cargando

En twitter:

Expediente 2020
Sábado 22 febrero, 2020

Coliseo jarocho

El Veracruz político y social es un coliseo de todos contra todos. ¡Y sálvese quien pueda! Por ejemplo:
El góber jarocho de AMLO, con su obsesiva obsesión de triturar a la yunicidad panista. Igual, igualito que en los sexenios priistas y el bienio azul, “no dejar títere sin cabeza”. Todos los antecesores, pillos, ladrones y corruptos. Todos nosotros, los que estamos en el poder, ángeles de la pureza. La historia, repitiéndose.

Luis Velázquez

El resultado, un Veracruz polarizado, donde las elites gobernantes son unas sátrapas del pasado y en tanto los 6 de los 8 millones de habitantes en la pobreza y la miseria según Inegi y Coneval, les valen.
El secretario General de Gobierno, despotricando, además, de contra los panistas y priistas, contra el gremio reporteril. Los acusa, entre otras cositas, de narcos, al servicio de la delincuencia organizada.
Además, la senadora de MORENA, la profe Gloria Sánchez, denunciando en el Congreso de la Unión una conspiración mediática contra el góber jarocho, caray, primero, sin aportar pruebas concretas y específicas, y segundo, considerando que si así fuera, lo procedente es interponer una denuncia penal, y tercero, ni modo que unos reporteros sean capaz de tumbar a un gobernador.
Nunca, por ejemplo, se ha dado en la historia ni de Veracruz ni del país. Ni siquiera, vaya, cuando el asesinato por la espalda del columnista don Manuel Buendía en el sexenio de Miguel de la Madrid.
El presidente de la Mesa Directiva de la LXV Legislatura, diputado de MORENA, Rubén Ríos, defendiendo a ultranza al secretario de Seguridad Pública, a quien, dice, ni siquiera se “le puede tocar con el pétalo de una rosa” y se lanza contra los críticos porque cometen el grave delito de exigir seguridad en la vida y en los bienes.
Unos diputados locales de MORENA, conocidos como “Los Malenos”, marcando la raya del resto de los legisladores de su partido guinda y marrón y creando y recreando y de hecho y derecho una nueva bancada porque el jefe Magdaleno Rosales Torres se lanzó a la yugular del gobernador y del secretario de Gobierno y con todo terminaron excluidos del reparto de las mieles.
8 diputados locales del PAN se sublevaron a la decisión del presidente del CDE, Joaquín Guzmán Avilés, por nombrar a Omar Mirando como coordinador en vez de Sergio Hernández, He Man, y se mantienen.
Y en respuesta, Guzmán Avilés les ha advertido que de continuar sublevados ninguno será candidato a un cargo de elección popular en el año 2021.
Guzmán Aviles rafagueando a uno que otro secretario del gabinete legal del gobierno de Veracruz. La última acometida, contra el titular de Salud, Roberto Ramos Alor. Antes, contra la Fiscal.

MUCHAS CACAYACAS
Varios secretarios del gabinete legal y ampliado del gobierno de Veracruz han interpuesto denuncias penales en la Fiscalía en contra de un montón de yunistas.
Y más de un año y dos meses y medio después, solo un detenido, ex funcionario de SEFIPLAN, en el penal de Pacho Viejo.
Y en los demás casos, ningún detenido. Algunos, sin embargo, prófugos de la justicia, viviendo quizá “a salto de mata”.
Pero “mucho ruido y pocas nueces”, se ignora si por la incapacidad manifiesta de la Fiscalía para proceder con las órdenes de captura.
Y al mismo tiempo, dejando un Veracruz fracturado, dividido, escindido, partido en decenas y cientos de cachos y cachitos.
Peor tantito:
Ningún tacto social, ninguna operación política, hubo de por medio para lanzar a la cancha pública la iniciativa de ley para despenalizar el aborto y revisar el matrimonio igualitario, en tanto, una pareja gay de Tantoyuca, la tierra de El chapito, se casó el fin de semana en Hidalgo, donde es posible ya.
Mientras, la peor confrontación de las elites religiosas y evangélicas y los activistas de la diversidad sexual y del legítimo derecho de las mujeres a disponer de sus vidas y sus cuerpos, y en todo caso, en común acuerdo con sus padres y parejas.
Y en medio de la pobreza y la miseria, el desempleo, el subempleo y los salarios de hambre, y la baja y pésima calidad educativa y de salud, y ni se diga de seguridad y procuración de justicia (el caso Isla una vergüenza social), la discordia pública con el aborto y la boda gay.
Incluso, feligreses contra feligreses, unos, y como dice aquel, liberales, y otros, conservadores.
Y las elites eclesiásticas contra los activistas y viceversa.
Y parte de los diputados locales, “dejando hacer y dejando pasar” y vendiendo esperanzas y utopías.
Y el gobierno de Veracruz, ajá, fingiéndose sordo, quizá, acaso, porque así distraen la atención sobre los gravísimos pendientes sociales, el más terrible y espantoso, el tiradero de cadáveres.

POLÍTICOS DAN CLASES DE PERIODISMO
Incluso, y como siempre ha ocurrido en otros tiempos, el secretario de Seguridad Pública, SPP, impartiendo clases de periodismo a los diaristas y justificando que “por ganar la nota” cometen deslices informativos como en el caso Isla.
En todo caso, el titular de la SSP solo reproduce el discurso del góber jarocho de AMLO en contra de los medios a quienes ha regañado en pública argumentando que es profesor y que su señora madre es maestra de Literatura, Lectura y Redacción, y por ósmosis le llega la bendición literaria.
Un Veracruz, pues, en la discordia, quizá porque así conviene a los jefes políticos y partidistas. La vida pública, como un ring, un coliseo, un infierno.
El descrédito político, social y moral como instrumento para ganar voluntades y simpatizantes.
Insólito: a pesar de que así son los hechos de cada día, en medio de la discordia, por fortuna a ningún político escurre sangre de la lengua cuando invoca y convoca la unidad social.
Y lo peor, ningún político, ningún líder social, ni de la iglesia ni de los evangélicos, vaya, tejiendo y volviendo a tejer la posible concordia.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.