cargando

En twitter:

Expediente 2020
Sábado 15 febrero, 2020

Narco/reporteros

El secretario General de Gobierno sigue con su teoría de los narco/reporteros en Veracruz. Durante casi toda su vida vivió exiliado en Baja California, su tierra adoptiva, y de pronto la vida fue generosa y se encumbró y ahora vive con su gran teoría conspirativa. Incluso, hasta la senadora Gloria Sánchez denunció una conspiración mediática en contra del góber jarocho de AMLO en la tribuna parlamentaria, creyendo que solo con su palabra, sin pruebas, sin documentos, era y es suficiente.

Luis Velázquez

El primer descubrimiento de "El dos de palacio" fue en la feroz campaña para destituir al Fiscal carnal de Miguel Ángel Yunes Linares. Tiene "un Cartel de Reporteros" dijo el segundo del palacio. Luego, desde alguna zona del poder partidista, le reviraron asegurando que también él, como titular de la SEGOB jarocha, tiene o tenía su cartel.
Meses después insistió en que el Cartel de Reporteros defendía con todo y por todo al exfiscal.
Y para entonces, y al mismo tiempo en un doble juego, se había acercado a los trabajadores de la información. Primero, con la exposición de caricaturas en Otatitlán, que sueña en convertir en un pueblo modelo de MORENA, y segundo, con los diaristas invitados a un periplo turístico en Baja California cuando su debut como escritor... colectivo.
Ahora, lo ha vuelto a comprobar en el zipizape de Isla, donde, aseguró, y luego de los veinte detenidos y 6 heridos, primero, que los manifestantes fueron acarreados desde Loma Bonita, Oaxaca, "por un grupo delictivo de la zona".
Y segundo, que "el grupo delictivo que atacó la base policiaca estuvo reclutando a algunos comunicadores de las regiones cercanas a Isla para llevarlos a filmar y grabar" (La Jornada México, Eirinet Gómez López).
¡Ah!, también reveló que tanto las autoridades estatales como federales "realizan una investigación", y bueno, ojalá, ojalá, ojalá y encontraran las pruebas de los narco/reporteros y de inmediato interpusieran las denuncias penales.
Habría de recordar que también Javier Duarte, el ex gobernador preso en el Reclusorio Norte de la Ciudad de México condenado a 9 años de prisión, creía que algunos de los diecinueve reporteros asesinados en su sexenio tenían ligas y malas amistades con los Carteles, pero nunca, jamás, jamás, jamás, puso una denuncia penal, considerando, igual que la profe Gloria Sánchez, que su palabra de jefe del Poder Ejecutivo era suficiente.
"¡Cállate, chachalaca!" diría AMLO. "Amárrate la boca!" dice el Eclesiastes.

ACARREADOS S.A. DE C.V. Nadie duda ni dudaría de que en la vida hay narco/reporteros. Y más, si hay Fiscales con primas hermanas como "Jefazazazas" de los malandros.
De igual manera, digamos, como hay narco/políticos. Y narco/gobernadores. Y narco/legisladores.
Pero, caray, cuando "El dos del palacio" insiste una y otra y otra y otra vez en su teoría sin aportar pruebas en el discurso mediático ni tampoco interponer una denuncia penal dada la gravedad del asunto, ta´canijo utilizar el cargo oficial y el aparato gubernamental para dividir el mundo reporteril entre narcos y ángeles de la pureza, y entre los amigos y los enemigos, y entre los puros y los impuros.
Y más porque creyendo que elegidos por dedazo están dotados de un talento y una inteligencia y virtudes y cualidades, a tono con la Cartilla Moral, "para hacer y deshacer".
Más, mucho más ganaría la población electoral si el segundo del palacio denunciara a los narco/reporteros antes, mucho antes que seguir denostando al gremio.
Incluso, y sin ningún resultado, la presidenta de la Comisión Estatal de Atención y Protección a Periodistas, CEAPP, ha denunciado agravios de funcionarios públicos a los trabajadores de la información, aun cuando nunca se ha detenido en el bombardeo nuclear del secretario de Gobierno.
Peor resulta, por ejemplo, que cuando fracasa el diálogo, la negociación y los acuerdos para dirimir un pendiente social, la policía antimotines entra al quite con la macana y el tolete y los gases lacrimógenos por delante enfrentando a una parte de la población defendiéndose con palos y piedras.
Y todavía de ñapa, se asegure que fueron "acarreados" de Oaxaca con los reporteros "reclutados" de la región.

OBSESIVA OBSESIÓN
Desde el gobierno guinda y marrón de Xalapa pareciera que siguen dividiendo al gremio reporteril, de por sí tan fragmentado, digamos con optimismo, por cuestiones profesionales en la búsqueda de la información.
Los buenos y los malos. Los que están con nosotros y quienes están en contra. Los amigos de la 4T y los enemigos opositores. Los liberales y los conservadores. Los chairos y Siervos de la Nación y los apóstatas y herejes, igual, igualito que en el tiempo de los priistas y de los panista y de los perredistas.
El reportero y escritor, Ricardo Ravelo Galo, dice, por ejemplo, que cada presidente de la república y cada gobernador tienen su cartel preferido durante 6 años.
Y en tal lógica, entonces, también hay, existiría un Cartel de Reporteros en cada sexenio, tanto al servicio, digamos, de los malandros, y de los políticos en turno trepados en el poder.
Y significa la fuerza de la costumbre, la tradición, la historia, la leyenda y la mitología.
Y, en todo caso, el secretario de Gobierno solo convoca la enseñanza de la historia y habla del Cartel de Narco/reporteros.
Pero si es así, entonces, y dada la investidura y más allá de la sagrada palabra oficial, ajá, solo restaría que el funcionario pusiera la denuncia penal contra los periodistas al servicio del narco en Veracruz dada su obsesiva obsesión.
Seguir hablando así nomás de un hecho o una posibilidad equivale al peor agravio a los derechos humanos, a la dignidad y a la vida.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.