cargando

En twitter:

Expediente 2020
Jueves 02 abril, 2020

Aristas del poder

El estilo personal de ejercer el poder de la izquierda en Veracruz es un cuadrivivio. A, una política reactiva... que va siguiendo a los problemas. B, el día con el día, sin mirada al futuro. C, el desdén y la indiferencia. Y D, la frivolidad y el pitorreo.
Dieciséis meses del góber de Amlove, semana con semana, mes con mes, están haciendo la diferencia con sus antecesores en la silla embrujada del palacio, trono imperial y faraónico, el Veracruz de un solo hombrecito, el tlatoani, el gurú, el chamán.

Luis Velázquez

Por ejemplo, algunas circunstancias multiplicadoras del Veracruz que se vive y padece.
1) La reacción tardía ante el coronavirus, negando incluso la realidad real. Todo, reproduciendo el modelo Amlove en el país. Por lo general en cada pueblo, familiares y amigos revelando un conocido enfermo con el COVID recién retornado de Europa donde vacacionaba.
2) El agarrón entre el secretario General de Gobierno y el presidente municipal de Veracruz por las medidas tomadas. Y aun cuando igual que Fernando Yunes Márquez, un montón de alcaldes (68 en total) también, digamos, a ojos del vicegobernador, radicalizados, la cartita fue solo para el alcalde jarocho. El rencor y el odio y la venganza, a flor de piel del Cristo negro de Otatitlán y Esquipulas. Los antiguos resabios de la campaña electoral.
3) Veracruz en un virtual Toque de Queda, Estado de Sitio, todo mundo acuartelado igual que en el resto del mundo, y el góber amloviando impartiendo clases de Matemáticas en línea a los profes de Zenyazen Escobar. ¡Vaya frivolidad tan petulante, fifí y sabadaba! El profe, mostrando, ajá, su vocación magisterial “a prueba de bomba. Nadie lo eligió para volverse profe de Internet.
4) Por tercera ocasión, las autodefensas, guardias comunitarias del sur de Veracruz, desfilando con la misma bandera. Alto a los secuestros. Alto a los feminicidios. Vigilancia radical en Sayula de Alemán, el municipio más afectado, ahora. Y en respuesta, los oídos sordos. Peor tantito, el góber, el secretario de Gobierno y de Seguridad Pública y la Fiscal, asegurando que el oleaje violento va a la baja y en caída libre. Incluso, avalado por el secretario de Seguridad Nacional, Alfonso Durazo, se ignora, si previo acuerdo.
5) El presidente del CDE del PAN, Joaquín Guzmán, amurallado por su gabinete legal y ampliado, en su conferencia de prensa semanal y pidiendo “peras al olmo”. Y sin que nadie en el palacio de Xalapa escuche. Incluso, hasta a “loco” lo tirarán. ¡Vaya, pidió la renuncia del secretario de Salud!
6) La obsesiva obsesión de defender al primo incómodo, Eleazar Guerrero, subsecretario de Finanzas y Planeación, y su nómina de familiares, cuates, socios y aliados, con el nepotismo y el tráfico de influencias y el conflicto de intereses de por medio. Además, el resto del gabinete con la parentela en cargos públicos y la nómina. Les vale. Y que los demás, conservadores, neoliberales y emisarios del pasado sigan despotricando. Los políticos guinda y marrón, “en los cuernos de la luna”.
7) La defensa más apasionada del góber de Amlove por algunos secretarios de su gabinete. Por ejemplo, “tirando la espada en prenda” por el secretario Éric Cisneros ante las denuncias del diputado local de MORENA, Magdaleno Rosales Torres (ya encaramado en la Comisión Estatal Interina de MORENA) por la compra de bienes materiales, y con recursos del erario, en Baja California, su tierra adoptiva, y hacia donde migró con la familia luego de tanto bullying en el pueblo y que ahora volvió con el apodo legendario del billar.
8) El famoso conductor televisivo y radiofónico, Eduardo Videgaray, La corneta, pitorreándose del góber en su programa. Fue a propósito de cuando se lanzara contra el alcalde jarocho. Un lenguaje cantinflesco al que nada se le entendió. El profe de Matemáticas desde TV Más, el gigantesco salón de clases.
9) El vicegobernador, con los guantes puestos, según él, para someter a los contestatarios, insumisos, rebeldes e inconformes. Pero la alcaldesa de Tamiahua, Citlalli Medellín, fue bragada. Dijo: “Me tiran a loca”… cuando prohibió, igual que otros ediles del norte de Veracruz, el turismo y el acceso de unidades móviles foráneas en su pueblo. “Solo quiero trabajar para proteger al municipio”, advirtió, y reveló que en 71 comunidades estableció guardias sanitarias, un remedo de las guardias comunitarias del sur de Veracruz.
10) El desdén y los calambres y la indiferencia a los ediles incómodos. Por ejemplo, al panista Fernando Yunes. Cero apoyo para obra pública. Cero apoyo para el carnaval. Cero apoyo para los 500 años de la fundación del primer Ayuntamiento de América Latina en tierra firme. Y todavía, la cartita para someterlo. Tampoco, claro, el góber de Amlove (“Amor y paz”, abracitos y besitos), asistencia a eventos públicos. Incluso, el decibel más alto del desdén: su presencia en otro acto público el mismo día y a la misma hora en la misma ciudad.
11) El desarrollo neurológico del góber es el siguiente en los dieciséis meses: primero, soy fifí. Después, soy sabadaba. Luego, soy salsero. Enseguida, soy catrinero. La última vez, soy profe de Matemáticas en línea. Simple y llanamente, el hazmerreír nacional. El debut de su Miss Liverpool el día de la toma de posesión fue retirado de la cancha pública. Ahora, despacha por ahí en la secretaría del Medio Ambiente, ingeniera ambiental que es o alardea.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.