cargando

En twitter:

Escenarios
Martes 11 febrero, 2020

Propinas de 5 pesos

•Meseros agraviados
•Aquel tiempo priista...

UNO. Propinas de 5 pesos

Muchos meseros se quejan de las propinas de los clientes. En la mayor parte de los casos, dicen, ni siquiera cumplen con el espíritu de la ley que lo estableció entre el diez y el quince por ciento de la cuenta total.

Luis Velázquez

Por ejemplo, hay clientes que dejan de 5 a 10 pesos de propina con cuentas que sobrepasan los quinientos pesos.
Los meseros se quejan más porque de acuerdo con las reglas internas en cada restaurante, las propinas han de repartirse con el resto del personal, incluidos desde los encargados de la cocina hasta los operadores en los baños.
Es más, se han dado ocasiones donde algún mesero, invocando y convocando su dignidad, regresa a la clientela los 5 y 10 pesos que le dejaron de propina y de ñapa con una preguntita:
“¿Tan mal lo traté, patrón?” suelen exclamar.
Por eso, hay meseros que a la hora de rendir cuentas dicen que les fue mal, muy mal, con las propinas, y solo aportan unos cincuenta pesos para repartirse entre todos.

DOS. Propinas priistas y panistas
Fueron unos diputados federales hace varios sexenios quienes acordaron las propinas del 10 al 15 por ciento en el país.
Pero de todo hay en la viña del Señor.
Por ejemplo, en aquellos tiempos priistas y panistas, los políticos solían dar el 15 por ciento de propina… con cargo al presupuesto y previa factura.
Otros políticos y líderes sindicales poderosos, además de la propina, solían repartir un billete extra y que incluso hasta el capitán de meseros le tocaba, a cambio, claro, de que todos se formaran en la hilera para estar pendiente del mínimo capricho del patroncito en turno.
Había líderes sindicales que por aquí entraban al restaurante todos los meseros se formaban para saludarlo dejando a la clientela en ascuas.
Pero aquellos ya se fueron ahora con la austeridad republicana y la Cartilla Moral.
Y sin embargo, el grueso de la clientela en el café y el restaurante y en el antro y el bar es población civil que apenas, apenitas, se reduce a una propina de 5 a 10 pesos.

TRES. Gravar las propinas
Los días adversos para los meseros están a punto del derrumbe total porque unos diputados federales ya pusieron en la cancha gravar con un impuesto las propinas.
Se ignora si la iniciativa de ley fue pasada a comisiones donde podría quizá dormir “el eterno sueño de los justos” y esperar otros tiempos.
O si por el contrario, la iniciativa se esté cocinando para el momento oportuno asestar el machetazo.
Y es que en materia turística, los trabajadores perciben el salario mínimo y la apuesta es por las propinas.
Por eso, y desde tiempo legendario, los meseros, por ejemplo, utilizan filipinas, para que en sus bolsas gigantescas los clientes depositen un billetito extra a la hora de retirarse.
Y, bueno, eso de gravar las propinas parece, de entrada, una locura.
Nadie, por ejemplo, puede cuantificar las propinas en una jornada laboral de los meseros.
Y si algún curioso por ahí les pregunta cuánto sacan de propina siempre les contestarán, lógico, obvio, con una mentira.
Por fortuna, con todo y los 5 y 10 pesitos de propina, en términos generales a los meseros les va bien.
Bastaría referir que muchos tienen su coche y otros tripulan sus motocicletas y a veces, en el día de descanso, suelen llegar al café donde trabajan acompañados de sus familias para que otros meseros les atiendan y les dejen, vaya paradoja, de 5 a 10 pesos de propina.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.