cargando

En twitter:

Barandal
Sábado 11 enero, 2020

Asaltos en carreteras

•Horror de transportistas
•Nadie está seguro

ESCALERAS: El camión Mercedes Benz 1997 con carrocería tipo redilas, placas HH-1035-A, de Hidalgo, color blanco con franjas verdes, circulaba en la autopista Veracruz-Córdoba hacia las 21:30 horas del domingo 29 de diciembre, 2019.

Luis Velázquez

Iba cargado con quince toneladas de cítricos. Se dirigía a la Ciudad de México para la entrega en la Central de Abastos, aquella que hace muchos años sustituyera al gran mercado de La Merced, donde en otros tiempos llegaban camiones de carga repletos de productos agropecuarios de Veracruz.

PASAMANOS: El chofer era Javier M y era el único tripulante del Mercedes Benz. Él solito podía echarse la faena laboral. Y más, en la noche, cuando la noche es más, mucho más peligrosa que el día.
Entonces, hacia las 9 de la noche con 32, 33, 34 minutos, un vehículo se le atravesó a la altura del kilómetro 72+000.
Y de la unidad móvil bajaron un par de tipos malencarados, sicarios, pistoleros, malandros, malosos.
Y con las pistolas refulgiendo en la noche lo obligaron a detenerse.
Y Javier metió el freno...

CORREDORES: Luego, pistola en la sien, le ordenaron salirse de la carretera y meterse al monte en un lugar que ellos ya tenían calculado.
Y lo bajaron de la unidad. Y lo amarraron de pies y manos. Y se llevaron el camión cargado con las 15 toneladas de cítricos.
Javier M permaneció 5 horas amarrado hasta que entre las 2 y 3 de la mañana pudo liberarse de tanto forcejear con las reatas.
Se consumó así un atraco más en las carreteras de Veracruz.
Y es que la ola de inseguridad ha causado demasiados estragos a los empresarios camioneros, tantos que en unos casos integraron una red de comunicación, pero ni así.
Los carteles y cartelitos son más poderosos, pues son los dueños de las carreteras de norte a sur y de este a oeste de Veracruz.

BALCONES: Todos los transportistas se duelen. La mayoría han sido víctimas en los caminos llenos de incertidumbre y zozobra.
De algún modo se reproduce el Veracruz de Agustín Acosta Lagunes, 1980/1986, cuando dominaban los carteles de los caciques, y como en el caso de la zona conurbada Veracruz-Boca del Río, el cartel de Felipe “El indio” Lagunes, operaba en las carreteras sembrando el terror y el miedo.
Incluso, “El indio” destinaba un día a la semana para que sus pistoleros saquearan en los caminos y que correspondía a su salario mensual.

PASILLOS: En repetidas ocasiones, los transportistas han levantado la voz para documentar la incertidumbre, pero nunca han sido escuchados en el gobierno del estado, ni tampoco en el federal.
Es más, se han dado casos, por ejemplo, cuando hasta los camiones cargados de gas doméstico fueron asaltados y exigido un pago millonario para su liberación.
Peor tantito, los choferes han sido asesinados como medida de terror y miedo.

VENTANAS: Según versiones, hay transportistas quienes de plano contratan un carro escolta para trasladar sus productos porque la ola de violencia en las carreteras está desbordada.
Y, bueno, con más de dos mil 500 asesinatos, entre ellos, de mujeres, niños, ancianos, políticos, líderes partidistas y sindicales, activistas sociales, policías y reporteros, los transportistas quedan más desprotegidos que nunca.
Nadie está seguro. Tampoco ningún sector social y empresarial. Nadie tiene la vida garantizada ni en sus bienes.
Y lo peor, nada, absolutamente nada, anuncia una lucecita en el largo y kilométrico y siniestro túnel de la zozobra.
Y de ñapa, la versión de que el secretario de Seguridad Pública anda soñando con la Fiscalía General de Veracruz, porque los zapatos le quedaron demasiado grandes…


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.