

Luis Velázquez

por ejemplo, de escolares indígenas y rurales, con un montón de hermanos.
5) Niños estudiando, incluso, al aire libre, sin un salón de clases, porque el saloncito de clases, ni modo, así funciona, y apenas, apenitas, busca un espacio.

LUNES
Ni leer ni escriben saben…

6) De acuerdo con datos de los Cuadernillos Municipales de la secretaría de Finanzas y Planeación, 550 mil personas, de 14 años de edad en adelante, ubicadas de norte a sur y de este a oeste de Veracruz, no saben leer ni escribir. Simple y llanamente, y luego de 78 gobernadores que han ocupado la silla imperial y faraónica del gobierno del estado, es realidad lacerante. Una población analfabeta.
7) Un millón de paisanos con la escuela primaria inconclusa y lo que manifiesta el otro lado del analfabetismo. Más, cuando se ignorar el manejo de la computadora y las plataformas digitales, analfabetismo tecnológico.
8) Otro millón de paisanos con la escuela secundaria incompleta, más 600 mil personas con el bachillerato a medias.
9) Peor tantito: de cada cien niños egresados de la escuela primaria solo diez llegan a la universidad y uno concluye los estudios superiores, y lo que en su conjunto expresa la baja calidad.
10) La deficiente formación de los chicos. Por ejemplo, las grandes fallas en las materias básicas de gramática, matemáticas, geografía e historia. Bastaría revisar sus textos para detectar los errores ortográficos. Ni se diga cuando se les preguntan los episodios más importantes, universales, patrios, patrióticos, de la historia. Ni se diga en la cultura universal.

MARTES
Sótano pedagógico

11) En términos generales los expertos afirman que un mexicano suele leer un libro al año. Incluso, un libro… pero de autoayuda y/o recetas mágicas para hacerse millonario antes de que el gallito cante 3 veces. La premisa se aplica con nueve de cada diez estudiantes y de todos los niveles. Simple y llanamente, el sistema educativo, incapaz de formar jóvenes lectores. “Veinte y las malas” que el grueso de los profesores tampoco leen.
12) Un chico lo dijo con precisión. “He aprendido más del Internet que en el salón de clases”. Otro chico lo expresó de la siguiente manera: “Odio la historia y las matemáticas gracias al maestro”. Cuestionable, por tanto, el sistema pedagógico de los profes para transmitir el conocimiento. Nadie dudaría de que se titularon con honores, pero otra cosita diferente, mil años luz de distancia, es la capacidad para enseñar.
13) Veracruz, en el sótano de la calidad. Feliz y dichoso Adolfo Mota Hernández, secretario de Educación con Javier Duarte, cuando alardeaba que tenían el premio nacional en bailable regional con “La bamba” y “El tilingo lingo”. Igual de feliz el titular de la SEV del sexenio de MORENA con su Orquesta de Salsa integrada con maestros y su nuevo sindicato.

MIÉRCOLES
Veracruz desfasado

14) Uno de los peores males está en la orientación vocacional. Con un mercado laboral saturado en las carreras tradicionales, la mayoría de chicos siguen apostando a estudiar Ingeniería, Medicina, Odontología, Veterinaria, Comunicación, Comercio y Leyes, por ejemplo. El resultado es catastrófico: en cada ciclo anual, la Universidad Veracruzana rechaza a más de 24 mil jóvenes, cierto, por falta de presupuesto para ampliar la oferta, pero también, porque la mayoría tiende a las carreras mencionadas. Más, si se considera que desde muchos años, el siglo pasado, la vida ha cambiado y el mercado local, regional y nacional requiere de técnicos, por ejemplo.
15) Un Veracruz respirando y suspirando por los mitos del pasado tan arraigados. Por ejemplo, alardear de Enrique Rébsamen, Enrique Laubscher, Rafael Delgado y Carlos A. Carrillo. Cierto. Pero ellos fueron en el siglo pasado. Y el resplandor que dieron está agotado. Incluso, podrían ser declarados los héroes patrios de la educación en Veracruz pues eran consultores del gobierno federal y hasta en el continente. Pero con todo, son historia. Vergüenza, por el contrario, significan para un Zenyazen Escobar, que de strippero brincó a la curul y luego, sin mayores méritos pedagógicos, a la SEV.

JUEVES
Populismo demagógico

16) Un sistema educativo entre la espada y la espada en el populismo pedagógico. Por ejemplo, hay en Veracruz doscientas cuarenta universidades privadas, con Revoes, cierto, de la SEV, pero también de la SEP y hasta de la UNAM. Y la mayoría ofertando carreras tradicionales.
Bastaría referir un dato: hay veinticuatro facultades de Comunicación cuando el mercado local y regional está saturado.
Cierto, cuando Zenyazen llegara a la SEV ya estaban ahí como el dinosaurio de Tito Monterroso. Pero bien pueden revisitarse para enmendar la plana.

17) La fama pública de tantas universidades “patito”. En la mayoría, con profesores improvisados, sin formación ni técnica. En todo caso, habilitados en un curso de fin de semana, al calor y vapor. Y por añadidura, con salarios insultantes, de hambre. Y en cambio, colegiaturas elevadas, vendiendo esperanzas (insulsas y vanas) a los educandos. Y la SEV, callada, tolerante.

VIERNES
La SEV, trampolín político

18) El peor entre los peores males es creer que la SEV es un trampolín político para quedarse con la candidatura a gobernador. Así la concibió Adolfo Mota, por ejemplo, quien soñaba que de la SEV pasaría a la rectoría de la Universidad Veracruzana para luego brincar a la candidatura priista a la silla embrujada del palacio.
La historia es indicativa: nunca, jamás, un secretario de Educación ha sido gobernador. Y, claro, Zenyazen podría, podría, podría ser la excepción…, pero, caray, por delante están la secretaria de Energía, la zacatecana Rocío Nahle, y el senador Ricardo Ahued Bardahuil.
Y si la candidatura de MORENA fuera, digamos, solución local, entonces, por encima de Zenyazen está o estaría el secretario General de Gobierno, si es que, claro, el góber le abriera el camino a López Obrador, el presidente de la república que ha convertido al país “en el país de un solo hombre”, fuente y dador de vida y quien, además, exige “lealtad a ciegas”.
La SEV, como un trampolín político únicamente sería prestigiando la educación en Veracruz en el más alto ranking de la calidad.
Pero del sexenio ya se han ido dos años y con el coronavirus y la recesión encima, mucho se duda de un milagro.
Milagro del dedazo que Zenyazen sea titular de la SEV.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.