cargando

En twitter:

Expediente 2019
Sábado 30 noviembre, 2019

“Las brujas del mar”

Una nueva ONG está causando mucho escozor social. Fue bautizada con un nombre genial. Se llama “Las brujas del mar”, desde luego, del Golfo de México. Y si se revisa la línea ágata en los últimos meses están levantando la mano contestataria con más asiduidad que otras. Siempre, en defensa de la mujer, tiempo de un Veracruz en el primer lugar en feminicidios y secuestros y tiempo de las violaciones seriales, por vez primera en la historia desde que Hernán Cortés desembarcara en las playas de Chalchihuecan, con la bruja mayor, la Malinche.

Luis Velázquez

Ellas pusieron “el índice en la llaga purulenta”. Un Veracruz adolorido y ensangrentado, primero, por la inseguridad, y segundo, por la impunidad, el par de gemelas siniestras y sórdidas.
Ahora, levantaron su R-15 pacífica y denunciaron la distribución de fotografías y videos íntimos de mujeres “como si fueran tarjetas del Mundial” según la mirada de la investigadora de la Universidad Veracruzana, Rosío Córdoba, aquella maestra satanizada por el exfiscal incómodo, Jorge Wínckler García (Diario de Xalapa, Carla Cancino, 21 de noviembre).
Por lo pronto, afectó a 716 (setecientas dieciséis mujeres), pero son, o pueden ser, muchas más. “Amigas, colegas y familiares podrían estar involucradas”.
Las fotos y los videos circulan en “grupos privados de Facebook, Telegram, Whatsapp y cuentas de Twitter” con toda la impunidad del mundo…, por más y más que constituye un delito.
Fotos y videos que, en todo caso, bien pudieron haber sido tomados por las mismas (ex) parejas y (ex) amigos de las mujeres y que, digamos, quizá, por venganza, luego de una relación deteriorada y rota, las lanzaron al espacio cibernético, destrozando honras ajenas.
Peor todavía si se considera el mundo machista que viven y padecen las mujeres.

EXPLOTACIÓN SEXUAL DIGITAL
La investigadora de la Universidad Veracruzana, Rosío Córdoba, esposa del presidente municipal de Xalapa, militante de MORENA, también académico de la máxima casa de estudios, también activista, pidió, digamos, a la secretaría de Seguridad Pública y/o a la Fiscalía, se ocupen de los “packs”.
Se ignora si 9 días después del enunciado mediático habría sido escuchada. O por el contrario, como en la yunicidad, hostilizada y satanizada.
Pero “destapada la cloaca” por “Las Brujas del Mar” (así, con mayúscula por respeto a su alta investidura de defensa social) solo resta esperar la humildad del reino de Cuitlalandia para escuchar la protesta de la población femenina.
Y más, cuando Veracruz figura entre los estados con mayor explotación sexual digital, además, claro, de los primeros lugares en feminicidios y secuestros y en adolescentes embarazadas y en abortos y en cáncer de mama y en la producción y exportación de trabajadoras sexuales al resto de la nación.
Incluso, el llamado Frente Nacional para la Sororidad documenta que en Veracruz hay unos cuarenta y cinco mercados de explotación sexual digital en redes sociales y que acaso, prendiera los focos por encima, digamos, de la prostitución, los lenones y la trata de blancas, además de las violaciones y el acoso sexual que se está dando hasta en uno que otro maestro de la Universidad Veracruzana.
Tantito peor, según el Frente Nacional los municipios de Xalapa y Boca del Río llevan el liderazgo de la explotación sexual digital con mujeres de los 18 a los 30 años.
Un escenario angustiante, sombrío, sórdido y siniestro si se recuerda, de ñapa, que más de doscientas mujeres han sido asesinadas en los últimos doce meses y con los estados de México y Morelos, Veracruz encabeza la lista negra de la muerte femenina.

DELITOS QUE PERSEGUIR…
Los delitos son varios:
Uno. Fotos y videos particulares circulando en las redes sociales sin el consentimiento de las mujeres.
Dos. Fotos y videos hasta de menores de edad.
Tres. Además, la información personal de todas y cada una de las mujeres, digamos, como exhibiendo sus datos en la cancha pública.
Cuatro. Compra y venta de material íntimo de las mujeres.
Cinco. Fotos extraídas de las mismas redes sociales y expuestas en el tendedero cibernético.
Seis. Fotos, incluso, en bikini, y lo más insólito, fotos donde las mujeres aparecen dormidas o distraídas, y lanzadas al espacio sexual digital.
Siete. La estrategia consiste, observan las “Brujas del Mar” en extorsionar y presionar a las mujeres “para que acepten cualquier cosa con la amenaza de difundirlas si se niegan”.
Ocho. Y como el sexo, el erotismo, la pasión sexual y el machismo se mezclan y entremezclan entre los hombres, entonces, ellos mismos se las envían y se hace viral.
Hay, entonces, varios delitos que perseguir y si Veracruz está ya en el concierto mundial del erotismo digital, entonces, solo resta esperar, primero, que la Fiscalía se ocupe del asunto con pasión femenina, y segundo, que algunos de los cincuenta diputados locales abanderen la causa.
Los días y los meses del año por terminar han sido demasiados revolcados y adversos para las mujeres. Y por ningún lado se asoma una lucecita en el siniestro túnel.
Y sabrá el chamán con su bolita de cristal el destino inmediato. Pero todo indica que el estercolero real (feminicidios) y digital (packs) empeorará por una sencilla razón como es la impunidad, pues como nadie es castigado los malandros “crecen al castigo”.
Más, mucho más importante es defender a AMLO de los conservadores y favorecer a la Pepsi-cola como el refresco dietético en las escuelas primarias y secundarias y proclamar que “Veracruz me gusta” como estrategia, dicen, para jalar turismo europeo a Veracruz.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.