cargando

En twitter:

8 Columnas
Lunes 13 julio, 2020

Historias Memorables


Los querendones
•Joan Sebastian
•Agustín Lara

Héctor Fuentes


En cosas de amores y de corazones, quizá Joan Sebastian (1951/2015) se da un mano a mano, por ejemplo, con Agustín Lara. El número de mujeres que pasaron por sus vidas como en un carrusel de caballitos...

Luis Velázquez

en feria pueblerina resulta incalculable.
Para su fortuna, cada mujer, igual que a Agustín Lara, le inspiraba varias canciones y a cada una le fue componiendo.
n la versión popular se afirma, sin embargo, que a la mujer que más compuso canciones fue a Maribel Guardia.
Su corazón era tan romántico y querendón que compuso canciones a tres amores platónicos.
Uno, Salma Hayek.
Dos, Thalía.
Y tres, Lucerito.
Escribió una canción, Amor secreto, cuyo destinataria siempre mantuvo en el secreto absoluto y total.
Lo más que llegó a trascender fue que era para una mujer casada, igual que él, y con quien tuvo relaciones amorosas, pero siempre bajo la más elemental discreción.
Su vida fue transmitida en televisión el fin de semana y entrevistan, entre otras, a Maribel Guardia.
Yo sabía, confesó, que era de "ojo alegre" y que mujer que le gustaba luchaba para hacerla su pareja y le componía canciones.
Pero además, era muy celoso y por todo encorajinaba.
Que por qué usas ese vestido para el palenque. Que por qué te besan así en las películas. Que por qué llegaste tarde. Que por qué no puedo acompañarte a la filmación.
Hasta que Maribel estalló y se divorciaron.
Según las versiones, a dos de sus hijos los mataron y significó el peor dolor y sufrimiento de su vida.
Hacia el final de sus días, se fue achicando porque tenía deficiencias en los huesos.

RAÚL VELASCO LO DESDEÑÓ...
Hijo de padres pobres, Joan Sebastian fue internado en un seminario cuando en el siglo pasado era la costumbre para, digamos, encontrar un mejor destino, de igual modo como meterse de soldado en alguna zona militar del país.
En el seminario descubrió su vena artística para tocar la guitarra y para componer canciones, y día llegó cuando de plano decidió soñar con su otra vida.
Y dejó el seminario para escarbar la posibilidad en la música.
Varios años después tocó a la puerta de Raúl Velasco, en Televisa, para una oportunidad en "Siempre en domingo".
Y el genio de la televisión rosa lo desdeñó con las siguientes palabras:
"Estás muy chamaco".
Y Joan Sebastian agarró camino por otros lados, entre ellos, los palenques.
Empezó a ganar dinero. Ahorró. Compró ranchos, incluso en Veracruz, en el sur de la entidad, a la altura de Acayucan.
Y cuando por fin debutó en Televisa con Raúl Velasco, le recordó aquel episodio adverso, duro y cruel, y Velasco le pidió una disculpa en público.
Sus padres murieron antes de su éxito.
Dos caballos eran sus preferidos. Uno de ellos, igual que él, enfermó de gravedad y murió en los días que Joan Sebastian también falleció.
"He vivido, dijo, y la vida ha sido muy generosa conmigo. Y me iré en paz".
Algunas veces, procedente de su rancho en Acayucan camino a la Ciudad de México, detenía su camioneta en un restaurante frente al Golfo de México, únicamente para comer un helado.
Bajaba solo de la camioneta y discretos, un par de escoltas lo cuidaban. Ocupaba el rincón más arrinconado del restaurante, comía solo el helado y se retiraba, sin voltear a los lados.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.