cargando

En twitter:

PosData
Jueves 05 diciembre, 2019

Primero perdió a su madre y luego policías lo desaparecieron

Cada mañana salía de casa en Ciudad Mendoza para vender ropa hasta que un día se topó con unos policías que, junto con seis compañeros más, se los llevaron
•No es casado, no tiene hijos, es hijo único y desde hace más de un mes la familia lo busca



Por ANTONIO OSORIO OJEDA/En Misión Especial

Cuidad Mendoza, Ver.- Daniel García Reyes acababa de cumplir 25 años cuando vivió una doble desgracia: primero, perder a su señora madre y, después, -el pasado 26 de octubre-, al ser desaparecido junto con otros 6 comerciantes de ropa, vecinos de Ciudad Mendoza, presuntamente a manos de policías municipales de Ixtaczoquitlán. Las víctimas forman parte de un total de 10 desaparecidos que se registraron durante octubre y 16 en el año en ese municipio.

  • Siete comerciantes de la zona centro siguen desaparecidos

  • Siete comerciantes de la zona centro siguen desaparecidos

  • Siete comerciantes de la zona centro siguen desaparecidos

  • Siete comerciantes de la zona centro siguen desaparecidos

El caso de desaparición forzada puso en “jaque” ahora al gobierno de Cuitláhuac García Jiménez, y remite al caso similar que ocurriera el 11 de enero del año 2016, en el duartismo, cuando cinco jóvenes, entre ellos una mujer, vecinos de Playa Vicente, fueron detenidos y desaparecidos por policías estatales de Tierra Blanca.
Tras un mes y una semana, los familiares de los tianguistas de Ciudad Mendoza no tienen ninguna señal de su paradero, y por si fuera poco fueron evadidos por el Gobernador, cuando trataron de dialogar en un hotel de Orizaba, donde le fue negada la entrada a la coordinadora del Colectivo Búsqueda de Desaparecidos de la zona Córdoba-Orizaba, Aracely Salcedo Jiménez.
En 38 días, los afectados han realizado manifestaciones en la comandancia de Ixtaczoquitlán, bloqueos carreteros, así como plantones en la Fiscalía de Córdoba, y también afuera de la escuela “Esfuerzo Obrero” de Ciudad Mendoza, donde con lonas y fotografías de los desaparecidos, han exigido que las autoridades hagan algo para encontrar a sus seres queridos.
Cada mañana, Daniel salía de su casa, ubicada en la colonia El Águila, para dirigirse a trabajar como vendedor de ropa en la zona de Ciudad Mendoza, Río Blanco y Fortín, empleo en el que se estableció luego de terminar su bachillerato, ya que, a pesar de ser hijo único, las finanzas de su familia no le permitieron continuar con sus estudios.
Aunque no estaba casado, ni tenía hijos, solía pasar horas con su novia y con sus amigos; además, en sus ratos libres le gustaba ir a correr, nadar, jugar fútbol y frontón, para mantenerse en forma.
Así transcurría su vida, hasta que el pasado sábado 26 de octubre, elementos de la Policía Municipal de Ixtaczoquitlán -municipio gobernado por el empresario transportista Miguel Ángel Castelán Crivelli-, lo detuvieron, junto con sus compañeros tianguistas identificados como Ricardo Montesinos Núñez, de 20 años; Joel Reyes Flores, de 43, y Humberto Gil García, de 32 años.
Al transcurso de las horas, desaparecieron junto con otras tres personas, que resultaron ser el hermano y la esposa de Joel, de nombre Jorge Obed Reyes Flores y Luisa Carrera Valdés, de 41 y 30 años de edad respectivamente, así como Jorge Alducin, de 45 años,
Quienes habían acudido a sacarlos de la cárcel, e incluso reportaron que ya iban de regreso para su domicilio, al cual nunca llegaron.
La historia señala que Daniel, Joel, Ricardo y Humberto habían viajado desde Ciudad Mendoza hasta Fortín, como siempre lo hacían, para dejar una camioneta cargada de ropa en un almacén; luego, cuando regresaban en un taxi –el número 170 de Fortín-, fueron detenidos por policías municipales, en el tramo Fortín-Cuautlapan, a la altura de “La Quebradora”.
Más tarde fueron llevados a la comandancia, donde ingresaron a los separos, presuntamente por órdenes del director de Gobernación, Octavio Alejandro Pérez, hasta que Luisa Carrera, junto con su cuñado Jorge Obed, acompañados por Jorge Alducin y un abogado, junto con su hijo, acudieron a pagar la multa y los liberaron.
Sin embargo, cuando se retiraban a bordo de la camioneta del abogado, fueron “levantados”. No obstante, se estableció que el taxista, junto con el defensor y su hijo fueron dejados en libertad.
También, se estableció que el taxi fue enviado a un corralón de grúas del municipio de Córdoba, y que al día siguiente el chofer acudió a renunciar a su trabajo y a entregar las llaves al propietario de la unidad, argumentando que ya no quería saber nada de ese trabajo.
Las cámaras de videovigilancia, que se ubican afuera de la comandancia, captaron el momento en el que salen todos juntos, cuando suben a una camioneta roja y luego ya no se supo nada de ellos, ni las autoridades han dado respuesta de nada a los familiares.
A cada momento, sus allegados recuerdan que Daniel y el resto de sus acompañantes no andaban metidos en cosas ilícitas, sino trabajando en la venta de ropa; ya venían de dejar mercancía, venían de regreso de Fortín hacia Ciudad Mendoza, pero fueron detenidos en el tramo de Fortín a Ixtaczoquitlán, aseguran.
Luego, reiteran, el chofer era un taxista de confianza de ellos, y aunque no se sabe cómo se llama, lo conocían porque lo contrataban cada ocho días y por ser de confianza los llevaba hasta Ciudad Mendoza.
“Ellos siempre le hablaban para que fuera a traerlos, pero en el tramo de Fortín a Ixtaczoquitlán, los detuvo la Policía, por exceso de velocidad, de ahí los llevaron a los separos, pero no sabemos nada de cómo es que el taxista logró escapar. También venía un abogado que los fue a sacar de la cárcel y tampoco no se sabe algo de él”, argumentaron los familiares.

MÁS DE UN MES DE DOLOR PARA LOS FAMILIARES

La desaparición de los tianguistas cambió la vida de sus familias, de la noche a la mañana, ya que ahora los padres, abuelos e hijos sufren y lloran por sus seres queridos.
Uno de los familiares de Daniel, con los ojos enrojecidos, asegura que no duermen, ni descansan, porque siempre están con la incertidumbre de lo que estará pasando el joven, incluso sueñan que conviven con él, y esto agranda más su tristeza.
Daniel, acababa de cumplir sus 25 años en la misma semana en la que se lo llevaron; años antes terminó la preparatoria y después se puso a trabajar, cuenta el familiar con los ojos llorosos; recuerda que era un joven muy alegre, al que le gustaban los deportes, ir a nadar, ir a correr, y a jugar frontón, como todo joven que hace cualquier tipo de deporte.
Y desgraciadamente, lamenta, dos días antes de su desaparición, su madre había cumplido un mes de fallecida, a consecuencia de una enfermedad que la venía aquejando.
“Ya desde el sábado 26 no tuve comunicación con él, hasta la fecha no sabemos nada. No tiene hijos, no es casado, pero tiene su novia, es hijo único y la verdad se siente mucha preocupación por no saber nada de él; hay una incertidumbre por saber dónde estará, qué le estarán haciendo, cómo estará, hay mucha angustia ya después de un mes y días que no sabemos absolutamente nada de él”, señala su familiar.
Agrega que “así como siente su padre, también siente su abuelita y toda la familia, porque quieren saber una respuesta del gobernador, que los atienda con el Colectivo de Desaparecidos de Orizaba-Córdoba, porque sin él no van a platicar”.
“Queremos saber por qué el gobernador –Cuitláhuac García Jiménez- no nos quiere dar la cara, no se quiere sentar con nosotros, el martes supuestamente teníamos una reunión agendada, pero eso es mentira, nos avisaron al momento que teníamos la reunión y cuando vieron que llegó con nosotros la señora Aracely Salcedo Jiménez, el gobernador ya no nos quiso atender, nada más quería que entráramos puro familiar”, acusó otro de los familiares.
“Desgraciadamente el Gobernador salió huyendo por una puerta, al lado del hotel y custodiado por unas personas, de hecho iba en la parte trasera de una camioneta y se agachó cuando vio a los reporteros porque no quiso hablar con nosotros, no nos dio la cara para nada, y lo que queremos es que se esclarezcan estos hechos de nuestros familiares porque ya es mucho tiempo, lleva un mes y siete días, y ya queremos que él se siente con la señora Aracely y con el Colectivo de Desaparecidos Córdoba-Orizaba”, reprocharon los afectados.

ACUSAN CONTUBERNIO DE LAS AUTORIDADES

La detención de dos policías no tiene conforme a los afectados, pues otros 15 elementos ya no se presentaron a laborar a la comandancia, y hasta ahora no hay indicios sobre el paradero de los comerciantes.
“A nosotros no nos ha hablado nadie, no hemos recibido llamadas de nadie, no sabemos absolutamente nada, las fotografías de los desaparecidos ya están boletinadas, ya están circulando, pero hasta el momento no sabemos absolutamente nada de los hechos y el gobierno no nos atiende”, recriminaron.
Los afectados se quejaron de que “el gobernador no nos dio una cita para una próxima reunión, simplemente huyó de nosotros como huyen los delincuentes, y no se vale que nos esté dando promesas de que según se va a reunir con nosotros y jamás, hasta ahorita, por lo que pasó ayer, no le vemos fecha para que se reúna con nosotros”.
Este martes, las familias inconformes fueron convocadas a una reunión con el Gobernador, pero debido que no fue autorizado el ingreso de la coordinadora del Colectivo de Búsqueda de Desaparecidos la zona Centro, Aracely Salcedo Jiménez, los afectados optaron por no entrar a la reunión, situación que fue aprovechada por el Gobernador para escapar.
“No sabemos nada de nuestros familiares, también mi esposo está desaparecido desde el 26 de octubre, por eso queremos que nos ayuden y que hagan algo, porque no han hecho nada; si el presidente de Ixtac se escondió, también el Gobernador, qué decepción, da mucho coraje e indignación porque no sabemos dónde están nuestros seres queridos, ellos no hicieron nada malo, solamente cumplían con ir a trabajar y no regresaron a casa”, expusieron.
Molestos, indicaron que “las autoridades se burlaron de nosotros, de nuestro dolor, pero como dice la licenciada Aracely –Salcedo Jiménez- algún día los que están arriba tienen que bajar, todavía arriesgamos que esos policías nos maten porque nos tomaron fotos y tienen nuestros datos, por lo que, si nos llega a pasar algo, a nosotros o a nuestras familias, o a los encargados, responsabilizamos al gobierno de Cuitláhuac”.
El grupo de mujeres y hombres apoyó a la vocera del Colectivo, Aracely Salcedo, quien encaró al encargado de la oficina de Política Regional del Gobierno del Estado, Luis Arturo Santiago Martínez, y le reclamó a una fiscal su falta de voluntad para trabajar, por querer excluirla de la mesa de negociaciones, al señalar que no sólo son siete las víctimas de desaparición forzada en Ixtaczoquitlán, sino 16.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.