cargando

En twitter:

Escenarios
Jueves 06 agosto, 2020

Carnada electoral

•Lozoya en PEMEX
•Van por expresidentes

UNO. Expresidentes embarrados

El caso Emilio Lozoya y la corrupción en Pemex se ha convertido en “el anillo al dedo” que la tribu de MORENA necesitaba y esperaba como desastre electoral para la oposición, el PAN y el PRI.

Luis Velázquez

El asunto ha permitido, entre otras cositas, embarrar a los ex presidentes Enrique Peña Nieto, PRI, y Felipe Calderón Hinojosa, PAN.
Pero además, ampliar el estercolero a funcionarios del gabinete legal de Peña Nieto, como por ejemplo, Luis Videgaray Caso, el poderoso secretario de Hacienda y Crédito Público y Relaciones Exteriores, de quien, se afirma, fue, es, cabildero de López Obrador en Estados Unidos.

DOS. Coctel explosivo

Otros políticos están presos. Entre ellos, la ex perredista y casi casi priista, Rosario Robles Berlanga, ex secretaria de Desarrollo Social y Desarrollo Urbano, ex jefa de Gobierno en la Ciudad de México y lideresa nacional del PRD, partido que también dirigiera López Obrador.
Genaro García Luna, el poderoso ultra contra súper secretario de Seguridad Pública federal en el tiempo de Felipe Calderón.
Y César Duarte, ex gobernador de Chihuahua, el priista del nuevo siglo como dijera Peña Nieto también de Javier Duarte y Roberto Borge Angulo.
Todos, con Lozoya ahora, en el cóctel explosivo para cacarear el combate a la corrupción iniciado por López Obrador, de cara, además, y de manera coincidente, a la elección de quince gobernadores de aquí a mediados del año entrante.

TRES. Poncio Pilatos

Desde la conferencia mañana, López Obrador es jugador de altos vuelos en las grandes ligas.
Por un lado, “se lavó las manos” asegurando que nunca procedería en contra de Peña Nieto y Felipe Calderón.
Pero…
Pero si la población así lo decide en una encuesta ciudadana, entonces, el pueblo manda.
En el juego y rejuego, y “mientras son peras o manzanas”, López Obrador alienta la posibilidad jugando al Poncio Pilatos del siglo XXI.

CUATRO. Salpicadero electoral

En la percepción ciudadana, la seguridad de que el cochinero en Pemex con Lozoya Austin salpicando a Peña Nieto y Felipe Calderón, anexos y conexos, está demasiado posicionada.
También está cuajada la sensación de que el obradorismo ha garantizado blindaje a Lozoya a cambio de desembuchar, sobre todo, golpeando a Peña Nieto.
Pareciera que el objetivo es claro:
A. Seguir exhibiendo al ex presidente.
B. Desacreditar a parte de su gabinete legal.
C. Encender a la población contra los políticos acusados de pillos y ladrones.
D. Ganar voluntades electorales a favor de los candidatos de López Obrador y MORENA.

CINCO. “La joya de la corona”

A menos de un mes del segundo informe de gobierno del presidente de la república el primero de septiembre, Lozoya, más que Rosario Robles y García Luna, “es la joya de la corona” para desnudar la corrupción de los gobiernos anteriores.
Más porque la corrupción es la prioridad número uno del obradorismo y que fue el gran pivote para ganar en las urnas en el año 2018 y lanzar del Palacio Nacional a los priistas y panistas.

SEIS. La gran carnada

Entonces, Lozoya, Peña Nieto, Felipe Calderón, García Luna y Rosario Robles, integran la carnada superior para pescar los votos en las urnas el año entrante.
Y reposicionar a López Obrador como el Quetzalcóatl que con espada flamígera anuncia el advenimiento del paraíso socialista donde todos son, y serán, políticos honestos “a prueba de bomba”, incapaces de “meter la mano al cajón”, soldados de la patria y siervos de la nación como se hacen llamar con mucha, excesiva y demasiada petulancia.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.